RUNNING Y SUELO PÉLVICO

El deporte es muy sano y muy necesario para llevar un estilo de vida saludable, en eso estamos todos de acuerdo, pero como fisioterapeuta, también sé que hay deportes más y menos adecuados, según la patología o las características del paciente, y como además soy mujer y mi especialidad es el suelo pélvico, también sé que hay deportes que tienen un mayor impacto sobre mi suelo pélvico y pueden ocasionarme un problema, y estoy hablando por ejemplo del RUNNING.

El running es el deporte más fácil del mundo: no requiere casi nada de inversión, únicamente unas buenas zapatillas y ropa cómoda. En todas las ciudades hay lugares habilitados para correr, y además ayuda a mantener el peso, a liberar estrés, te permite estar en contacto con la naturaleza. A mí personalmente, me encanta. Después de un día agotador no hay para mí mayor placer que echar a correr, con la música bien alta. Hay quien medita, pues yo corro y todo lo rápido que puedo.

Después de un parto, buscamos recuperar nuestra figura lo antes posible, volver a estar como antes, y es muy habitual ver a mamis empujando el carrito del bebe y corriendo. Muchas ya corrían antes del embarazo, algunas incluso lo han hecho durante el embarazo y después quieren volver lo antes posible, pero es un error que puede traernos graves consecuencias: prolapsos (salida al exterior por la vagina de algún órgano pélvico como la vejiga o el útero), incontinencia urinaria y falta de calidad orgásmica, entre otras.

Cada vez que el pie impacta contra el suelo, se produce un aumento de presión en el suelo pélvico, es muy importante esto, porque un suelo pélvico que no esté fuerte no podrá aguantar está presión, lo que significa que no podrá sostener a la vejiga y al útero en su sitio, y por muy bien, que haya ido la cosa, después de un embarazo y un parto, la musculatura pélvica está débil.

Por supuesto, que no hay que dejar de practicar este deporte por ser mujer o ser madre, simplemente hemos de tener unas precauciones, utilizar nuestro sentido común: antes de nada hay que saber cómo se encuentra nuestra musculatura perineal:

* Si acabas de parir, generalmente ocurren dos cosas: tus músculos perineales están débiles y puedes tener algún quilo de más. No debes comenzar a correr hasta que no sepas como están tus músculos perineales y le quites un poco de presión a la zona abdominal, es decir hayas bajado algo de peso. Lo ideal es caminar en estos primeros meses (entre 3 y 6 meses), hacer hipopresivos y fortalecer de nuevo la musculatura pélvica.

* Si eres corredora habitual, aunque no hayas sido mama aún, es también importante que sepas como esta tu suelo pélvico. Y que incorpores a tu rutina diaria los hipopresivos y el entrenamiento de la musculatura perineal.

* Si además de corredora también vas al gimnasio a hacer pesas, máquinas y crossfit, con un montón de sentadillas, jumpings, abdominales tipo “crunch”, lunges…., con más motivo aún debes averiguar cómo está tu suelo pélvico e introducir en tu rutina, por un lado los abdominales hipopresivos y por otro lado el entrenamiento muscular del suelo pélvico.

* Si tienes sobrepeso, quieres adelgazar y has comenzado a correr, también debes tener en cuenta, que el sobrepeso ya supone un aumento de la presión en el suelo pélvico, averigua como está, comienza caminando hasta que hayas perdido unos quilos, y poco a poco introduce la carrera, los hipopresivos y el entrenamiento de la musculatura perineal.

* Y por supuesto, si eres corredora y tienes problemas de incontinencia urinaria, debes hacerte una valoración para saber el estado de tus músculos perineales, saber dónde está la causa y tratarla, no agravar más el problema.

Como consejos generales para todas:

* Intentar correr siempre en tierra, el asfalto supone un mayor impacto sobre el suelo pélvico.

* Combinar la carrera con otra actividad de cardio que sea menos agresiva para el suelo pélvico: elíptica, bicicleta, caminar, nadar.

 

RUNNING Y EMBARAZO

Tanto el embarazo como correr suponen un aumento de la presión en el suelo pélvico y aunque correr no está contraindicado en la mujer gestante; siempre y cuando este acostumbrada a correr de forma previa, el embarazo transcurra con normalidad y no más allá de las 25 semanas; si se hace sin saber cómo está la musculatura perineal y sin fortalecer los músculos pélvicos, puede aparecer incontinencia, ya que el suelo pélvico no puede gestionar bien la presión y la musculatura no puede cerrar bien los esfínteres, tanto el uretral como el de la vejiga, y la orina acaba escapándose.

En conclusión, si te gusta correr sigue haciéndolo, pero:

1. Acude a un fisioterapeuta especializado y averigua cuál es el estado de tu suelo pélvico.

2. Entrena de forma diaria tu suelo pélvico: el fisioterapeuta te enseñara la rutina diaria que tienes que hacer y como progresar en ella, para aumentar la fuerza y la resistencia de tu suelo pélvico.

3. Realizas abdominales hipopresivos: estos abdominales trabajan el transverso del abdomen y el suelo pélvico a la vez.

 

Zara Ramírez. Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico.

Please follow and like us:

LA INCONTINENCIA URINARIA NO ES NORMAL

LA INCONTINENCIA URINARIA NO ES NORMAL

Entre los muchos anuncios que a diario veo hay dos que nunca he entendido y que incluso llegan a molestarme: los anuncios de compresas para la menstruación y los anuncios de compresas para la incontinencia, o “pérdidas leves de orina”, como las llaman. En el primer caso, a veces no hay quién los entienda y presenta los días de regla como si fuera una fiesta, cuando todas sabemos que da igual la compresa que utilices o el tampón, de la marca que sea, esos días son un asco. En el segundo caso, presentan las pérdidas de orina como si fuera algo normal, y cuya solución es una compresa y… lista, ya puedes ir al cine, hacer deporte o de compras con las amigas, todo solucionado. Nada más lejos de la realidad.

22497680-B899-4F34-A9A2-17AC2DDBF1A3

Si observamos bien los anuncios de compresas (sean para el uso que sea) todos hacen hincapié en tres cosas:

• Las compresas son muy finas, para que no se noten.
• A pesar de ser tan finas absorben mucho
• Bloquean el olor, ya que la orina huele.
Esto se debe a que estas tres cosas son muy importantes para las mujeres: que no se note que la llevas, que no traspase y por supuesto, que no huela. Esto ultimo muy importante en el caso de la pérdida de orina, ya que el pis huele.

Otra cosa que podemos analizar es la evolución de los anuncios: viendo un anuncio del año 2006 para las “pérdidas leves de orina”, vemos a una señora madura comiendo con unas amigas hablando de lo segura y protegida que se siente desde que usa las compresas. En el anuncio de este año 2017 vemos a un grupo de amigas jóvenes que va hacer deporte y que le explican a una de ellas los beneficios de usar las compresas para la pérdida de orina durante la actividad deportiva y que además le permite llevar sus mallas de deporte, mucho más bonitas.

De todo ello podemos sacar la conclusión de que la incontinencia urinaria, que hace unos años se consideraba cosa de mujeres maduras, ya menopáusicas, hoy en día se da por sentado que puede afectar en cualquier franja de edad, tanto en mujeres que han sido madres como en aquellas que hacen deporte, porque el problema no es la edad, si no el estado del suelo pélvico.

Si te metes en las paginas webs de estas marcas hay mucha información sobre la incontinencia urinaria, sobre ejercicios para el suelo pélvico, sobre consejos de cómo actuar o a donde debes ir, cosa que les agradezco, es todo un detalle.

080989F0-17D9-4E5C-91D7-99C4BCF0687F

Menos mal que los tiempos avanzan y que ya somos muchas las profesionales, sobre todo fisioterapeutas, que nos hemos especializado en suelo pélvico, y que desde las redes sociales, en nuestras clases de pilates o en consulta, intentamos concienciar a todas las mujeres, sean de la edad que sea, que las pérdidas de orina (sobre todo si son leves) se pueden curar, es decir, podemos recuperar la capacidad de reír, estornudar, saltar, correr o lo que sea, sin tener que “mearnos” encima, y perdonen que sea tan directa, pero así es, no se debe normalizar la pérdida de orina, fruto de los años, de los partos o de lo que sea. Y nos respaldan los estudios realizados por fisioterapeutas de gran renombre mundial como Kari Bo, que ha demostrado científicamente que el entrenamiento muscular del suelo pélvico puede acabar con la incontinencia urinaria. El suelo pélvico es un conjunto de músculos que también se pueden trabajar y entrenar como cualquier otro grupo muscular de nuestro cuerpo.

Muchas veces esas pérdidas de orina (leves o no leves) llevan asociadas otros síntomas: anorgasmia (falta de sensación orgásmica o muy poca sensación), dispaurenias (dolor en las relaciones sexuales), un prolapso (el descenso de un órgano pélvico, como la vejiga por la vagina). Todos estos síntomas afectan a la calidad de vida de la mujer y no se solucionan con una compresa.

El mensaje que quiero transmitir a todas las mujeres, es que las pérdidas de orina no son normales, que si ocurren es por alguna causa y no hay que conformarse con utilizar únicamente una compresa. El camino correcto es acudir al especialista, empezando por urólogos y ginecólogos, para descartar una patología grave y averiguar bien el motivo y después aplicar el tratamiento más adecuado, y ahí es donde los fisioterapeutas podemos ayudar, con una batería grande de herramientas con las que contamos: enseñar a trabajar la musculatura, electroestimulación, hipopresivos… y muchas otras cosas. Los fisioterapeutas especializados en suelo pélvico, trabajamos aplicando tratamientos y previniendo también. Igual que vamos al ginecólogo deberíamos valorar el estado de nuestro suelo pélvico, para saber cómo trabajarlo bien para prevenir en un futuro posibles problemas.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

ESTIRAMIENTOS, SU USO EN LA ACTUALIDAD

Muchos son los mitos acerca de los estiramientos, cuando y de qué manera hacerlos, cuales son mejores y peores etc…
Cuántas veces hemos oído “estira que si no te romperás” o “si tienes agujetas tienes que estirar”, todo el mundo en esta sociedad tiene conocimientos sobre estiramientos y entrenamiento, tanto deportistas, amigos, padres, tíos y un largo etc… y la única realidad es la que se ha podido demostrar, lejos de los componentes psicológicos y el efecto placebo que se pueda producir por los estiramientos.

7187F3EE-7BD5-4852-83BF-02DE2BEC01CE-208-0000001DD38EFEFA

Mediante una revisión bibliográfica se ha tratado de investigar los siguientes mitos y darle validez a las siguientes hipótesis:

1. Estirar como forma de aumentar la amplitud de movimiento articular.

Los estiramientos modifican el grado de amplitud de movimiento articular.

2. Estirar para disminuir la rigidez muscular o resistencia muscular de reposo al estiramiento (RMRE).

Los estiramientos sólo modifican de forma muy limitada en el tiempo el grado de rigidez muscular o resistencia muscular de reposo al estiramiento tras la realización de ejercicios aislados, pudiendo producirse hasta una elevación de ésta tras la realización continuada de estiramientos.

3. Estirar para tratar desequilibrios musculares.

En el tratamiento de un desequilibrio muscular, el estiramiento del músculo supuestamente acortado o contracto no parece ser lo más indicado. El tratamiento de elección debería ser, junto con recomendaciones higiénicas posturales para la vida diaria, el de fortalecer con ejercicios de hipertrofia el músculo debilitado

4. Estirar como forma de aumentar la longitud muscular.

Los métodos de estiramientos realizados en la práctica terapéutica y físico-deportiva diaria no provocan un aumento de la longitud muscular a partir de cambios en el número de sarcómeros o longitud de las fibras musculares.

5. Estirar para disminuir el tono muscular.

Los estiramientos provocan una disminución de la actividad de la motoneurona que podría identificarse con una disminución del tono muscular homolateral, sin embargo, estos efectos desaparecen una vez finalizado el estiramiento. El músculo que se expone a un estiramiento esta neuromuscularmente inactivo durante y al final de la realización de éste, por lo que no podemos hablar de modificaciones en el tono muscular de naturaleza neurogénica.

6. Estirar para optimizar la recuperación muscular.

Los estiramientos no actúan positivamente acelerando el proceso de recuperación física.

7. Estirar para evitar la aparición de las agujetas, denominadas actualmente de forma más rigurosa como molestias musculares de aparición demorada (MMAD) o dolor muscular postejercicio de aparición tardía (DOMPAT).

Los estiramientos no previenen la aparición de MMAD, si no que realizados de forma intensa pueden hasta aumentar la magnitud de dichas molestias musculares. Sólo realizados de forma suave parecen tener un efecto beneficioso.

8. Estirar para prevenir lesiones músculotendinosas.

Los estiramientos no tienen un efecto significativo en la disminución de la incidencia lesional, pudiendo bajo determinadas condiciones hasta aumentar la probabilidad de lesionarse.

9. Estirar como preparación de la musculatura para la actividad físico-deportiva.

La realización de estiramientos previos a la práctica deportiva no parecen aumentar el rendimiento en ésta, siendo este efecto claramente negativo a corto plazo en las actividades en donde la velocidad, fuerza o acción muscular de ciclo extensión-contracción jueguen un papel relevante.
CB1124D3-0CD6-4718-B3AC-4F41607517CA-208-0000001CEB7EB6D3
Así pues, después de lo expuesto podemos llegar a la conclusión de que la realización de estiramientos musculares han tenido una indiscutible aceptación generalizada tanto en el ámbito deportivo como fisioterapéutico, no obstante, dicha puesta en práctica masiva parece haberse basado más bien en datos empíricos que estrictamente experimentales. Por tanto podemos afirmar que los estiramientos solo son beneficiosos en algunos aspectos muy puntuales y en contextos muy específicos y no de manera generalizada como se ha implantado en la sociedad. Todo esto hablando desde la perspectiva científica y los estudios basados en datos, obviando el componente placebo y el efecto beneficioso que pueda tener a nivel mental y personal.

Please follow and like us:

RECUPERACIÓN POSTPARTO: ¿ABDOMINALES SÍ O NO?

Después del parto suceden muchas cosas y una de ellas es que te llevas un susto cuando te miras el abdomen. “¿Como puede ser que el bebé este fuera y yo tenga todavía esta barriga?” Te angustias preguntándote si volverá de nuevo a su sitio. Pero tranquila, hay vida después del parto, tu abdominen volverá de nuevo a su sitio, solo hay que darle tiempo y hacer las cosas bien.

Esta hinchazón del abdomen se debe principalmente a dos causas: el crecimiento uterino (el útero aumenta hasta 20 veces su peso y 1000 veces su capacidad inicial) y la diástasis abdominal (la separación de los músculos abdominales por la línea alba). El útero debe volver a su lugar y a su tamaño y los rectos abdominales deben juntarse de nuevo.

El postparto inmediato dura unas 6 semanas y 8 en el caso de cesárea, es el tiempo aproximado que necesita el cuerpo de la mujer para ir poco a poco volviendo al estado previo al embarazo. No es recomendable que durante ese tiempo forcemos nuestro cuerpo, el útero poco a poco irá recuperando su forma y su posición. Sin embargo es el momento ideal para trabajar nuestro suelo pélvico y que de ese modo realice de nuevo una de sus funciones principales, sostener los órganos pélvicos.

brunette woman doing a sit up

Los músculos abdominales hay que comenzar a trabajarlos a partir de ese postparto inmediato pero debemos tomar precauciones pues no todos los ejercicios abdominales son seguros. Los ejercicios en el postparto deben ayudarnos a cerrar la diástasis abdominal y recuperar la faja abdominal, todo ello respetando el suelo pélvico, sin provocar empujes que lo debiliten o puedan provocar el descenso de algún órgano (prolapsos). Los ejercicios abdominales clásicos, tipo “crunch”,no cumplen con ninguno de estos requisitos.

Los estudios lo han demostrado, los abdominales tradicionales en los que se sube la cabeza hacia el abdomen separan más la línea alba y empujan el suelo pélvico. Son abdominales hiperpresivos que ejercen una gran presión sobre los músculos pélvicos, una musculatura que en un postparto esta débil. Sin embargo los abdominales hipopresivos, trabajan el abdomen sin ejercer ningún daño sobre el suelo pélvico y además contribuyen a que se eleve y fortalezca, trabajando de forma directa e indirecta.

Es una técnica basada en la respiración y el control postural, donde el abdomen trabaja a muy baja presión y sin empujes. Elevamos la parrilla costal y con ayuda del diafragma trabajamos el abdomen sin presiones peligrosas para el suelo pélvico ayudando a su vez a mejorar nuestra postura.

IMG_0042

Personalmente utilizo esta técnica tanto en mis clases colectivas de recuperación postparto como en mis tratamientos en consulta ya sea para tratar las incontinencias como los prolapsos (descenso de un órgano por la cavidad vaginal) con muy buenos resultados.

Cuando “mis mamis” me preguntan por el postparto, siempre intento que entiendan que todo volverá a su lugar, con paciencia y con cariño y sobre todo con esfuerzo, pero que es importante hacer las cosas de la forma adecuada. Es muy importante valorar el cuerpo de la mujer, comprobar su diástasis abdominal y el estado de su suelo pélvico. Y tras este análisis acudir a los profesionales adecuados para lograr la total recuperación sin correr riesgos para la salud.

EN EL POSTPARTO ABDOMINALES SÍ, PERO HIPOPRESIVOS.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta

 

Please follow and like us:

NUEVO SERVICIO DE ENTRENAMIENTO PERSONAL

El verano, como todos los años, daba fin a sus días el 22 de Septiembre, pero desafortunadamente para la gran mayoría acababa bastante más pronto con el fin de las vacaciones estivales. Una de las mejores épocas del año que combina vacaciones, tiempo libre y de descanso, excesos alimenticios y aumento del sedentarismo.

Todos estos cambios en nuestras rutinas, generan de la misma manera excesos o defectos en nuestro organismo que se manifiestan, a la vuelta de las vacaciones, en nuestro cuerpo. Todos sabemos de que estamos hablando…engordar, adelgazar, no tener ganas de realizar actividades físicas,etc. Tras esta primera fase de “análisis interno”post-verano, llegan los buenos propósitos (si es que llegan) de salir a correr, apuntarse al gimnasio, etc. Y con el agobio de la vuelta al trabajo, el colegio de los niños, los libros, la matricula de este o aquel curso… a finales de septiembre ya nos hemos olvidado de salir a correr o del gimnasio. Es por eso que realmente el mes de los buenos propósitos debería ser Octubre.

En Zensya pensando un poco en todo esto e intentando ser de ayuda, hemos incorporado un servicio de Entrenamiento Personal para el disfrute de nuestros clientes.

entrenamiento personal, verano, objetivos

El entrenamiento personal es una herramienta de trabajo, empleada por los profesionales de las ciencias de la Actividad Física y el Deporte y/o Fisioterapeutas para la mejora de la condición física de varios sectores de la población, contribuyendo de esta manera a lograr unos objetivos variables en función de cada cliente.

Suelen ser personas de edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, las que contratan los servicios de un entrenador personal. En la mayoría de los casos se busca una mejoría de la condición física, un acondicionamiento físico por razones de salud, un entrenamiento para el rendimiento deportivo, la rehabilitación y recuperación de lesiones o un entrenamiento para poblaciones especiales.

¿Cuales son las ventajas de trabajar con un entrenador personal?

  • Atención personalizada
  • Optimización del tiempo y entrenamiento variado y divertido
  • Motivación sin abandono
  • Planificación del entrenamiento en base a los objetivos preestablecidos y evaluación de resultados
  • Menor probabilidad de lesiones al realizar las ejecuciones de manera controlada y correcta

Todo esto y mucho más es lo que podrás encontrar en las sesiones de Entrenamiento Personal de Zensya. ¡Anímate y cumple con los buenos propósitos de Octubre!

Saludos a todos y nos vemos en nuestro próximo post.

Please follow and like us:

APRENDER A RESPIRAR

Esta es la primera entrada del blog de Zensya.

Voy a intentar realizar una entrada semanal con ejercicios muy sencillos de realizar y que tienen un gran valor terapéutico.

He grabado estos vídeos partiendo de la necesidad de muchos de mis pacientes de realizar ejercicios terapéuticos en sus domicilios. Por mucho que dediquemos tiempo en la consulta a explicarlos lo ideal es tener acceso a estos vídeos y así poder recurrir a ellos cuando sea necesario.

Este primer vídeo es simplemente una introducción. He visto que muchas personas presentan dificultad para respirar conscientemente con el diafragma, así que como muestra el vídeo la idea es tomar aire de modo que solo el abdomen se desplace mientras la caja torácica permanece estática.

¡Venga, a practicar!

La semana que viene empezaremos con los ejercicios lumbares.

Foto. Aprender a respirar

Aprender a respirar. Zensya -pincha aquí-

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

Please follow and like us: