LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA FISIOTERAPIA

La fisioterapia está de moda. Nuestra sociedad ha experimentado un notable cambio en las últimas décadas. Ha descendido notablemente el número de fumadores, la gente está más preocupada por la alimentación y en general llevamos una vida más saludable. Paralelamente a estos cambios ha aumentado la demanda de fisioterapia y por lo tanto lo ha hecho también la oferta.
He entrevistado a varios fisioterapeutas para optener respuestas desde varios frentes. Voy a comentar la situación en la ciudad de Valencia pero me encantaría recibir las opiniones de fisioterapeutas de toda España e incluso de fuera de nuestras fronteras.

E910965E-2F78-45F0-990E-FAD48CEFCF84

La formación 

Uno de los grandes negocios que ha surgido de la crisis es la formación y con la fisioterapia no podía ser distinto. En la actualidad hay 4 universidades que ofrecen la carrera de fisioterapia en Valencia y numerosos los centros que ofrecen postgrados y cursos formativos muy diversos.
Varios alumnos de fisioterapia y algunos fisioterapeutas noveles destacan una preocupante situación en las universidades. Algunos profesores que enseñan determinadas técnicas de tratamiento en sus clases de una manera básica “venden” sus cursos fuera de la universidad como opciones más válidas. V.A. me comentó que realizó un postgrado de uno de esos profesores y su sorpresa fue que toda esa formación bien podría haberse ofrecido en la universidad. L.F. me comentaba que en la universidad de Valencia se estudia una asignatura llamada “Historia de la fisioterapia” de 60 horas lectivas que aporta bien poco a la formación de un profesional mientras otras áreas parecen estar desatendidas.

Estas no dejan de ser opiniones personales pero desde luego ya podemos sacar algunas conclusiones. Cada año surgen más de 400 fisioterapeutas nuevos de las universidades de Valencia y para muchos de ellos el primer paso es seguir formándose.

Primeros pasos
En Zensya recibimos muchos curriculums de fisioterapeutas sin experiencia pero desde luego todos ellos poseen o están estudiando algún máster o curso complementario.
B.G. Me comentaba que la falta de experiencia está siendo una importante barrera para encontrar trabajo y que por lo tanto sigue formándose. Los trabajos que ha encontrado por el momento son de horas sueltas, con muchas promesas y en algunos casos realizando tareas complementarias como pilates o cursos de natación.
La situación laboral actual que describe B.G conduce a los fisioterapeutas a darse de alta en el régimen general de autónomos para tener más opciones, llegando a situaciones en las que el profesional cobra únicamente el 20% del precio de la consulta. J.B. fue quien me comentó esta situación en un conocido gimnasio donde el cliente pagaba 40€ por la sesión mientras él percibía 8€. Teniendo en cuenta los impuestos y la cuota de autónomo la situación era insostenible.
Situaciones parecidas me han comentado otros fisioterapeutas autónomos que trabajan en clínicas que prestan servicios para mutuas de accidentes o seguros médicos privados llegando a cobrar únicamente 3€ por atender a un paciente.
Por lo tanto muchos deciden irse al extranjero y en nuestro caso la mejor opción es viajar a Francia. Recientemente se ha incorporado a Zensya J.G. después de pasar 5 años en tierras Galas. Allí existe límite de matrículas en la universidad de manera que no se produce la saturación de recién graduados que comentaba en párrafos anteriores y la fisioterapia no es que esté de moda sino que lleva muchos años integrada en la cultura del país. Su presencia en los servicios sanitarios es mayor y también su consideración por parte de la población francesa de manera que los salarios llegan a cuadruplicar los españoles.
En otras profesiones se opta por preparar unas oposiciones y trabajar para el estado pero resulta que nuestra presencia en la seguridad social es casi anecdótica. El “Hospital universitario la Fe” de Valencia tiene aproximadamente 7000 trabajadores de los cuales mas de 1100 son médicos pero hay menos de 60 fisioterapeutas.
Concluyendo, un fisioterapeuta recién graduado en Valencia lo tiene muy difícil para encontrar trabajo y sus únicas opciones pasan por formarse más, “hacerse autónomo” o viajar al extranjero.

Clínicas y autónomos
Es fácil de decir “Eres muy bueno y esto te encanta, móntate una clínica y ganarás mucho dinero” pero la realidad es muy distinta.
Podría escribir un amplio artículo simplemente con el tema “Móntate una clinica” y de hecho no descarto escribirlo pero en este momento seré breve.
El mercado laboral actual, el régimen general de autónomos, la situación económica del país, la excesiva competencia y las pocas ayudas del gobierno, entre otros factores, hacen que montarse una empresa sea algo muy costoso y complicado pero a su vez una de las pocas opciones viables para “ganarse la vida” como fisioterapeuta.
Toda mi vida profesional he sido “autónomo” y me ha permitido trabajar hasta en 5 empresas distintas al mismo tiempo. Durante más de 10 años he ido creando una cartera de clientes que me ha permitido poder abrir mi propia empresa pero desde luego la situación actual no es la misma.

08A34AA3-7DE0-4F6A-8E2A-FF0CEE08D6F5

¿Renuncio a la fisioterapia?
La visión catastrofista de mi texto sobre la fisioterapia puede desanimar a los estudiantes y recién graduados y por ello a continuación quiero dar una serie de consejos y pautas para salir adelante en esta maravillosa profesión.
● Asociarse es una buena opción. Odontólogos, podólogos, psicólogos, nutricionistas incluso médicos se encuentran en nuestra misma situación.

● No hagas lo mismo que los demás. Explora el mercado, observa la competencia, usa la tecnología, especializate en algo distinto. El mercado laboral está cambiando y hay que cambiar el concepto tradicional.

● Ofrece tus servicios de forma gratuita. La clave del éxito en nuestra profesión en la experiencia. Puedes hacer multitud de cursos pero si no tienes clientes para aplicar esos conocimientos al final parte de ellos se pierden. Trabajar sin cobrar puede aportarte más conocimientos que un máster y te costará menos dinero.

● Hay que ser paciente y saber venderse. Tanto si trabajas como si no tu red de contactos será clave. En Internet hay mucha información sobre el “networking” aplicala y obtendrás resultados.

Conclusiones
● Lamentablemente la formación en nuestro país se ha convertido en un gran negocio y en fisioterapia no podía ser distinto. Empieza en las universidades y continúa fuera de ellas.

● El mercado laboral Español y en concreto el régimen general de autónomos está obsoleto y no es adecuado para la situación actual.

● El sistema sanitario público y el privado basado en los seguros de salud “maltratan” el servicio de fisioterapia.

● La fisioterapia privada se consolida e incluso satura las calles, pero cada vez estamos más valorados y hemos conseguido ganarnos a la población gracias a los buenos resultados de nuestro trabajo.

● Nuestra sociedad avanza hacia un estilo de vida más saludable y la fisioterapia cada vez tiene un papel más importante. Es claramente una profesión de futuro.

 

Me encantaría recibir las opiniones de fisioterapeutas de otros lugares de España y del extranjero.

Raul García. Fisioterapeuta

 

Zensya

6 thoughts on “LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA FISIOTERAPIA

  1. Belen says:

    Yo soy podóloga y trabajo en una clinica con mas especialidades entre ellas fisios y hablamos mucho de esto…nuestras profesiones siguen aun estando desmerecidas en muchas ocasiones, yo soy la “callista” y ella la “masajista” para muchos, desgraciadamente. Pienso que deberia existir un numerus clausus en las universidades en estas carreras, porque es una locura, el trabajo que hay en su inmensisima mayoria es de autonomo o cobrando una miseria y echando mas horas que un reloj. Las universidades se han convertido en un negocio. Hay gente que termina la carrera y se pone a hacer dos master asi a lo loco, se creen que por tener mas formación van a encontrar trabajo y esto realmente en España no funciona ya asi. Primero lo principal es encontrar un trabajo y los master y postgrados se hacen cuando uno vaya detectando sus carencias, hay una fiebre brutal de titulitis, se ve gente super inepta para trabajar que ni siquiera sabe empatizar con el paciente pero con dos master y un postgrado. Alguien deberia de ponerle freno a este despeñe universitario sin sentido.

    • Zensya says:

      Tienes toda la razón. En mi empresa también hay una podóloga y coincide con lo que dices. Si te animas a escribir sobre vuestra situación te ofrezco este blog para que te expreses. Muchas gracias por comentar!

  2. david says:

    En España el mercado de la fisioterapia esta completamente bloqueado debio a diversas razones , la fundamental es la produccion excesiva de fisioterapeutas ( al igual que decenas de carreras universitarias) , la falta de opoyo por parte del estado acualquier tipo de terapia que no salga de una farmaceutica (al igual que cientos profesiones olvidadas en el I+D ),pero la fundamental y esta es endemica de la sociedad y la crisis (robo mafioso politico , apoyado en las urnas por 2/3 de los españoles) española es la falta de recursos economicos de la “ciudadania” ( como nos llaman nuestros politicos )

  3. Palentino says:

    Esa misma opinión la tengo yo, y mi opinión es que ahora el que tenga dinero puede ser fisioterapeuta con el descontrol que hay de universidades cada vez màs y màs sin interesarles si luego tienes trabajo, y ademàs más cursos para fisioterapeutas para seguir haciendo negocio y siguen haciendo caja algunos a nuestra costa, la fisioterapia ahora es un negocio pero solo para ellos. Donde estàn los colegios de fisioterapia para poner un control?Serà que ellos hacen también negocio?y no solo con eso ahora van a estropear el mercado francés pues como lo ùnico que les interesa es el dinero en muchas universidaes de cataluña,no se en las otras, màs del 90% son fisios franceses quemàs da si ellos siguen haciendo negocio.
    Que triste me arece que algunas familias se endeuden porque es el sueño de sus hijos para que luego acaben no tengan trabajo o se tengan que ir a otro paìs en cambio la gente que tiene dinero les enchufan en los pocos buenos trabajos que hay, o abren sus enormes clìnicas para contratar fisios recien salidos de la carrera pagandoles cuatro duros porque no llega a cuatro euros.
    Un control por favor

  4. Elena says:

    Buenas noches! Yo soy fisioterapeuta como aquel que dice “recién salida del horno” y debido a la situación laboral española, he ido a trabajar al extranjero (Francia), desgraciadamente como toda mi familia.
    Con permiso, cuento un poco la situación en la que me encontré en la universidad: estudié en una universidad catalana, en la cual solo había una promoción de fisios, pero año tras año se fueron implantando varios dobles grados asociados a la fisioterapia dando como resultado una salida de 5 promociones (unas 140 personas) cuando antes sólo eran 40 aproximadamente…y esto solo en una provincia!!! Una barbaridad el descontrol de alumnos formados por año, y más teniendo en cuenta la situación actual del mercado laboral.
    Así pues, tras varios intentos fallidos de trabajar en mi tierra, una de las opciones que me planteé en la búsqueda de “trabajar para vivir” y no “vivir para trabajar”, fue venir al país vecino, y tras muchos meses de papeleos, luchas con traductores, comisiones, equivalencias y demás organizaciones (me río del plan Bolonia que supuestamente facilita la empleabilidad, movilidad y reconocimiento de los títulos universitarios en toda Europa) conseguí un puesto de trabajo aquí.
    Estoy muy agradecida con la oportunidad que este país me ha ofrecido, que sin experiencia alguna, me ha acogido en uno de sus centros. Si que es verdad que el sistema sanitario francés en referencia a nuestra profesión es muy diferente al nuestro (el fisio está reembolsado, se prescriben sesiones de fisio en vez de multitud de pastillas, todo el mundo tiene acceso a nuestras consultas…) pero desde mi humilde opinión, esta “burbuja” algún día explotará…tanto por la parte francesa, que de alguna manera aumentará el número de fisios que se gradúan cada año para cubrir la demanda de su país, como por la parte española, que invierte en la formación de muchas personas cuyo único objetivo es una fuga de cerebros.
    Me gustaría que mi futuro a largo término fuera en España, y por ello y por todos los fisios espero que la situación cambie, porque supongo que todos coincidiremos en que “como en casa, en ningún sitio”, pero desgraciadamente mi futuro a corto-medio término está aquí. Beaucoup de bisous fisioterapeutas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *