HAMBURGUESAS VEGANAS

Se acabaron los tiempos en los que las únicas hamburguesas eran las de carne. Ha llegado la nueva era de las hamburguesas vegetarianas y veganas. ¿Cuáles son las mejores hortalizas y productos vegetales para preparar estas hamburguesas? Os damos unas cuantas ideas: la remolacha, el boniato, la calabaza, el apio nabo (la raíz de apio), las legumbres, el brócoli o la coliflor, así como los granos enteros (p.ej. el grano de trigo sarraceno, quinoa o mijo) mezclados con prácticamente cualquier tipo de verdura – cualquiera de estos vegetales son perfectos para elaborar una hamburguesa riquísima.

Las hamburguesas a base de legumbres ya son bastante conocidas y en la red se puede encontrar mil millones de ideas para prepararlas. Realmente se basan en legumbres trituradas y mezcladas con huevo (en la versión vegetariana) o con algún sustituto del huevo (como por ejemplo las semillas de chía o harina de garbanzo) en su versión vegana, un poquito de harina (normal, integral, o bien de garbanzo o arroz por ejemplo) y otros ingredientes al gusto (por ejemplo cebolla picada, zanahoria rallada, especias etc.). Las hamburguesas a base de cereales en su versión básica tan solo necesitan el cereal cocinado, las hortalizas al gusto cocinadas junto al cereal y las especias.

Hoy queremos compartir una idea un poco más innovadora (y la más fácil!) para sustituir la hamburguesa, chuletón o filete de carne y preparar una comida atractiva, que les va a encantar tanto a los niños como a los adultos:

1255_hamburguesas_de_guisantes_grande

HAMBURGUESAS VEGETARIANAS DE GUISANTE VERDE:

Esta receta es tan fácil que la pueden preparar incluso los niños. Fácil, rápido,  y nutritivo – de esto se trata, ¿verdad?
Para unas 6 hamburguesitas necesitamos:

  • Una bolsa del guisantes congelados
  • 2 dientes de ajo
  • Un huevo
  • Sal de Himalaya, pimienta, especias
  • Opcional: un poquito de aceite de oliva o aceite de coco (para freír)
  • Opcional: unas cucharadas de harina (integral, de arroz, de garbanzo – al gusto) si la masa queda demasiado acuosa

Preparación:

Hervimos los guisantes un par de minutos y los batimos con todos los ingredientes (menos la harina). Cuando la masa este homogénea, vemos si hace falta añadirle un poquito de harina para obtener la masa suficientemente densa (pero no demasiado). En el caso que si, empezamos a añadir harina cucharada a cucharada mezclando bien todo.

Cuando la masa este lista, le damos forma a las bolitas o hamburguesas y lo freímos en una sarten con el aceite de oliva (en lugar de freír también lo podemos hornear a 200ºC (con el horno previamente precalentado durante unos 15- 20 minutos, dándole vueltas)

¿Verdad que es fácil? No lo penséis demasiado – manos a la obra!

Para hacer las hamburguesas más atractivas merece la pena pensar en unos acompañamientos interesantes y atractivos visualmente. Una buena idea puede ser hacer las “patatas fritas” de apio nabo o boniato,  ensalada llena de colores o una salsa interesante (por ejemplo la salsa de la cebolla roja, el kétchup casero o la salsa tartar casera) que va a acompañar nuestra hamburguesa vegetal. Se puede servir la hamburguesa también dentro de un bocadillo integral acompañado con la variedad de la verdura frescas y cruda – así tendremos un completo y apetecible plato.

Sin duda, vale la pena probar las hamburguesas veganas, porque como ya sabemos – las verduras nunca son demasiadas en la dieta y encima en forma de hamburguesas son tan atractivas que pueden convencer a más de un amante de las carnes y chuletones y de ese modo sustituir por lo menos una parte de los productos de carnicería por productos de verdulería.

Magda Olanska – Nutricionista

 

FISIOTERAPIA DEPORTIVA

Es una realidad que hoy en día la gente intenta cuidarse más en todos los aspectos por tanto hay un incremento exponencial de todas aquellas personas que crean hábitos de vida saludables y entre ellos está el deporte. Cada día hay más y más deportistas amateur que llenan su tiempo de ocio con “running”, “gym”, “crossfit” y mogollón mas de términos molones que a la gente le encanta decir. Antes si salías a correr eras un corredor, ahora eres “runner”, y lo único que diferencia uno de otro son 200€ de equipación fosforita (no hace falta ni mentar a los crossfitters).

Y después de esta pequeña sátira vamos a centrarnos en la cuestión que nos atañe, igual que los jugadores profesionales tienen un equipo de nutricionistas, entrenadores, médicos y fisios detrás, los deportistas amateurs también deberían plantearse y hacerse con un profesional que les ayude y les asesore en su preparación deportiva. Si bien es cierto que el nivel de exigencia física no es el mismo, pero si hay cierto nivel de exigencia al cual muchos de ellos antes no estaban acostumbrados. ¿Y qué provoca esto?… lesiones.

fisio valencia

De aquí el tema de hoy, la “fisioterapia deportiva”. La “World Confederation for Physical Therapy (WCPT)” define así esta especialidad:

“La fisioterapia deportiva es el conjunto de métodos, técnicas y actuaciones, que mediante el uso y la aplicación de agentes físicos previenen, recuperan y readaptan a personas con disfunciones del aparato locomotor, producidas por la práctica del deporte o ejercicio físico en sus diferentes niveles.”

Nosotros, como especialistas y profesionales tenemos la labor de desempeñar los siguientes papeles:

Divulgación y prevención: informar y asesorar a toda la población activa y deportista de aquellos malos hábitos que podemos adquirir y de aquellas pautas o consejos que tenemos que seguir para evitar lesionarnos

Recuperación: tratamiento de la lesión primaria y otro tipo de lesiones asociadas

Readaptación: es el proceso por el cual el deportista, después de haberse recuperado la lesión, va tomando contacto con el deporte y se prepara para la reanudación de la práctica deportiva.

Así la WCPT habla de las competencias del fisioterapeuta diciendo:

“El fisioterapeuta deportivo debe recuperar la funcionalidad del deportista lo antes posible, acelerando los procesos biológicos de recuperación de la lesión, limitando lo menos posible su entrenamiento y velando porque se reincorpore con las mayores garantías de éxito.”

Lo que podemos obtener de esta pequeña reflexión es que todo aquel deportista, sea profesional o amateur debería contar con un equipo de profesionales que velen por su salud y sean capaces de recuperarlos en casa de una lesión y ayudarles a conseguir el mayor rendimiento alcanzable dentro de sus posibilidades.

Puedes contar con todos estos profesionales en nuestra clínica ZENSYA, en la cual te asesoraremos y recuperaremos para conseguir el máximo de tus posibilidades y encontrarte al 100%.

DÍA EUROPEO DE LA MEDIACIÓN

El día 21 de Enero, se celebra el día Europeo de la Mediación.

¿Y qué es eso de la Mediación?, pues ni más ni menos que un método que facilita que las partes implicadas en un conflicto, -sean pocas o muchas- puedan resolver sus discrepancias y conflictos de forma pacífica y satisfactoria, con la ayuda de la figura llamada mediadora.

Las personas del conflicto, se convierten en las protagonistas de la búsqueda de las mejores soluciones consensuadas y válidas para ambas partes, se hacen responsables del conflicto y se les ayuda a separar el problema de las personas.

list

En general cualquier controversia es susceptible de mediación, exceptuando aquellos conflictos que la ley marca cómo no disponibles por las partes.

Cabe destacar que dada su concepción voluntaria y confidencial, la mediación nunca fracasa, vista desde la óptica que permite a las partes, definir hechos y objetivos de la controversia que les ayudarán a mejorar sus relaciones en el futuro. A través de un proceso de mediación (no más de cuatro o cinco sesiones), aprenderemos a comunicarnos, y a pacificar esa relación quebrada; aunque la solución de la controversia no llegue, el propio proceso de mediación, nos habrá servido para ser escuchadas/os.

Una de las preguntas que se hace a las/os mediados en la primera sesión es ¿qué esperas tú de la mediación? , la mayoría contesta, poder dormir y vivir en paz. ¡Ah! suelen añadir: y me gustaría una disculpa, un perdón.

Así vemos como la Mediación añade un plus al mundo de la resolución de los conflictos, la emoción, sabemos que los problemas mal gestionados, nos producen emociones negativas, fuente de malestar psíquico y físico.

Si gestionamos bien nuestras controversias, ganaremos en salud y bienestar.

Que no decidan por ti: La Mediación tú Decisión
www.ivmed.es

EVITA LAS UÑAS ENCARNADAS

La importancia del corte adecuado de las uñas de los pies

Muchas veces acuden a consulta pacientes que refieren un dolor exagerado en los extremos de las uñas de los pies, producido por un corte inadecuado de éstas.

Las uñas encarnadas u onicocriptosis se producen en muchas ocasiones por este motivo. Si existe una buena concienciación de cómo se debe de realizar un corte adecuado, se evitarían gran cantidad de estos casos, a menudo muy dolorosos para el paciente, llegando incluso a incapacitar su actividad cotidiana.

Esta situación se agrava aún más si la persona es diabética, o presenta cualquier otro tipo de enfermedad neurodegenerativa, ya que al no sentir el dolor causado por la uña clavándose la lesión puede ser terrible.

Lo ideal es utilizar alicates para conseguir un mejor corte de uñas, sobretodo en el caso de tener las uñas engrosadas o duras. El cortaúñas dificulta más la tarea debido a su forma redondeada que hace que sea más sencillo cometer el error de meterse demasiado en los bordes.

La clave es cortar las uñas siguiendo su forma natural. Esto quiere decir que no tiene por qué ser un corte totalmente recto, si no que debe adaptarse a la morfología propia de la uña de cada persona.

uñas

Es beneficioso también mantener bien hidratada la piel, esto se puede conseguir con el uso de cremas hidratantes a diario, siendo recomendable que contengan urea en su composición.

Para concluir, quiero dejar claro que no siempre se producen las uñas encarnadas por un mal corte. Otra causa muy habitual que produce este mal es la propia forma de la uña. Es decir, hay uñas que, por su forma, sin haber sido mal cortadas previamente, se comprimen contra los bordes de la piel y producen la patología.

uña doblada

En estos casos, se debe evitar cortarse las uñas uno mismo y acudir a un podólogo para que pueda realizar el tratamiento adecuado.

 

Regina Beltrán

Podóloga

BOLAS CHINAS

Esta semana vamos hablar de las bolas chinas, las famosas bolas chinas, ¿qué es lo que son?, ¿para qué se usan? y ¿cómo deben usarse?. Muchas veces en consulta o hablando con mis pacientes femeninas me comentan que las tienen y que incluso las usan, a mí en ese momento se me encienden todas las alarmas,  porque antes de usarlas hay que saber cuál es el estado de nuestro suelo pélvico.

Las bolas chinas, en principio están pensadas para fortalecer el suelo pélvico; “fortalecer” es la palabra clave, y luego volveremos a ella. Como nos indica su nombre, las bolas chinas son dos bolas unidas por un cordón o una sola, y en su interior lleva una bola más pequeñita. Se introducen en la vagina y cuando nos movemos esa bola pequeñita choca contra las paredes de la bola grande y emite unas vibraciones que van al músculo pélvico y ayudan a tonificarlo, a fortalecerlo. De nuevo nos aparece la palabra “fortalecer”. La bola pequeñita que va dentro, puede ser de distinto peso, para aumentar el trabajo.

comprar-bolas-chinas

Si acabas de parir, por muy bien que haya ido el parto o aunque haya sido cesárea, tu suelo pélvico ha estado sometido durante cuarenta semanas a un peso grande, sobre todo las últimas diez, luego el parto,  que supone otro gran estrés para él,  puede que haya una cicatriz de la episiotomía, que el bebé haya sido grande y que el expulsivo haya sido largo con empujes fuertes…  Todo esto implica que la musculatura pélvica estará débil, distendida y puede llegar a no tener fuerza suficiente ni para sostener la bola dentro. El suelo pélvico NO ESTARÁ FUERTE, primero habrá que rehabilitarlo bien, con otras técnicas que nos ayuden a darle tono al músculo, y luego FORTALECERLO, aumentar su tono trabajando con peso, y ahí si podemos utilizar la bola china.

Otra problema es la hipertonicidad del suelo pélvico, es decir, casi siempre pensamos en una musculatura débil, con un bajo tono muscular, pero puede pasar lo contrario, que haya un exceso de tono muscular, que la musculatura esté hipertónica, en este caso hay que bajar el tono del músculo no subirlo, porque tan malo es la falta como el exceso, en ambos casos puede haber problemas, y la bola china lo único que hará será aumentar el tono y agravar el problema.

En rehabilitación, y ahora hablamos en general, el fortalecimiento es la última fase del tratamiento, es decir, si te rompes un brazo y tienes que llevar una escayola durante cuarenta días (en el mejor de los casos, poniéndonos en una situación fácil), cuando nos quitan la escayola, no empezamos directamente con el fortalecimiento, que sería trabajar la musculatura del brazo, con pesas, por ejemplo. Empezamos con lo fácil: recuperar el movimiento, quitar rigidez y poco a poco, según vayan respondiendo nuestros músculos iremos fortaleciendo la musculatura, trabajando ya con peso.  Os voy a poner un ejemplo más claro: si el lunes, te vas a correr y te tuerces el tobillo haciéndote un esguince de tobillo, de grado 1, que es el más leve, pero tienes el tobillo hinchado y dolorido y resulta que el sábado tienes una boda:  pues no te puedes poner el taconazo que ibas a ponerte, ni siquiera un tacón bajito, tienes que ir a comprarte unas manoletinas a juego con el vestido, porque tu tobillo no soportara el estrés que implica llevar ese tacón.

bolita-interna-bolas-chinas-en-suelo-firme

Por todo ello, es importante que entendamos que antes que fortalecer hay que recuperar el músculo. Si después del parto, o en cualquier momento de tu vida, notas algo raro como escapes de orina, falta de sensación orgásmica, dolor en las relaciones sexuales…etc., debemos valorar primero el estado de la musculatura pélvica, y según sea el estado de la misma, seguiremos primero un orden:  con un entrenamiento de la musculatura pélvica, bien para aumentar su tono o para disminuirlo, para tener conciencia de los músculos, para eliminar el dolor…etc. y por último es cuando pasaremos a FORTALECER los músculos pélvicos, si fuera necesario. Podemos decir que la bola china sería el último paso antes de darte el alta, cuando ya la musculatura está recuperada y ya puede soportar el trabajo con peso.

Y si tu caso es que estás bien, no tienes ni escapes ni nada raro, solo quieres trabajar tu musculatura, también es conveniente que antes de comenzar a usarla, valores el estado de tu musculatura, quizás te sorprendas y resulta que tienes un tono muy alto, con lo cual no la necesitas a nivel terapéutico o tienes un tono bajo y sí podría ayudarte a aumentar el tono. Además un especialista te enseñará bien como utilizarla.

Y no todas las bolas chinas valen, de hecho para uso terapéutico con una sola bola es suficiente,  una bola con una bolita pequeña dentro que pueda ir aumentando su peso,  comenzando siempre con el más adecuado y por supuesto, no vale ponerse la bola y sentarse a trabajar en el ordenador, la bola debe usarse para realizar con ella los ejercicios de entrenamiento muscular o cuando te mueves, y por un periodo corto de tiempo.

Espero que os haya quedado claro: la bola china se utiliza dentro del tratamiento de suelo pélvico en último lugar, cuando ya nuestros músculos son aptos para soportarla. Debes acudir al especialista primero para que valore el estado de tu  suelo pélvico y luego ya decidir, en este caso, es como con los medicamentos: no hay que automedicarse y porque a mi prima o a la vecina del quinto le haya ido bien, no significa que a ti te vaya bien, puede incluso empeorar tu problema o generártelo.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico

¿EL MASAJE ESTÁ EN DESUSO?

Me he animado a escribir este artículo debido al trato despectivo que últimamente he visto por parte de los fisioterapeutas hacia una técnica ancestral de la cual soy un verdadero admirador.

Se trata de algo tan conocido como el masaje. Una técnica milenaria que últimamente veo menospreciada por aquellos que deberían respetarla y dominarla. Y sí, el masaje es una técnica manual que desde la madre que pone crema a su bebé, la pareja que juega con su amante o el anciano que se frota las doloridas articulaciones todo el mundo usa.

Intentando imaginar el motivo del menosprecio se me ocurre en primer lugar que es una técnica pesada físicamente y que puede resultar agotadora. Usar una técnica adecuada te puede permitir dar masaje durante muchas horas y ahí reside el problema. En las universidades el masaje se enseña de manera muy superficial. Fuera de la universidad ahora resulta más rentable cualquier otro curso. Hace mucho que no veo ofertado un curso de masaje para fisioterapeutas.

En segundo lugar imagino que para muchos fisioterapeutas puede resultar una técnica pobre incapaz de abarcar todas las patologías que tratamos. Desde luego el masaje no soluciona todos los problemas pero ahí reside la habilidad de cada profesional para combinar todos sus conocimientos y alcanzar su fin. Para ello el masaje es una poderosa herramienta que puede convertirse perfectamente en la técnica principal de muchísimos tratamientos.

Massage

Decidí estudiar fisioterapia por mi pasión por el masaje y por ello igual me cuesta encontrarle matices negativos. Por eso os animo a que deis vuestra opinión. Debo matizar que al referirme al masaje quiero decir un masaje profundo, terapéutico, con el ritmo y la presión adecuada, un masaje que no solo trata sino que sirve para diagnosticar, un masaje que además de activar la circulación, descontractura y todo ello en el orden, la velocidad, el lugar y el ambiente adecuado.

La realidad es que los pacientes lo demandan y se quejan de no recibirlo con la calidad que esperan en muchas clínicas y por mi propia experiencia he de reconocer lamentablemente que los mejores masajes que he recibido no han sido realizados por fisioterapeutas.

Si has leído hasta aquí sería un placer leer tu opción tanto si eres fisioterapeuta como si eres usuario de nuestros servicios.

 

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

LOS 5 VEGETALES QUE CUIDAN TU HÍGADO

Los problemas con el hígado son una plaga hoy en día. Prácticamente cada persona, en algún momento de su vida puede notar algún malestar de dicho órgano. Abuso de la medicación, alcohol,  fritos, bebidas gaseosas… Todas estas son las razones porque nuestro hígado, el órgano más importante para los procesos de transformación y neutralización de las toxinas que llegan a nuestro cuerpo, puede fallar de vez en cuando. Por suerte, en muchos casos los remedios naturales serán suficientes para mejorar el estado y funcionamiento del hígado. ¿Donde buscar la solución natural? ¿Cuáles son los productos que recuperan y depuran el hígado?

Remolacha – la fuente de glutatión – sustancia activa conocida por sus propiedades desintoxicantes y estimulantes del funcionamiento del hígado. Vale la pena introducir esta hortaliza. Zumo, ensaladas, cremas o … remolacha al horno en la forma de patatas fritas serán una solución perfecta.

Alcachofa – mejora la producción de bilis, tiene propiedades antioxidantes y protege a los hepatocitos (las células del hígado). Ayuda a equilibrar los niveles de colesterol en el cuerpo aportando una gran ventaja a las personas que tienen problemas con los lípidos en sangre.  Alcachofa al horno, hervida, guiso con alcachofa, crema, zumo o la infusión de alcachofa – maneras de consumir este vegetal hay mil millones! Solo tenemos que aprovecharnos de ello.

cardo-mariano-contraindicaciones-600x374

Cardo Mariano – un producto estrella sobre el tema de regeneración y recuperación del hígado. Contiene silimarina – la sustancia con el poder de proteger las células del hígado. Los estudios han mostrado sus propiedades antioxidantes, détox, anticancerígenas y antiinflamatorias. Los extractos de silimarina muchas veces son ingredientes de los suplementos y medicamentos dedicados a la mejora del funcionamiento del hígado. ¿Cuál sería la mejor forma de usar este producto? Las semillas recién molidas para echar un poquito encima de todos los platos, tostadas, bocadillos, o incluso postres. Con el uso sistemático no hará falta esperar mucho para notar los efectos.

Cúrcuma – la especia famosa por sus propiedades antiinflamatorias y anticancerígenas. Mejora el funcionamiento y recuperación del hígado, tal como el metabolismo de las grasas. Aumenta también la producción de las enzimas del hígado – impredecibles para digerir y metabolizar bien. Introducir la cúrcuma a nuestra cocina y usarla a diario, con abundancia, puede traernos muchos beneficios.

img_mrius_20161104-123032_imagenes_lv_terceros_coles_varias-kp9-U413509067446sYD-992x558@LaVanguardia-Web

Verduras crucíferas – como por ejemplo las coles de Bruselas, brócoli, rábano, coliflor, coles, repollos o rúcula son súper alimentos que poseen fuertes propiedades para combatir el cáncer. Es una de las razones porque deberían ser consumidas varias veces por semana. Pero no solo esta! Las verduras crucíferas están llenas del mencionado ya glutatión – la sustancia que ayuda desintoxicar y depurar el hígado.

Además de las verduras ya mencionadas, vale la pena distinguir también el ajo y la cebolla, los cítricos, el té verde y todas las verduras de hoja verde. Usemos estos alimentos a diario, cuidemos nuestra dieta, evitemos la comida procesada y no abusemos de los medicamentos ni el alcohol – esta es la receta para mantener nuestro hígado en un estado estupendo.

ADHERENCIA AL TRATAMIENTO

Siguiendo un poco con el tema de “la responsabilidad del paciente” hoy vengo a plantearles la siguiente cuestión, ¿por qué no conseguimos que nuestros pacientes sigan las instrucciones que les mandamos?

En primer lugar debemos hablar de la adherencia a un tratamiento, ésta la definiríamos como la coincidencia entre el comportamiento de una persona y los consejos sobre salud o prescripciones que ha recibido. Es decir, hablamos de adherencia cuando el paciente cumple de forma adecuada con las instrucciones que el terapeuta le ha dado.

¿Por qué no hay adherencia al tratamiento? Hay pacientes que ya observamos por su carácter o por su forma de ser que no van a seguir nuestras instrucciones, tanto por exceso como por defecto. Todo esto engloba tanto a los pacientes que no son capaces de realizar los ejercicios, como aquellos que no son capaces de cesar un su actividad lesiva. Pero no son las únicas razones por las que no conseguimos que los pacientes acaben de seguir nuestros consejos.

rehabilitacion

Un estudio realizado en 2003 por psicólogos y fisioterapeutas, analizó la adherencia al tratamiento de fisioterapia utilizando las siguientes variables.

  • El estado motivacional del paciente
  • Aspectos desagradables o aversivos de la situación
  • Compresión de las instrucciones
  • La historia de interacciones entre el paciente y el profesional que da la prescripción
  • La especificación de las consecuencias de seguir las instrucciones y de no seguirlas
  • La incompatibilidad entre las actividades diarias del paciente y la propia prescripción
  • La complejidad de las acciones de la prescripción
  • La historia personal del paciente
  • El tipo de consecuencias de las actividades prescritas y su distribución temporal
  • Aceptación por parte del paciente de que el dolor y el sufrimiento forma parte de la vida

Después de analizar todo esto podemos llegar a la conclusión de que hay un problema importante de la adherencia al tratamiento en pacientes, ya que los estudios demuestran que más del 50% de los pacientes no siguen las prescripciones de sus profesionales sanitarios.

Tener en cuenta el estado motivacional del paciente, los aspectos de la consulta, la propia comprensión de las órdenes, la relación entre el terapeuta y el paciente, las consecuencias de seguir las instrucciones, analizar la vida del paciente y adaptar las instrucciones a ella, y la

Aceptación de que el esfuerzo y el sufrimiento forman parte de la cura, parece que obviamente mejorarían el cumplimiento o el ajuste a la propia prescripción. También hay que tener en cuenta que el tipo de patología de los pacientes juega una baza importante en la adherencia al tratamiento, no es lo mismo ejercicios de fisioterapia donde el propio paciente ve sus progresos que tienen unas consecuencias inmediatas con pacientes como los del caso de fisioterapia lumbar donde su estado motivacional para realizar los ejercicios y su adherencia es bien diferente.

Después de todo podemos llegar a la conclusión, como fisioterapeutas, que para mejorar la adherencia del paciente podemos realizar lo siguiente.

  • Establecer un vínculo con el paciente y ganarnos su confianza
  • Adaptar las prescripciones a la vida diaria del paciente
  • Disponer de un método material de seguir las prescripciones (app, dibujos, videos etc…)
  • Explicar bien sus beneficios y las consecuencias de no realizarlos
  • Asegurarnos de la correcta compresión de los ejercicios y las instrucciones por parte del paciente
  • Hacer entender al paciente que el dolor y el sufrimiento forman parte de la vida
  • Animar al paciente a continuar con su rehabilitación y mostrarle cuáles son sus progresiones y beneficios gracias al tratamiento

Y como fisioterapeuta que se preocupa por la adherencia a sus tratamientos, os aconsejo que no desistáis en vuestra labor de concienciar al paciente y prescribirle instrucciones para casa. Gracias a ello veréis una gran progresión de la evolución de las patologías y mejoría de los pacientes. Con paciencia y voluntad conseguiréis grandes resultados.

¿QUÉ PUEDO HACER CON MI JUANETE?

¿QUÉ PUEDO HACER CON MI “JUANETE”? ¿QUÉ LO PRODUCE? ¿Y CÓMO LO TRATO?

El “juanete” es posiblemente la deformación osteoarticular más común. Se observa frecuentemente tanto en hombres como en mujeres, en personas jóvenes y en personas de edades más avanzadas. Sí es verdad que no con la misma incidencia. Se observa más a menudo en mujeres (aproximadamente en 2 mujeres por cada hombre) y en personas mayores, o por lo menos el “juanete” que presentan suele estar más avanzado.

Técnicamente llamado hallux abductus valgus, es la deformación de la articulación de la primera cabeza metatarsal del pie, el dedo se va desviando hacia el resto de los dedos y el hueso anterior al dedo (el metatarsiano) se desvía hacia la parte de dentro del pie. Además, se produce un engrosamiento de la articulación. En casos graves también se acompaña de rotaciones de los huesos.

62E23A94-6C78-4817-8EB4-5A93D7FDF036
Hay diversos factores responsables de la formación de esta patología:

  • Factor biomecánico: es el principal causante de la deformación. Existen diferentes formas de caminar que tienden a formar esta deformación. Entre ellas encontramos una pronación excesiva (apoyo excesivo de la zona de dentro del pie), un pie cavo (con mucha curvatura en el puente).
  • Factor genético hereditario: es un hecho demostrado que se hereda la forma del pie, pero este factor no es el responsable de la aparición del “juanete”. Este tipo de pie heredado, con una estructura y función biomecánica que produce tensiones anormales y presiones deformativas al 1er radio (1er dedo y 1er metatarsiano) son los que provocaran la posterior formación del “juanete”. Por lo tanto, al heredar la forma del pie, si no hacemos nada para evitarlo, acabará desarrollando la misma deformación, pero no es esta la que se hereda.
  • Factor morfológico: un metatarsiano corto o una articulación demasiado redondeada pueden facilitar la formación de la desviación.
  • Factor hormonal: durante algunos periodos como el embarazo o la menopausia hay un aumento de relaxina que provoca la relajación de los ligamentos del pie. Lo cual facilita que se produzca la deformidad.
  • Factores extrínsecos: uso de calzado inadecuado (punteras demasiado estrechas, tacón demasiado alto…) ayuda a que el primer dedo se desvíe.
  • Existen otros factores como traumatismos, iatrogenias quirúrgicas, reumatismos o enfermedades neuromusculares.

E5839D4D-A3AC-4106-8683-DEEAE81911D4

Tratamiento del “juanete”:

El único tratamiento para corregir la deformación una vez formada es la cirugía.
Existen diferentes técnicas quirúrgicas, según el grado de deformación serán más recomendables unas u otras para obtener una buena corrección. En todas ellas se elimina hueso para rebajar el engrosamiento de la articulación hipertrofiada y para alinear el metatarsiano y el dedo.No es recomendable operar si la patología no es dolorosa.

Una vez interiorizado esto, es muy fácil entender las medidas de prevención y la importancia de aplicarlas para poder evitar la formación o el avance de la deformación. Con ellas conseguiríamos evitar en gran medida la cirugía.

  • No utilizar calzados inadecuados. Ni con la puntera estrecha (tienen que respetar siempre el ancho del pie para evitar que los dedos se desvíen) ni con excesivo tacón (cuanta más altura mayor sobrecarga de la zona anterior del pie y mayor desviación).
  • Si detectas un principio de deformación no dejarlo pasar hasta que sea exagerado o duela. Acudir a un podólogo para que tras la realización de una exploración biomecánica pueda detectar la patología y aplicar un tratamiento adecuado.
  • En cualquier caso en el que no esté recomendada la cirugía, irán bien unas plantillas para evitar que la deformación vaya a más, controlando y mejorando la distribución de las presiones en la zona.

Falsos mitos:

  • Con el corrector de “juanete” nocturno conseguiré corregir el mío.
    Este mito está muy extendido, pero no tiene nada de cierto. El “juanete” es una deformación causada durante la marcha por la forma de pisar, no avanza cuando estamos en reposo. Si aplicamos un tratamiento cuando estamos en esta situación no obtendremos ningún resultado positivo.
  • Si mi madre (o cualquier familiar) tiene “juanete” y lo he heredado no puedo hacer nada para evitar desarrollarlos.
    Como hemos explicado en el apartado del factor genético, se hereda la forma del pie, no la deformación. Por lo que siempre que apliquemos unas plantillas para conseguir una correcta distribución de presiones en el pie evitaremos que se desarrolle la deformación.
  • Si me opero de juanete me desharé de él para siempre y si no es así es que no me realizaron bien la intervención quirúrgica.
    Esta afirmación no es correcta puesto que, normalmente con la cirugía conseguimos rectificar la deformación existente pero no la forma de distribuir las presiones al caminar de la persona. Esto quiere decir que puede volver a desarrollarla con el tiempo si no aplica un tratamiento de plantillas que ayude a la correcta distribución de presiones.

Regina Beltrán

Podóloga

LA INCONTINENCIA URINARIA NO ES NORMAL

LA INCONTINENCIA URINARIA NO ES NORMAL

Entre los muchos anuncios que a diario veo hay dos que nunca he entendido y que incluso llegan a molestarme: los anuncios de compresas para la menstruación y los anuncios de compresas para la incontinencia, o “pérdidas leves de orina”, como las llaman. En el primer caso, a veces no hay quién los entienda y presenta los días de regla como si fuera una fiesta, cuando todas sabemos que da igual la compresa que utilices o el tampón, de la marca que sea, esos días son un asco. En el segundo caso, presentan las pérdidas de orina como si fuera algo normal, y cuya solución es una compresa y… lista, ya puedes ir al cine, hacer deporte o de compras con las amigas, todo solucionado. Nada más lejos de la realidad.

22497680-B899-4F34-A9A2-17AC2DDBF1A3

Si observamos bien los anuncios de compresas (sean para el uso que sea) todos hacen hincapié en tres cosas:

• Las compresas son muy finas, para que no se noten.
• A pesar de ser tan finas absorben mucho
• Bloquean el olor, ya que la orina huele.
Esto se debe a que estas tres cosas son muy importantes para las mujeres: que no se note que la llevas, que no traspase y por supuesto, que no huela. Esto ultimo muy importante en el caso de la pérdida de orina, ya que el pis huele.

Otra cosa que podemos analizar es la evolución de los anuncios: viendo un anuncio del año 2006 para las “pérdidas leves de orina”, vemos a una señora madura comiendo con unas amigas hablando de lo segura y protegida que se siente desde que usa las compresas. En el anuncio de este año 2017 vemos a un grupo de amigas jóvenes que va hacer deporte y que le explican a una de ellas los beneficios de usar las compresas para la pérdida de orina durante la actividad deportiva y que además le permite llevar sus mallas de deporte, mucho más bonitas.

De todo ello podemos sacar la conclusión de que la incontinencia urinaria, que hace unos años se consideraba cosa de mujeres maduras, ya menopáusicas, hoy en día se da por sentado que puede afectar en cualquier franja de edad, tanto en mujeres que han sido madres como en aquellas que hacen deporte, porque el problema no es la edad, si no el estado del suelo pélvico.

Si te metes en las paginas webs de estas marcas hay mucha información sobre la incontinencia urinaria, sobre ejercicios para el suelo pélvico, sobre consejos de cómo actuar o a donde debes ir, cosa que les agradezco, es todo un detalle.

080989F0-17D9-4E5C-91D7-99C4BCF0687F

Menos mal que los tiempos avanzan y que ya somos muchas las profesionales, sobre todo fisioterapeutas, que nos hemos especializado en suelo pélvico, y que desde las redes sociales, en nuestras clases de pilates o en consulta, intentamos concienciar a todas las mujeres, sean de la edad que sea, que las pérdidas de orina (sobre todo si son leves) se pueden curar, es decir, podemos recuperar la capacidad de reír, estornudar, saltar, correr o lo que sea, sin tener que “mearnos” encima, y perdonen que sea tan directa, pero así es, no se debe normalizar la pérdida de orina, fruto de los años, de los partos o de lo que sea. Y nos respaldan los estudios realizados por fisioterapeutas de gran renombre mundial como Kari Bo, que ha demostrado científicamente que el entrenamiento muscular del suelo pélvico puede acabar con la incontinencia urinaria. El suelo pélvico es un conjunto de músculos que también se pueden trabajar y entrenar como cualquier otro grupo muscular de nuestro cuerpo.

Muchas veces esas pérdidas de orina (leves o no leves) llevan asociadas otros síntomas: anorgasmia (falta de sensación orgásmica o muy poca sensación), dispaurenias (dolor en las relaciones sexuales), un prolapso (el descenso de un órgano pélvico, como la vejiga por la vagina). Todos estos síntomas afectan a la calidad de vida de la mujer y no se solucionan con una compresa.

El mensaje que quiero transmitir a todas las mujeres, es que las pérdidas de orina no son normales, que si ocurren es por alguna causa y no hay que conformarse con utilizar únicamente una compresa. El camino correcto es acudir al especialista, empezando por urólogos y ginecólogos, para descartar una patología grave y averiguar bien el motivo y después aplicar el tratamiento más adecuado, y ahí es donde los fisioterapeutas podemos ayudar, con una batería grande de herramientas con las que contamos: enseñar a trabajar la musculatura, electroestimulación, hipopresivos… y muchas otras cosas. Los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, trabajamos aplicando tratamientos y previniendo también. Igual que vamos al ginecólogo deberíamos valorar el estado de nuestro suelo pélvico, para saber cómo trabajarlo bien para prevenir en un futuro posibles problemas.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta