Curry de calabaza

Curry de calabaza

¿A quién le gusta los sabores intensos? El curry es un complemento alimenticio que tiene mil combinaciones. Magda, nuestra nutricionista, nos deja esta receta de Curry de Calabaza. ¡IDEAL!

curry de calabaza

¿Qué necesitamos?

  • Calabaza + otras verduras al gusto (en mi caso ha sido calabacín, pero puede ser cualquier otra como brócoli, champiñones, cebolla, ajos tiernos, coliflor, zanahoria, pimientos,… etc.)
  • Ajo
  • Curry
  • Un chorrito de bebida vegetal sin azucares añadidos (he utilizado la de soja porque es la que tenía por casa, pero se puede utilizar la de avena / arroz/ etc. La que más sabor da es la bebida/crema de coco)

¿Cómo lo hacemos?

  1. Picar el ajo y cortar la calabaza
  2. Saltear el ajo en la sartén (solo hasta que se dore un poquito) – yo lo hice SIN aceite
  3. Añadir los trozos de calabaza y otras verduras que habéis elegido junto con curry (al gusto) y cubrirlo con un chorro de bebida vegetal
  4. Dejar a fuego lento hasta que esté listo (añadiendo un poco de bebida vegetal si hace falta).

📝Mis notas: he añadido también un par de mejillones mientras se hacían las verduras para darles un toque de sabor a mar. Podéis utilizar también gambas, tofu, pollo, garbanzo, etc.

Os iremos dejando más recetas en nuestro blog, dentro del espacio creado: http://bit.ly/Zensya-Recetas

Y como ya sabéis, también podéis conseguirlas impresas en nuestro local y, si tenéis alguna duda, no dudéis en pedir cita con Magda, nuestra nutricionista.

¡Esperamos que os guste, zensyanos!

Equipo de Zensya

Please follow and like us:

STOP a la Fisioterapia pasiva

STOP  a la Fisioterapia pasiva

Para empezar este artículo, os voy a citar una definición de fisioterapia que siempre me ha encantado.

“La fisioterapia es aquella pasión de crear movimiento con la mente, con el cuerpo y fundamentalmente con el corazón.”

Como bien dice esta cita la herramienta principal de un fisioterapeuta es el movimiento. Pero durante la evolución de esta profesión, hemos visto grandes cambios, desde una visión de fisioterapia paternalista a una fisioterapia activa.

Para centrarnos en el asunto, hablaríamos de una fisioterapia pasiva o paternalista, en el cual el paciente hace responsable de su recuperación al profesional. Éste le realizará distintas técnicas pasivas (masaje, distintas terapias manuales, punción seca, vendajes,…) y el paciente no se implica en su propia recuperación. Sin embargo, cuando hablamos de una fisioterapia activa, el paciente sería el principal responsable de su recuperación. Evidentemente, las técnicas pasivas seguirían siendo un porcentaje importante en su rehabilitación, pero en este caso el mayor porcentaje de su recuperación, sería su implicación activa en la terapia.

 

¿Por qué es importante la implicación del paciente en la terapia?

Volviendo al tema antes comentado, el movimiento es clave para la recuperación de un paciente. En el caso de esta visión más activa de la fisioterapia, no solo intentaríamos devolver al cuerpo esa movilidad de la que ha sido privada, sino que enseñamos al paciente herramientas para potenciar dicho resultado.

En este caso, el movimiento lo pautaremos a través de un programa de ejercicio terapéutico adaptado a cada paciente y a sus lesiones. De esta manera, nuestros pacientes aprenden en consulta que ejercicios pueden favorecer su recuperación y que gestos o hábitos de vida pueden ser perjudiciales para ella.

 

¿Qué beneficios aporta el ejercicio?

fisioterapia pasiva

 

Simplemente, cualquier actividad física provoca beneficios a corto, medio y largo plazo en nuestra salud.

  • Obtienes una progresión sobre la fuerza y resistencia física, mejorando así la capacidad cardiovascular.
  • Favorece a la oxigenación y eliminación de toxinas en el organismo.
  • Provoca una mejora del tono y resistencia muscular, mejora la movilidad articular y aumenta la flexibilidad de los tejidos corporales.
  • Aumenta la coordinación y el equilibrio.
  • Enriquece la postura y los patrones de movimiento.
  • Mejora el estado psico-emocional, ya que nos sirve como evasión del estrés, y la tensión diaria. Nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de concentración y percepción.

Evidentemente, no solo el ejercicio es la clave, necesitamos que el paciente integre cambios en sus hábitos de vida. Está más que estudiado, que existen multitud de factores que intervienen en las lesiones del paciente, como el estrés, la alimentación, el sedentarismo, etc. Por lo que debemos orientar al paciente para mejorar su estilo de vida a través de un tratamiento holístico.

fisioterapia pasiva

 

En conclusión, necesitamos el compromiso y la responsabilidad del propio paciente hacia su lesión. Ya que si al realizar un tratamiento fisioterápico, podemos mejorar el cuadro clínico del paciente; con un implicación del paciente ante su dolor, y por consiguiente en el conocimiento de su lesión y lo que puede realizar en su vida diaria, conseguiríamos una mayor porcentaje de éxito en la recuperación y mantenimiento de su salud, así como la prevención de posibles recidivas o de la aparición de futuras lesiones.

Si os ha gustado esta información, podéis descubrir el resto de artículos sobre fisioterapia en nuestra web o directamente en el siguiente enlace: http://bit.ly/Zensya-Fisioterapia

Mª Carmen Sobrino 

Fisioterapeuta e Instructora de pilates

Please follow and like us:

Paté de alubia blanca con ciruelas pasas

Paté de alubia blanca con ciruelas pasas

paté de alubia con ciruelas pasas

¿Alguna vez os ha dado por experimentar con el paté? ¡Tiene mil combinaciones exquisitas! Nuestra nutricionista nos deja ésta sobre alubia blanca con ciruelas pasas 😉

¿Qué necesitamos?

  • Alubia blanca cocida (un bote grande, bien enjuagado o 2 vasos de alubia remojada y cocida)
  • 2-3 cebollas (dependiendo de tu gusto)
  • 5 cucharas de aceite de oliva extra virgen
  • 2 cucharas de salsa tamari o de soja (sin azucares añadidos)
  • 10-15 ciruelas pasas
  • Sal (te recomiendo la sal ahumada – le da un toque especial) a tu gusto
  • 1 cucharita rasa de pimentón ahumado

¿Cómo lo hacemos?

  • Picamos la cebolla y la salteamos hasta que se quede dorada.
  • Trituramos la alubia hasta obtener una masa homogénea. Añadimos sal, pimienta y salsa tamari o de soja, unas 2 cucharas de aceite y un poquito de agua.
  • Añadimos la cebolla salteada y mezclamos bien.
  • Cortamos las ciruelas pasas (si están muy secas déjalas en remojo unos 20 minutos antes) y añadimos a la mezcla.
  • Añadimos especias al gusto.

Os iremos dejando más recetas en nuestro blog, dentro del espacio creado: http://bit.ly/Zensya-Recetas

Y como ya sabéis, también podéis conseguirlas impresas en nuestro local y, si tenéis alguna duda, no dudéis en pedir cita con Magda, nuestra nutricionista.

¡Espero que os guste, ya nos comentaréis!

Equipo de Zensya

Please follow and like us:

Niños “Hiperregalados”

Niños “Hiperregalados

Adentrándonos en el mes de diciembre, estamos en la cuenta de atrás de las comilonas, reuniones familiares, iluminación en la calle, regalos,… En fin, en esta época en la que a unos tanto gusta y a otros les da más bien alergia, los niños son clave fundamental.

No cabe duda que quienes aportan la magia, la alegría y la ilusión a estos días son los más pequeños de la casa.

Somos nosotros, los que en muchas ocasiones, toda esa magia e ilusión la estropeamos bombardeando a los niños con una cantidad sin fin de regalos. Pasan a convertirse en niños hiperregalados, frustrados y sin ilusión.

niños Navidad

¿Nos estamos pasando con los regalos? ¿Consentimos que se les regale demasiados regalos? ¿Sabemos controlarlo?

Los niños hiperregalados suelen ser niños que reciben una multitud de regalos en un mismo día. Hay tantos focos en los que poner la atención, que esta acaba dispersándose y son incapaces de concentrarse en ninguno. Esto a veces es lo que hace que el niño pierda la ilusión. Es por eso, que al final hace un efecto contrario de lo que se pretende, provocando así la frustración, el enfado y las quejas por parte del pequeño, de tipo: “yo no quería esto”, “esto no lo había pedido”, etc.

¿Somos responsables los padres?

Algunos padres llenan el árbol de regalos queriendo ser cariñosos con ellos, se esfuerzan al máximo por darles todo lo que quizás no tuvieron ellos de pequeños.

Otros lo hacen por compensar a sus hijos el poco tiempo que disponen para pasar con ellos debido a las duras jornadas laborales que tenemos.

También actuamos así condicionados por la presión social, la publicidad, los medios de comunicación y las comparaciones.

Por último, en situaciones en las que los padres están separados, se suele convertir en una lucha sobre quien de los dos progenitores regala más a su hijo.

Consecuencias del niño hiperregalado

Los adultos, a largo plazo, cometemos un grave error regalando todo lo que el niño pide y traerá diversas consecuencias negativas, tanto para el desarrollo del pequeño como para la educación. Algunas de las consecuencias que nos podemos encontrar en los niños son:

  • Caprichosos
  • No valoran las cosas
  • Son consumistas
  • Les hace ser egoístas
  • Tienen falta de creatividad
  • Tienen muy baja tolerancia a la frustración
  • No se ilusionan, ni se interesan por nada

Pautas a seguir para no caer en esta dinámica

  • Regla de los cuatro o cinco regalos, siempre que sea posible. Un libro para iniciarse en la lectura, un objeto que pueda llevar (algo de ropa, unas zapatillas, etc.), lo que más deseen (aquí entra lo que más ilusión le haga de esta Navidad) y un regalo para niños que necesite (colores, una mochila, un estuche, etc.)

  • Si es posible sería bueno recibir algún regalo para otros niños, ya sea para algún familiar o para algún niño que pueda necesitarlo. Será una buena manera de educarles en valores y el sentido de compartir, la solidaridad, la amistad, etc.

Consejos prácticos:

  1. Dedicar un rato a escribir la carta a los Reyes Magos para conocer qué es lo que desean y qué les hace ilusión, pero más importante aún, para pasar tiempo con ellos, conocerles un poco mejor,…

  2. Enseñarles a razonar que en estas fechas Papa Noel y los Reyes Magos tienen que cumplir con muchos niños y puede ser que no nos traigan todo lo que deseemos.

  3. Hablar con ellos sobre lo afortunados que son por recibir regalos, pero sobre todo por tener personas alrededor que les quieren y les cuidan.

  4. Si la avalancha de regalos del resto de familiares es imposible controlar y no se puede evitar, al menos, intentad ir dosificando la entrega de regalos en varios días, para que puedan centrar su atención y disfrutar más de los regalos. Aunque lo mejor es ponerse con ellos de acuerdo para que esta situación no se produzca.

 

Si os ha gustado esta información, podéis descubrir el resto de artículos sobre fisioterapia en nuestra web o directamente en el siguiente enlace: http://zensya.es/category/psicologia/

Jessica Cabeza

Psicóloga

Please follow and like us:

Crema de chocolate y naranja

Crema de chocolate y naranja

¿Os apetece algo dulce? No todo es verde en una buena dieta… Os dejamos la receta que Magda nos ha regalado esta semana.

crema de chocolate con naranja

¿Qué necesitamos?

  • 1 aguacate
  • zumo de ½ naranja
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada de miel cruda
  • OPCIONAL: piel de naranja para decorar

¿Cómo lo hacemos?

  1. Batimos el aguacate junto con el zumo de naranja.
  2. Añadimos la miel o el sirope de agave y el cacao desgrasado y volvemos a batir hasta que quede una masa homogénea. ¡Listo!

Y si queréis pedir cita con Magda solo tenéis que preguntar!

Os iremos dejando más recetas en nuestro blog, dentro del espacio creado: http://bit.ly/Zensya-Recetas

Y como ya sabéis, también podéis conseguirlas impresas en nuestro local y, si tenéis alguna duda, no dudéis en pedir cita con Magda, nuestra nutricionista.

¡Espero que os guste, ya nos comentaréis!

Equipo de Zensya

Please follow and like us:

Amparo y su zapatería

Hoy, por cambiar un poco, queremos compartir con vosotros un texto para plantearos una reflexión sobre el sistema laboral. Espero que os guste. Y si llegáis al final, no dudéis en responder a las preguntas que os planteamos.

Amparo tiene 67 años y es dueña de una zapatería en la calle Islas Canarias dentro de un barrio obrero de la capital de la Comunidad Valenciana. Mientras ordena los zapatos del mostrador Amparo realiza un ritual desarrollado con los años. Coloca los zapatos, se separa tres pasos, observa, sale a la calle y mira su obra casi pegada al cristal para después volver a dar tres pasos hacia atrás y seguir observando desde mitad de la acera, de hecho a lo largo de los años este ritual le ha hecho tropezar con muchos vecinos.

El negocio lo montó en el año 1973 cuando apenas había cumplido los 22 años, en aquel momento tuvo que ir acompañada de su marido al banco para poder abrir una cuenta y poder pedir prestado el dinero que serviría para llenar los estantes de aquello que se ha convertido en su pasión, frustración, gozo y angustia.

Durante 25 años Amparo dirigió su negocio en solitario, ganándose la confianza, el respeto y la admiración de los clientes mientras construía una cartera de clientes sólida. Tal fue su dedicación y su éxito que desbordada por el trabajo tuvo que contratar a otra persona.

Carmen con tan sólo 19 años no sabía qué hacer con su vida pero su belleza, desparpajo y ganas de trabajar la hacían ideal para trabajar en la “Zapatería Amparito” añadiendo la confianza que generaba ser la hija de una clienta Carmen comenzó a trabajar  junto con Amparo en el año 98.

Juntas consiguieron todavía más ventas y clientes fieles. Ambas tenían muchas ganas de trabajar y esa combinación de la  experiencia de una con la energía y juventud de la otra funcionaba muy bien.

Los años fueron pasando y Carmen al sentirse tan arropada por Amparo y además recibir un buen sueldo no se planteó tan siquiera cambiar de trabajo o estudiar nada. Eso sí, se casó y como la mayoría de parejas jóvenes de España se hipotecó media vida para comprarse una vivienda.

Después del ritual de colocación de Amparo esa mañana de febrero del 2018 su cabeza no paraba de darle vueltas a la vida de Carmen y cómo la pobre chica estaba sufriendo. Recientemente Ramón, el marido Carmen, había decidido que no quería estar más tiempo con ella y que quería divorciarse. Niños, hipoteca, familia, dinero, coche, custodia… de repente eran demasiados asuntos en la cabeza de Carmen y por lo tanto, en la cabeza de Amparo.

Un día se tuvo que ir antes, otro día tuvo que ir al abogado, el siguiente le gritó al hijo de una clienta que alborotaba, todos los días su aspecto, expresión y su actitud era mala, pero Amparo muy comprensiva se decía a si misma que era normal y seguramente temporal, pues la vida de su empleada había sufrido un fuerte revés.

Carmen, dos meses después de su separación, y entre lloros, suspiros y sollozos intentaba mantener una conversación sobre su situación con sus mejores amigas. Marta le sugirió que debía ir al psicólogo y Sofía que lo ideal sería que cogiera la baja, pues en esa situación no podía seguir trabajando.

Mientras la persiana de la tienda bajaba lentamente Amparo colocaba en la pared un cartel de “cerrado por vacaciones” y un pensamiento de nunca volver a subir esa persiana se coló en su mente. Eran varios los meses que llevaba Carmen de baja y a sus 67 ya no tenía fuerzas para llevar ella sola el negocio ni ganas de buscar a otra empleada y formarla.

Carmen no podía quitarse la sonrisa de la boca. “Menudo encuentro el que tuvo anoche con aquel morenazo”, pensaba mientras aquella sonrisa no se marchaba de su boca. Esta vez la tertulia con Marta y Sofía era bien distinta. El médico de cabecera prácticamente era amigo de Carmen de modo que cada vez que iba con el cuento de “no puedo yo sola con los niños” o “mi exmarido me hace la vida imposible” el facultativo le alargaba la baja por depresión a la vez que le animaba a salir, conocer gente y realizar actividades al aire libre.

Al fin Carmen se incorporó a trabajar, Amparo había conseguido subsistir ella sola pagando todos los gastos del negocio y de su empleada de baja. Pero la actitud de la recién incorporada distaba mucho de la que tenía anteriormente. Más exigente, más crítica, menos respetuosa… Amparo estaba desconcertada y desbordada.

“Deberías pasar del trabajo y forzar a que te despida” le dijo Sofía, “te corresponde un pastón” le dijo Marta “¿Tu sabes la de años que has echado allí?” continuó. Esta vez la tertulia de las 3 amigas iba encaminada a salir de la zapatería, eso sí, Carmen quería una buena indemnización.

Estimado lector si has llegado hasta aquí tengo algunas preguntas:

¿Amparo debería haber cerrado la zapatería a los 65 dejando en el paro a Carmen?

¿Carmen hizo bien alargando la baja injustificadamente?

¿Carmen debería ser despedida? ¿Cobrando indemnización o no? ¿Podría Amparo despedirla de manera procedente?

¿La zapatería de “Amparito” aguantará abierta?

 

Os dejamos unos antecedentes:

Durante 38 años la vida Carmen había transcurrido sin apenas sobresaltos.  Algunas discusiones con su marido, la lucha que supone llevar adelante a dos niños y la enfermedad pulmonar de su padre habían sido lo más reseñable.  Hasta 1981 dependían del marido.
Ella nació en 1951.

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

Bocaditos de boniato

Bocaditos de boniato

bocaditos de boniato

 

¿Qué necesitamos?

  • 2 boniatos

  • 1/2 taza de coco rallado

  • Chocolate para derretir en el baño maría

¿Cómo lo hacemos?

  1. Se asan los boniatos hasta que estén blanditos, el tiempo depende de cada horno. Se dejan enfriar y se retira la piel.

  2. Se tamiza la carne (preferiblemente con un pasapuré), y se mezcla con 2-3 cucharadas de coco. Si os resulta poco dulce, siempre se puede triturar con un par de dátiles remojados.

  3. Se deja reposar la mezcla en la nevera al menos media hora.

  4. Se forman las bolitas y se las mete en chocolate derretido en el baño maría. Se las enfría un par de horas en la nevera.

Y si queréis pedir cita con Magda solo tenéis que preguntar!

Os iremos dejando más recetas en nuestro blog, dentro del espacio creado: http://bit.ly/Zensya-Recetas

Y como ya sabéis, también podéis conseguirlas impresas en nuestro local y, si tenéis alguna duda, no dudéis en pedir cita con Magda, nuestra nutricionista.

¡Espero que os guste, ya nos comentaréis!

Equipo de Zensya

Please follow and like us:

Crema de lombarda y manzana

CREMA DE LOMBARDA Y MANZANA

¿Os gusta el color de esta sopa? ¡El sabor os va a encantar!

Esta semana nuestra nutricionista Magda nos propone un plato lleno de vitaminas y nutrientes, crema de lombarda y manzana. Además, con propiedades anticancerígenas, antioxidantes y antiinflamatorias.

Crema de lombarda y manzana

¿Qué necesitamos?

  • ½ lombarda grande o 1 pequeña entera
  • 1 cebolla morada o normal
  • 1 puerro
  • ½ manzana grande
  • Un poco de sal
  • Agua
  • 1 cucharada de AOVE (aceite de oliva virgen extra)

¿Cómo lo hacemos?

  1. Con 1 cucharada de aceite rehogamos la cebolla y el puerro troceados (durante unos 5 minutos).
  2. Añadimos la manzana y lombarda troceadas y rehogamos todo junto un par de minutos más.
  3. Cubrimos con agua y llevamos a ebullición. Bajamos el fuego, tapamos parcialmente y dejamos que se cocine hasta que la lombarda está blanda (unos 20 minutos)
  4. Antes de triturar, miramos en la cantidad de caldo que tiene. Si parece que es demasiado y que puede quedar muy líquida, quitamos un poco y reservamos por si habrá que añadir más. Trituramos hasta conseguir la textura deseada. Rectificamos de especias al gusto.

Y si queréis pedir cita con Magda solo tenéis que preguntar!

Os iremos dejando más recetas en nuestro blog, dentro del espacio creado: http://bit.ly/Zensya-Recetas

Y como ya sabéis, también podéis conseguirlas impresas en nuestro local y, si tenéis alguna duda, no dudéis en pedir cita con Magda, nuestra nutricionista.

¡Espero que os guste, ya nos comentaréis!

Equipo de Zensya

Please follow and like us:

Disfunción sexual femenina

Disfunción sexual femenina: dispaurenia, vaginismo y anorgasmia

Disfuncion sexual femenina

Esta semana quiero hablaros de una parte del suelo pélvico  de la que se suele hablar poco: SU FUNCIÓN SEXUAL. Una función muy importante.

Hoy en día, hablar de incontinencia urinaria y suelo pélvico es algo más normal. Las mujeres empezamos a concienciarnos de que tener un suelo pélvico en buen estado es algo importante. Que se escape algo de pis, no es algo normal pero también hay otra parte de nuestra vida que puede afectarse debido a un suelo pélvico alterado, es la SEXUALIDAD.

Disfuncion sexual femenina

Al hablar de disfunción sexual hablamos de alteraciones en la sexualidad:

  • La dispaurenia es cuando se produce dolor en el coito, en la penetración. Puede ser dolor, escozor, ardor, quemazón o desgarro, pero hace que la relación sexual con penetración sea incomoda. Entre las causas que producen este dolor tenemos: causas orgánicas (enfermedades de base, como la endometriosis, problemas hormonales….etc), cicatrices (episiotomías o desgarros) y problemas musculares (contracturas en los músculos vaginales o pélvicos) pero no suele haber una causa psicológica, por lo menos al principio, luego con el tiempo si la situación no se resuelve puede haber una bajada del deseo sexual, por temor al dolor y si convertirse en un problema psicológico.
  • El vaginismo es un problema más serio: se produce un espasmo o contracción involuntaria de la musculatura vaginal que impide la penetración. Este espasmo además se acompaña de dolor. En este caso si suele haber un problema psicológico asociado y se distingue entre un vaginismo primario (no se puede colocar ni un tampón, desde el principio) o vaginismo secundario (surge después de algún episodio traumático, de carácter sexual o enfermedad).
  • La anorgasmia es la falta de orgasmo. Distinguimos distintos niveles: ausencia de orgasmo (no se puede alcanzar), ausencia de orgasmo, después de haber tenido orgasmos y sensación débil de orgasmo: el orgasmo se alcanza pero es más débil. La causa puede ser psicológica o física.

Dejando de lado los problemas psicológicos, la causa de estas disfunciones puede estar en el suelo pélvico: por factores que hayan afectado al mismo. En consulta me encuentro con mujeres que han parido y que después se encuentran con que su deseo sexual es el mismo que antes pero sienten dolor, escozor o quemazón cuando tienen relaciones sexuales (dispaurenia) o que han notado que sus orgasmos no son los de antes, todo ello se debe a una contractura en los músculos internos de la pelvis y a una hipotonía en el suelo pélvico. Los músculos pélvicos están débiles y no se contraen de forma adecuada para favorecer el orgasmo, duelen por que tienen contracturas o la cicatriz de la episiotomía o el desgarro es molesta. Si dejamos que el tiempo pase, el dolor no se va  y la falta de orgasmo es frustrante, a la larga se convierte en un problema psicológico. Una buena calidad sexual es importante en nuestras vidas, tanto en hombres como en mujeres.

El tratamiento en casi todos los casos es multidisciplinar: debe englobar al ginecólogo/a y al fisioterapeuta e incluso al psicólogo/a, sobre todo en el vaginismo. Debe basarse en: una correcta valoración cuyo objetivo será averiguar si hay alguna enfermedad de base que cause el problema o si es un problema físico o psicológico. Una vez se sepa la causa se actuará en consecuencia aplicando el tratamiento más adecuado.

Desde la fisioterapia podemos aplicar muchos tratamientos:

  • Eliminar las contracturas y volver la musculatura a su estado natural con masaje, estiramiento, tratamientos de puntos gatillos, punción seca, tratamiento de la cicatriz.
  • Fortalecer el suelo pélvico:
    • Utilizando electroterapia para contraer o relajar la musculatura del suelo pélvico.
    • Enseñar a la paciente a contraer y trabajar bien su suelo pélvico.
    • Enseñar a relajar el suelo pélvico cuando el problema es que hay mucho tono en el músculo.
  • Hipopresivos: ayudan a contraer el suelo pélvico
  • Bajar las presiones intra-abdominales

Trabajo con dilatadores: este trabajo se hace en el caso del vaginismo, para ir poco a poco abriendo la vagina.

Disfuncion sexual femenina

El suelo pélvico forma parte de nosotras y no solo es importante para parir y para no hacernos pis, también forma parte de nuestra vida sexual. Si notas que tu vida sexual está afectada después del parto, o que tus relaciones sexuales no son lo que eran, no te quedes quieta y consulta con tu fisioterapeuta especializado. Es mucho lo que desde la fisioterapia podemos hacer para mejorar este aspecto de nuestras vidas tan importante.

Si os ha gustado esta información, podéis descubrir el resto de artículos sobre fisioterapia en nuestra web o directamente en el siguiente enlace: http://bit.ly/Zensya-Fisioterapia

Zara Ramírez Murcia.

Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico.

Please follow and like us:

Pastel de verduras

Pastel de verduras

Esta semana nuestra nutricionista Magda nos trae otra idea para sacar aprovechamiento a las verduras de temporada. Pastel de verduras, un plato fácil, delicioso y saludable.

Pastel de verduras

¿Qué necesitamos?

🌱2 cebollines
🌱1 zanahoria grande
🌱2 puñados de espinacas
🌱1/4 de brócoli hervido (al dente)
🌱3 huevos
🌱especias al gusto: por ejemplo albahaca, cebolla en polvo, tomillo, sal y pimienta
🌱 opcional: queso rallado o levadura nutricional

¿Cómo lo hacemos?

  1. Preparamos las verduras: rallamos la zanahoria, picamos los cebollines, cortamos el brócoli, lavamos las espinacas.
  2. Batimos los huevos, añadimos las especias y, opcionalmente, un poquito de queso rallado o levadura nutricional.
  3. Mezclamos las verduras con la mezcla de huevo y lo colocamos  en un molde. Después, lo metemos en el horno a unos 180º durante 25 minutos (el tiempo dependerá del tamaño de la bandeja del horno y de la potencia, así que recuerda hacer la prueba del palillo para comprobar si está listo 😉).
  4. Finalmente, lo sacamos del horno y una vez se haya enfriado un poco… ¡a disfrutarlo! Podéis acompañarlo de una buena dosis de ensalada fresca.

Os iremos dejando más recetas en nuestro blog, dentro del espacio creado: http://bit.ly/Zensya-Recetas

Y como ya sabéis, también podéis conseguirlas impresas en nuestro local y, si tenéis alguna duda, no dudéis en pedir cita con Magda, nuestra nutricionista.

¡Esperamos que os guste, zensyanos!

Equipo de Zensya

Please follow and like us: