¡ZAPATERO A TUS ZAPATOS! – Onicomicosis

Estoy realmente indignada con las cosas que me cuenta la gente que oye o que oigo yo misma y por eso he decido escribir esta entrada.

Hoy, sin ir más lejos, una amiga ha ido a un centro de estética para que le pintaran las uñas. Tras hacerle las manos iban a pasar a los pies, pero al ver que no tenía las uñas en perfecto estado han decidido diagnosticarle una onicomicosis. ¡Así la han llamado! Cuando primero, no pueden diagnosticar; segundo, no pueden tratar este tipo de afectaciones; tercero, la única forma de saber al 100% que se trata de un hongo es haciendo un cultivo, cosa que tampoco podrían solicitar.

Os nombraré alguna de las barbaridades que han pasado a comentarle después de esto:

  • Que tenía una onicomicosis pero que no se preocupara, que no era un hongo (la mayor controversia que he oído en mucho tiempo, ya que la onicomicosis es la infección de las uñas por hongos).
  • Luego ha pasado a inventarse el mecanismo de crecimiento de un hongo, porque según él empiezan siempre en el mismo sitio y crecen de la misma manera y hacia la misma dirección todos.
  • Que no se preocupara que se lo podía curar en ese mismo instante, con una sesión de láser. Tras negarse mi amiga ha insistido tanto que ha tenido que decirle no, es que tengo amigos podólogos, prefiero preguntar primero a un profesional de esto. A lo que ha pasado a decirle que no, que un podólogo no le puede hacer eso, que ellos solo quitan los callos y hacen plantillas, que las onicomicosis las tratan con cremas sólo, y no son eficaces…

Sinceramente, sé que sólo quería vender un tratamiento para amortizar la máquina que se había comprado. Más que nada porque a mi amiga le costó mucho salir del sitio.

Pero para que entendáis mejor mi cabreo, he de añadir que, casualmente, en este caso en concreto, yo anteriormente había tenido una conversación con esta persona, iniciada por él, porque al enterarse de que yo era podóloga quiso saber cómo trataba los hongos, si utilizaba láser, me contó que él sí, me preguntó si me interesaría trabajar en su centro de estética… A todo esto yo, muy educadamente, le estuve explicando que eso no podía ser, que un esteticista no puede tratar una onicomicosis porque es un tratamiento sanitario no de estética (en este momento me hizo explicarle el por qué también… que fue claro: porque lo dice la ley, supongo que porque nos hacen estudiar una carrera universitaria para ello), que yo no podía trabajar en un centro que tuviera servicios de estética porque la ley no lo permite, que necesitaría un registro sanitario y si se lo concedieran no podría tener servicios estéticos, a no ser que fueran ejecutados por médicos (dermatólogos, cirujanos, …) pero en ningún caso por esteticistas.

No quiero obviar la falta de conocimientos que me demostró al comentarme que con el láser conseguía en una sesión eliminar todas las bacterias y así desaparecía el hongo. Aquí fui yo la que me equivoqué, porque estuve explicándole que eso no era así, que un hongo no es una bacteria, lo cual me discutió hasta que entendió que se trata de microorganismos totalmente diferentes y no tienen por qué darse juntos. También me equivoqué al corregirle en varios conceptos más erróneos que me demostró tener. Pensé que le había dejado claro lo que había, porque pareció asumirlo todo, pero hoy, más de dos meses después, aún me he dado cuenta que me equivoqué en algo más… ¡En no tomar las medidas oportunas!

Por supuesto, voy a dejar constancia de todo esto en el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana, que estoy segura que tomará las medidas oportunas.

Os animo a que hagáis lo mismo cuando tengáis indicios de cosas similares, porque es algo muy grave, que nos hace daño a todos, sí a TODOS, ¡TODOS! Tanto a los profesionales como a los clientes, que son atendidos, a veces sin ser conscientes, por personas no cualificadas para los tratamientos que realizan.

 

Regina Beltrán.

Podóloga.

Please follow and like us:

¡ME SUDAN MUCHO LOS PIES!

Esta enfermedad se denomina hiperhidrosis, definida por la Real Academia Española como: Exceso de sudoración, generalizado o localizado en determinadas regiones de la piel, principalmente en los pies y en las manos.

Es muy habitual dar con pacientes con este problema. Hay un factor hereditario importante, aunque suele ser más prevalente en niños, adolescentes y deportistas. Además existen factores secundarios que incrementan exponencialmente el desarrollo de la enfermedad, como el uso de un mal calzado o la necesidad de trabajar con calzado de seguridad. Por otro lado, hay muchos casos de hiperhidrosis secundaria, cuando sucede como resultado de otra afectación médica.

Muchas veces va asociada a la bromhidrosis, mal olor.

Nos vamos a centrar ahora en consejos para mejorar el problema:

  1. Cambiar habitualmente los calcetines. Mínimos dos veces al día.
  2. Cambiar también habitualmente de calzado. Para dar tiempo a que ventile y no aumente la humedad. A esto le podemos incluir cambiar a zapatillas de ir por casa siempre que sea posible el rato que pasemos por casa.
  3. Extremar la higiene. Ha de quedar claro que la hiperhidrosis no es derivada a una falta de higiene. Aún así, es necesario lavar los pies con jabón anti-bacteriano dos veces al día.
  4. Secar muy bien los pies después de cada ducha. Si es posible dar con el secador con aire frío también.
  5. Utilizar calcetines de algodón. Para que absorban el sudor.
  6. Utilizar calzados que permitan la transpiración. Como zapatos de lona y cuero. Sobretodo evitar zapatos de goma.
  7. Es necesario aplicar polvos de talco a cada zapato regularmente. De esta manera reducimos la humedad en ellos.
  8. Acudir al podólogo para que le recomiende el producto regulador del sudor adecuado, junto con su pauta. Incluso recete alguna fórmula magistral para conseguir controlar tanto el sudor como su olor, cuando sea necesario.

Regina Beltrán

Podóloga

Please follow and like us:

EVITA LAS UÑAS ENCARNADAS

La importancia del corte adecuado de las uñas de los pies

Muchas veces acuden a consulta pacientes que refieren un dolor exagerado en los extremos de las uñas de los pies, producido por un corte inadecuado de éstas.

Las uñas encarnadas u onicocriptosis se producen en muchas ocasiones por este motivo. Si existe una buena concienciación de cómo se debe de realizar un corte adecuado, se evitarían gran cantidad de estos casos, a menudo muy dolorosos para el paciente, llegando incluso a incapacitar su actividad cotidiana.

Esta situación se agrava aún más si la persona es diabética, o presenta cualquier otro tipo de enfermedad neurodegenerativa, ya que al no sentir el dolor causado por la uña clavándose la lesión puede ser terrible.

Lo ideal es utilizar alicates para conseguir un mejor corte de uñas, sobretodo en el caso de tener las uñas engrosadas o duras. El cortaúñas dificulta más la tarea debido a su forma redondeada que hace que sea más sencillo cometer el error de meterse demasiado en los bordes.

La clave es cortar las uñas siguiendo su forma natural. Esto quiere decir que no tiene por qué ser un corte totalmente recto, si no que debe adaptarse a la morfología propia de la uña de cada persona.

uñas

Es beneficioso también mantener bien hidratada la piel, esto se puede conseguir con el uso de cremas hidratantes a diario, siendo recomendable que contengan urea en su composición.

Para concluir, quiero dejar claro que no siempre se producen las uñas encarnadas por un mal corte. Otra causa muy habitual que produce este mal es la propia forma de la uña. Es decir, hay uñas que, por su forma, sin haber sido mal cortadas previamente, se comprimen contra los bordes de la piel y producen la patología.

uña doblada

En estos casos, se debe evitar cortarse las uñas uno mismo y acudir a un podólogo para que pueda realizar el tratamiento adecuado.

 

Regina Beltrán

Podóloga

Please follow and like us:

¿EL MASAJE ESTÁ EN DESUSO?

Me he animado a escribir este artículo debido al trato despectivo que últimamente he visto por parte de los fisioterapeutas hacia una técnica ancestral de la cual soy un verdadero admirador.

Se trata de algo tan conocido como el masaje. Una técnica milenaria que últimamente veo menospreciada por aquellos que deberían respetarla y dominarla. Y sí, el masaje es una técnica manual que desde la madre que pone crema a su bebé, la pareja que juega con su amante o el anciano que se frota las doloridas articulaciones todo el mundo usa.

Intentando imaginar el motivo del menosprecio se me ocurre en primer lugar que es una técnica pesada físicamente y que puede resultar agotadora. Usar una técnica adecuada te puede permitir dar masaje durante muchas horas y ahí reside el problema. En las universidades el masaje se enseña de manera muy superficial. Fuera de la universidad ahora resulta más rentable cualquier otro curso. Hace mucho que no veo ofertado un curso de masaje para fisioterapeutas.

En segundo lugar imagino que para muchos fisioterapeutas puede resultar una técnica pobre incapaz de abarcar todas las patologías que tratamos. Desde luego el masaje no soluciona todos los problemas pero ahí reside la habilidad de cada profesional para combinar todos sus conocimientos y alcanzar su fin. Para ello el masaje es una poderosa herramienta que puede convertirse perfectamente en la técnica principal de muchísimos tratamientos.

Massage

Decidí estudiar fisioterapia por mi pasión por el masaje y por ello igual me cuesta encontrarle matices negativos. Por eso os animo a que deis vuestra opinión. Debo matizar que al referirme al masaje quiero decir un masaje profundo, terapéutico, con el ritmo y la presión adecuada, un masaje que no solo trata sino que sirve para diagnosticar, un masaje que además de activar la circulación, descontractura y todo ello en el orden, la velocidad, el lugar y el ambiente adecuado.

La realidad es que los pacientes lo demandan y se quejan de no recibirlo con la calidad que esperan en muchas clínicas y por mi propia experiencia he de reconocer lamentablemente que los mejores masajes que he recibido no han sido realizados por fisioterapeutas.

Si has leído hasta aquí sería un placer leer tu opción tanto si eres fisioterapeuta como si eres usuario de nuestros servicios.

 

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

¿QUÉ PUEDO HACER CON MI JUANETE?

¿QUÉ PUEDO HACER CON MI “JUANETE”? ¿QUÉ LO PRODUCE? ¿Y CÓMO LO TRATO?

El “juanete” es posiblemente la deformación osteoarticular más común. Se observa frecuentemente tanto en hombres como en mujeres, en personas jóvenes y en personas de edades más avanzadas. Sí es verdad que no con la misma incidencia. Se observa más a menudo en mujeres (aproximadamente en 2 mujeres por cada hombre) y en personas mayores, o por lo menos el “juanete” que presentan suele estar más avanzado.

Técnicamente llamado hallux abductus valgus, es la deformación de la articulación de la primera cabeza metatarsal del pie, el dedo se va desviando hacia el resto de los dedos y el hueso anterior al dedo (el metatarsiano) se desvía hacia la parte de dentro del pie. Además, se produce un engrosamiento de la articulación. En casos graves también se acompaña de rotaciones de los huesos.

62E23A94-6C78-4817-8EB4-5A93D7FDF036
Hay diversos factores responsables de la formación de esta patología:

  • Factor biomecánico: es el principal causante de la deformación. Existen diferentes formas de caminar que tienden a formar esta deformación. Entre ellas encontramos una pronación excesiva (apoyo excesivo de la zona de dentro del pie), un pie cavo (con mucha curvatura en el puente).
  • Factor genético hereditario: es un hecho demostrado que se hereda la forma del pie, pero este factor no es el responsable de la aparición del “juanete”. Este tipo de pie heredado, con una estructura y función biomecánica que produce tensiones anormales y presiones deformativas al 1er radio (1er dedo y 1er metatarsiano) son los que provocaran la posterior formación del “juanete”. Por lo tanto, al heredar la forma del pie, si no hacemos nada para evitarlo, acabará desarrollando la misma deformación, pero no es esta la que se hereda.
  • Factor morfológico: un metatarsiano corto o una articulación demasiado redondeada pueden facilitar la formación de la desviación.
  • Factor hormonal: durante algunos periodos como el embarazo o la menopausia hay un aumento de relaxina que provoca la relajación de los ligamentos del pie. Lo cual facilita que se produzca la deformidad.
  • Factores extrínsecos: uso de calzado inadecuado (punteras demasiado estrechas, tacón demasiado alto…) ayuda a que el primer dedo se desvíe.
  • Existen otros factores como traumatismos, iatrogenias quirúrgicas, reumatismos o enfermedades neuromusculares.

E5839D4D-A3AC-4106-8683-DEEAE81911D4

Tratamiento del “juanete”:

El único tratamiento para corregir la deformación una vez formada es la cirugía.
Existen diferentes técnicas quirúrgicas, según el grado de deformación serán más recomendables unas u otras para obtener una buena corrección. En todas ellas se elimina hueso para rebajar el engrosamiento de la articulación hipertrofiada y para alinear el metatarsiano y el dedo.No es recomendable operar si la patología no es dolorosa.

Una vez interiorizado esto, es muy fácil entender las medidas de prevención y la importancia de aplicarlas para poder evitar la formación o el avance de la deformación. Con ellas conseguiríamos evitar en gran medida la cirugía.

  • No utilizar calzados inadecuados. Ni con la puntera estrecha (tienen que respetar siempre el ancho del pie para evitar que los dedos se desvíen) ni con excesivo tacón (cuanta más altura mayor sobrecarga de la zona anterior del pie y mayor desviación).
  • Si detectas un principio de deformación no dejarlo pasar hasta que sea exagerado o duela. Acudir a un podólogo para que tras la realización de una exploración biomecánica pueda detectar la patología y aplicar un tratamiento adecuado.
  • En cualquier caso en el que no esté recomendada la cirugía, irán bien unas plantillas para evitar que la deformación vaya a más, controlando y mejorando la distribución de las presiones en la zona.

Falsos mitos:

  • Con el corrector de “juanete” nocturno conseguiré corregir el mío.
    Este mito está muy extendido, pero no tiene nada de cierto. El “juanete” es una deformación causada durante la marcha por la forma de pisar, no avanza cuando estamos en reposo. Si aplicamos un tratamiento cuando estamos en esta situación no obtendremos ningún resultado positivo.
  • Si mi madre (o cualquier familiar) tiene “juanete” y lo he heredado no puedo hacer nada para evitar desarrollarlos.
    Como hemos explicado en el apartado del factor genético, se hereda la forma del pie, no la deformación. Por lo que siempre que apliquemos unas plantillas para conseguir una correcta distribución de presiones en el pie evitaremos que se desarrolle la deformación.
  • Si me opero de juanete me desharé de él para siempre y si no es así es que no me realizaron bien la intervención quirúrgica.
    Esta afirmación no es correcta puesto que, normalmente con la cirugía conseguimos rectificar la deformación existente pero no la forma de distribuir las presiones al caminar de la persona. Esto quiere decir que puede volver a desarrollarla con el tiempo si no aplica un tratamiento de plantillas que ayude a la correcta distribución de presiones.

Regina Beltrán

Podóloga

Please follow and like us:

¿NECESITO PLANTILLAS?

Hoy en día, mucha gente conoce la existencia de las plantillas, un tratamiento realizado por podólogos para conseguir corregir, compensar o paliar alguna patología o dolencia en los pies.

Cada vez sois más los que me preguntáis si considero que os harían falta o no. Así que aquí os dejo algunas pautas generales para que os podáis orientar y si os veis reflejados en alguna podáis valorar la posibilidad de acudir al profesional adecuado, en este caso a un podólogo.

  • El primer indicio sería el dolor, siempre que exista dolor de cualquier tipo en el pie es conveniente valorar esta posibilidad. También cuando hay dolor en rodilla o cadera, ya que pueden venir de una patología en la pisada.
  • Cuando observamos la formación de alguna dureza en una zona en concreto, sobre todo cuando se trata de “clavos”. Hay que tener un cuidado especial en personas diabéticas, en cuyo caso las durezas pueden llevar a ulceraciones que aunque suelen ir acompañados de dolor no tiene por qué ser así siempre.
  • Cuando tenemos alguna deformación en el pie, como es el caso del “juanete”. Existen muchas otras deformaciones igualmente visibles a primera vista, y por tanto detectables, aunque no tan comunes.
  • También cuando observamos demasiado puente o cuando apenas podemos observarlo.
  • Cuando hemos tenido alguna lesión recidivante, por ejemplo, una tendinitis o fascitis.
  • En casos de dismetría (diferencia de longitud entre una pierna y otra), inestabilidad de tobillo (doblones frecuentes), espolones…

Las plantillas ayudarán a eliminar el dolor o reducirlo, a descargar alguna zona si es necesario, a evitar que una deformación vaya a más, a dar más estabilidad, a igualar longitudes, y sobre todo a distribuir las presiones de una forma funcionalmente más correcta.

A continuación, y en relación con el tema de las plantillas, os voy a presentar una secuencia de imágenes, para que entendáis mejor para que sirven algunas de las cosas que os hago al finalizar la exploración biomecánica, una vez decidimos proceder a la realización de plantillas.

Cómo sabéis, las plantillas están hechas a medida para cada paciente.

Realizo unas pedigrafías al paciente (“huellas” de su planta del pie) (Ilustración 1). Estas me permiten, además de tener visible de forma permanente las zonas de máximo apoyo y demás, poder diseñar el tratamiento adecuado ajustado a cada necesidad.

Regina 123

Siempre después de esto hago la toma de moldes (Ilustración 2), suelo utilizar las espumas que aparecen en las fotos para imprimir en ellas la forma exacta del pie de cada paciente.

Los moldes siempre son rellenados con yeso (Ilustraciones 3 y 4) y una vez fraguados (Ilustración 5) se utilizan para poder adaptar los materiales que compondrán la plantilla a la forma que necesitamos.

Regina 4567

De esta manera podemos diseñar y fabricar plantillas específicas y adaptadas a la necesidad y pie de cada uno de nuestros pacientes (Ilustraciones 6 y 7).

Si a pesar de todo tienes dudas consulta con un podólogo antes de llevar cualquier plantilla.

Please follow and like us:

15 CONSEJOS DE ZENSYA PARA ESTAS NAVIDADES

En Zensya somos un equipo de personas de distintas disciplinas del mundo de la salud; Fisioterapia, Pilates, Nutrición, Podología, Psicología y Actividad Física son las distintas especialidades que se trabajan en la clínica. En estas fechas tan señaladas que se acercan queremos daros 15 consejos para que, sin dejar de disfrutar, podáis contribuir a mantener una buena salud o a mejorarla.

Vamos a daros todos estos consejos desde los distintos puntos de vista de cada uno de nuestros expertos:

PSICOLOGÍA:

  • Disfruta de la navidad como tu lo creas conveniente, no como nos dice la sociedad que se debe disfrutar. Estas fechas resultan muy idilicas tal y  como se nos han presentado tradicionalmente desde medios de consumo (comidas, cenas familiares, regalos, vacaciones, etc.) no obstante no todo el mundo las pasa de esta manera tan idilica. Sea como sea que te llegan a ti estas fechas disfrutalas a tu manera.
  • Disfruta de los detalles. Si tienes la suerte de poder reunirte con los que mas quieres aprovecha para olvidarte de todo el dia a dia y disfruta de ellos. Aprovecha también estos dias para regalarte tiempo de calidad.
  • No te condiciones negativamente con las reuniones familiares: Los momentos que más problemas generan en estas fiestas son precisamente los que menos deberian hacerlo. Preparativos fallidos de comida, discusiones, familiares que no estan ya o que no han podido estar no deben ser los motivos de malos momentos sino detalles para unirse más aun. Una actitud flexible y positiva ayudará.

FISIOTERAPIA:

  • Cuida tu postura. Es importante cuando estés sentado, descansando o buscando juguetes en los centros comerciales.
  • Aunque sea tiempo de acordarse de los demás no olvides a tu cuerpo y si tienes molestias no las dejes que fastidien estos días y cuídate.
  • Si has estado trabajando mucho tiempo, un masaje descontracturante puede ser el regalo que te esté pidiendo para reyes o para papa noel tu cuerpo.

PODOLOGÍA:

  • No te olvides de tus pies, estas fechas son fechas de muchos paseos y tiempo de estar de arriba abajo buscando regalos.

PILATES:

  • Estira la espalda.
  • Tonifica la musculatura del CORE (abdomen y lumbares).
  • No olvides trabajar la respiración en momentos de relax te ayudará a descansar mejor.

NUTRICIÓN:

  • Continua realizando cinco comidas al día: Aunque el equilibrio de las comidas se pierda, porque en algunas haya algo más de exceso, no olvidéis realizar las cinco ingestas.
  • Dulces sí, pero con moderación. Época en la que es dificil no tenerlos encima, los turrones, mazapanes, bombones, etc. deben consumirse con moderación.
  • Acuérdate de las frutas, verduras y hortalizas. Si en los días de comidas o cenas no puedes elegir tu el menú, intenta el resto de día equilibrar la dieta con estos alimentos.

ACTIVIDAD FÍSICA:

  • Realiza un mínimo de 30 minutos de ejercicio al día. Correr, gimnasio o paseos a buen ritmo pueden ser una buena solución.
  • Estira todos tus músculos si puedes, te lo agradecerán.

Estos son los consejos que queremos que tengáis en cuenta en Zensya. Esperamos que estas sean unas fechas inolvidables para todos vosotros y que las paséis dónde las paséis y las paséis con quién las paséis sean una Felices Fiestas.

ZENSYA LES DESEA QUE PASEN UNAS FELICES FIESTAS.

 

Please follow and like us:

HONGOS EN LAS UÑAS

LLEGA EL VERANO, DESTAPAMOS LOS PIES Y….MUCHAS VECES NOS ENCONTRAMOS SORPRESAS EN ELLOS. ¡¡SI TE OCURRE ESTO ACUDE AL PODÓLOGO!!

hongo uñas

 

Los hongos en las uñas de los pies muchas veces no obtienen la importancia necesaria. Esto se debe, principalmente, a que no producen dolor. Puede debilitar la uña y llegar a dar molestias, pero el hongo en sí no produce dolor.

Aun así, muchas veces pasan desapercibidos durante el invierno, pero cuando llega el verano y destapamos los pies es inevitable no verlos y no sabemos qué hacer para esconderlos.

Es muy importante acudir al podólogo cuando se detectan, puesto que si aplicamos un tratamiento incorrecto podríamos estar creando resistencias a la infección, lo que llevaría a dificultar muchísimo la curación de los hongos. Además, tiene una función primordial el podólogo en estos casos, puesto que es muy difícil curar los hongos únicamente aplicando un producto. Es imprescindible que el profesional sanitario vaya retirando cada mes (aproximadamente) la mayor parte de la uña infectada posible. Con esta maniobra y la aplicación del medicamento oportuno en cada caso conseguiremos que la uña pueda ir creciendo sana y acabe desapareciendo el hongo.

Tampoco hemos de olvidar que no todas las alteraciones en las uñas son hongos. Existen otros tipos de alteraciones que también afectan a las uñas de los pies, por lo que no necesariamente siempre se tratará de hongos. Esto nos hace darnos cuenta de que para poder obtener un buen diagnóstico y realizar un correcto tratamiento es necesario visitar al podólogo.

Por otra parte, debemos de saber que el contagio de los hongos se produce únicamente por contacto y su forma de prevención más eficaz e importante, es la utilización de chanclas en duchas y lugares públicos, así como el buen secado de los pies después cada ducha, ya que la humedad facilita la aparición de los hongos.

Please follow and like us: