EVITA LAS UÑAS ENCARNADAS

La importancia del corte adecuado de las uñas de los pies

Muchas veces acuden a consulta pacientes que refieren un dolor exagerado en los extremos de las uñas de los pies, producido por un corte inadecuado de éstas.

Las uñas encarnadas u onicocriptosis se producen en muchas ocasiones por este motivo. Si existe una buena concienciación de cómo se debe de realizar un corte adecuado, se evitarían gran cantidad de estos casos, a menudo muy dolorosos para el paciente, llegando incluso a incapacitar su actividad cotidiana.

Esta situación se agrava aún más si la persona es diabética, o presenta cualquier otro tipo de enfermedad neurodegenerativa, ya que al no sentir el dolor causado por la uña clavándose la lesión puede ser terrible.

Lo ideal es utilizar alicates para conseguir un mejor corte de uñas, sobretodo en el caso de tener las uñas engrosadas o duras. El cortaúñas dificulta más la tarea debido a su forma redondeada que hace que sea más sencillo cometer el error de meterse demasiado en los bordes.

La clave es cortar las uñas siguiendo su forma natural. Esto quiere decir que no tiene por qué ser un corte totalmente recto, si no que debe adaptarse a la morfología propia de la uña de cada persona.

uñas

Es beneficioso también mantener bien hidratada la piel, esto se puede conseguir con el uso de cremas hidratantes a diario, siendo recomendable que contengan urea en su composición.

Para concluir, quiero dejar claro que no siempre se producen las uñas encarnadas por un mal corte. Otra causa muy habitual que produce este mal es la propia forma de la uña. Es decir, hay uñas que, por su forma, sin haber sido mal cortadas previamente, se comprimen contra los bordes de la piel y producen la patología.

uña doblada

 

En estos casos, se debe evitar cortarse las uñas uno mismo y acudir a un podólogo para que pueda realizar el tratamiento adecuado.

 

Regina Beltrán. Podolóloga

BOLAS CHINAS

Esta semana vamos hablar de las bolas chinas, las famosas bolas chinas, ¿qué es lo que son?, ¿para qué se usan? y ¿cómo deben usarse?. Muchas veces en consulta o hablando con mis pacientes femeninas me comentan que las tienen y que incluso las usan, a mí en ese momento se me encienden todas las alarmas,  porque antes de usarlas hay que saber cuál es el estado de nuestro suelo pélvico.

Las bolas chinas, en principio están pensadas para fortalecer el suelo pélvico; “fortalecer” es la palabra clave, y luego volveremos a ella. Como nos indica su nombre, las bolas chinas son dos bolas unidas por un cordón o una sola, y en su interior lleva una bola más pequeñita. Se introducen en la vagina y cuando nos movemos esa bola pequeñita choca contra las paredes de la bola grande y emite unas vibraciones que van al músculo pélvico y ayudan a tonificarlo, a fortalecerlo. De nuevo nos aparece la palabra “fortalecer”. La bola pequeñita que va dentro, puede ser de distinto peso, para aumentar el trabajo.

comprar-bolas-chinas

Si acabas de parir, por muy bien que haya ido el parto o aunque haya sido cesárea, tu suelo pélvico ha estado sometido durante cuarenta semanas a un peso grande, sobre todo las últimas diez, luego el parto,  que supone otro gran estrés para él,  puede que haya una cicatriz de la episiotomía, que el bebé haya sido grande y que el expulsivo haya sido largo con empujes fuertes…  Todo esto implica que la musculatura pélvica estará débil, distendida y puede llegar a no tener fuerza suficiente ni para sostener la bola dentro. El suelo pélvico NO ESTARÁ FUERTE, primero habrá que rehabilitarlo bien, con otras técnicas que nos ayuden a darle tono al músculo, y luego FORTALECERLO, aumentar su tono trabajando con peso, y ahí si podemos utilizar la bola china.

Otra problema es la hipertonicidad del suelo pélvico, es decir, casi siempre pensamos en una musculatura débil, con un bajo tono muscular, pero puede pasar lo contrario, que haya un exceso de tono muscular, que la musculatura esté hipertónica, en este caso hay que bajar el tono del músculo no subirlo, porque tan malo es la falta como el exceso, en ambos casos puede haber problemas, y la bola china lo único que hará será aumentar el tono y agravar el problema.

En rehabilitación, y ahora hablamos en general, el fortalecimiento es la última fase del tratamiento, es decir, si te rompes un brazo y tienes que llevar una escayola durante cuarenta días (en el mejor de los casos, poniéndonos en una situación fácil), cuando nos quitan la escayola, no empezamos directamente con el fortalecimiento, que sería trabajar la musculatura del brazo, con pesas, por ejemplo. Empezamos con lo fácil: recuperar el movimiento, quitar rigidez y poco a poco, según vayan respondiendo nuestros músculos iremos fortaleciendo la musculatura, trabajando ya con peso.  Os voy a poner un ejemplo más claro: si el lunes, te vas a correr y te tuerces el tobillo haciéndote un esguince de tobillo, de grado 1, que es el más leve, pero tienes el tobillo hinchado y dolorido y resulta que el sábado tienes una boda:  pues no te puedes poner el taconazo que ibas a ponerte, ni siquiera un tacón bajito, tienes que ir a comprarte unas manoletinas a juego con el vestido, porque tu tobillo no soportara el estrés que implica llevar ese tacón.

bolita-interna-bolas-chinas-en-suelo-firme

Por todo ello, es importante que entendamos que antes que fortalecer hay que recuperar el músculo. Si después del parto, o en cualquier momento de tu vida, notas algo raro como escapes de orina, falta de sensación orgásmica, dolor en las relaciones sexuales…etc., debemos valorar primero el estado de la musculatura pélvica, y según sea el estado de la misma, seguiremos primero un orden:  con un entrenamiento de la musculatura pélvica, bien para aumentar su tono o para disminuirlo, para tener conciencia de los músculos, para eliminar el dolor…etc. y por último es cuando pasaremos a FORTALECER los músculos pélvicos, si fuera necesario. Podemos decir que la bola china sería el último paso antes de darte el alta, cuando ya la musculatura está recuperada y ya puede soportar el trabajo con peso.

Y si tu caso es que estás bien, no tienes ni escapes ni nada raro, solo quieres trabajar tu musculatura, también es conveniente que antes de comenzar a usarla, valores el estado de tu musculatura, quizás te sorprendas y resulta que tienes un tono muy alto, con lo cual no la necesitas a nivel terapéutico o tienes un tono bajo y sí podría ayudarte a aumentar el tono. Además un especialista te enseñará bien como utilizarla.

Y no todas las bolas chinas valen, de hecho para uso terapéutico con una sola bola es suficiente,  una bola con una bolita pequeña dentro que pueda ir aumentando su peso,  comenzando siempre con el más adecuado y por supuesto, no vale ponerse la bola y sentarse a trabajar en el ordenador, la bola debe usarse para realizar con ella los ejercicios de entrenamiento muscular o cuando te mueves, y por un periodo corto de tiempo.

Espero que os haya quedado claro: la bola china se utiliza dentro del tratamiento de suelo pélvico en último lugar, cuando ya nuestros músculos son aptos para soportarla. Debes acudir al especialista primero para que valore el estado de tu  suelo pélvico y luego ya decidir, en este caso, es como con los medicamentos: no hay que automedicarse y porque a mi prima o a la vecina del quinto le haya ido bien, no significa que a ti te vaya bien, puede incluso empeorar tu problema o generártelo.

 

ZARA RAMÍREZ. FISIOTERAPEUTA ESPECIALISTA EN SUELO PÉLVICO

¿EL MASAJE ESTÁ EN DESUSO?

Me he animado a escribir este artículo debido al trato despectivo que últimamente he visto por parte de los fisioterapeutas hacia una técnica ancestral de la cual soy un verdadero admirador.

Se trata de algo tan conocido como el masaje. Una técnica milenaria que últimamente veo menospreciada por aquellos que deberían respetarla y dominarla. Y sí, el masaje es una técnica manual que desde la madre que pone crema a su bebé, la pareja que juega con su amante o el anciano que se frota las doloridas articulaciones todo el mundo usa.

Intentando imaginar el motivo del menosprecio se me ocurre en primer lugar que es una técnica pesada físicamente y que puede resultar agotadora. Usar una técnica adecuada te puede permitir dar masaje durante muchas horas y ahí reside el problema. En las universidades el masaje se enseña de manera muy superficial. Fuera de la universidad ahora resulta más rentable cualquier otro curso. Hace mucho que no veo ofertado un curso de masaje para fisioterapeutas.

En segundo lugar imagino que para muchos fisioterapeutas puede resultar una técnica pobre incapaz de abarcar todas las patologías que tratamos. Desde luego el masaje no soluciona todos los problemas pero ahí reside la habilidad de cada profesional para combinar todos sus conocimientos y alcanzar su fin. Para ello el masaje es una poderosa herramienta que puede convertirse perfectamente en la técnica principal de muchísimos tratamientos.

Massage

Decidí estudiar fisioterapia por mi pasión por el masaje y por ello igual me cuesta encontrarle matices negativos. Por eso os animo a que deis vuestra opinión. Debo matizar que al referirme al masaje quiero decir un masaje profundo, terapéutico, con el ritmo y la presión adecuada, un masaje que no solo trata sino que sirve para diagnosticar, un masaje que además de activar la circulación, descontractura y todo ello en el orden, la velocidad, el lugar y el ambiente adecuado.

La realidad es que los pacientes lo demandan y se quejan de no recibirlo con la calidad que esperan en muchas clínicas y por mi propia experiencia he de reconocer lamentablemente que los mejores masajes que he recibido no han sido realizados por fisioterapeutas.

Si has leído hasta aquí sería un placer leer tu opción tanto si eres fisioterapeuta como si eres usuario de nuestros servicios.

 

Raúl García Zapater. Fisioterapeuta