Evitar lesiones paseando el perro

Evitar lesiones paseando el perro

Es muy importante seleccionar el collar adecuado de nuestra mascota para evitar lesiones de codo, hombro y muñeca cuando el animal tire de la correa durante el paseo. En los últimos años, ha aumentado el número de animales domésticos en nuestros hogares situándose aproximadamente en el 49% siendo el perro el más presente con diferencia. De modo que, este tipo de lesiones son cada vez más frecuentes en las consultas de fisioterapia.

Lesiones. Paseo con Perro

Las lesiones más frecuentes provocadas por los tirones, sobretodo de los perros más grandes, son las [epicondilalgias [podéis ver también el siguiente artículo sobre ello http://bit.ly/Zensya-Epicondilalgia] (conocidas también como codo de tenista), neuritis del plexo braquial, tendinitis bicipital y los esguinces de muñeca (conocidos como mano abierta). También caben destacar las caídas provocadas por los tirones inesperados.

Cada vez es más frecuente ver a perros paseando no con correa, ni collar, sino con arnés. Esta medida de protección es muy recomendable para los animales, porque sufren menos, pero puede provocar lesiones en sus dueños, ya que hay que hacer un sobreesfuerzo con la articulación del codo porque el sistema de sujeción ofrece un menor control de los movimientos.

Collar Halti

El arnés es muy recomendable pero solo cuando se sepa controlar el ritmo y la dirección del paseo. Si no ocurre de este modo lo ideal es usar el collar Halti, que se coloca en el hocico y por detrás de las orejas. Con este collar al animal no le sirve de nada dar tirones porque cuando tira de la correa, la cabeza se le ladea hacia la dirección contraria de dónde quiere ir.

Lesiones. collar halti

Obviamente lo ideal sería conseguir adiestrar a nuestra mascota para que pasee con la correa floja y no tengamos que soportar sus tirones. Los expertos comentan que para conseguir esto, el animal debe pasear junto al dueño y hay que ordenarle que pare en seco en el momento que tire de la correa incentivando con un premio cuando lo haga bien. Así mismo, también es recomendable que el paseo sea en calma y no excitar al perro con frases entusiastas del tipo “vamos de paseo”.

Si a pesar de las medidas uno no puede evitar acabar con el brazo “cargado” o molesto, es interesante realizar estiramientos al volver a casa y acudir al fisioterapeuta ante los primeros síntomas. También es recomendable cambiar el brazo con el que se agarra la correa e ir alternando.

¡Disfrutad del paseo!

Si os ha gustado esta información, podéis descubrir el resto de artículos sobre fisioterapia en nuestra web o directamente en el siguiente enlace: http://bit.ly/Zensya-Fisioterapia

Raúl García Zapater.

Fisioterapeuta.

Please follow and like us:

Dolor miofascial y periné

Síndrome de dolor miofascial y periné

El suelo pélvico o periné  puede doler de la misma forma que nos duele el cuello o los hombros. Entre las causas más frecuentes de este dolor está el llamado SÍNDROME DE DOLOR MIOFASCIAL (SDM) que afecta a muchas partes del cuerpo, entre ellas el periné. Todos los fisioterapeutas estamos acostumbrados a tratarlo en consulta, son los llamados puntos gatillo (PG) o tigger points que no solo están  presentes en la espalda también en el periné.

El SDM se define como un trastorno doloroso regional que afecta a los músculos y fascias de forma que los músculos implicados presentan unos puntos gatillos (PGs) como componentes asociados.

El SDM puede tener su origen en una enfermedad de base presente en el individuo: prostatitis (bacteriana o abacteriana), cistitis intersticial, síndrome del elevador del ano, endometriosis, síndrome del piramidal, vulvodinia, coccigodinia, síndrome de colon irritable y cicatrices abdominales. Otras causas que pueden provocar este dolor son: el estreñimiento, las infecciones urinarias de repetición, deportes como el ciclismo o el motociclismo, que suponen una presión continuada sobre el periné, deportes de alto impacto como el tenis, atletismo o gimnasia rítmica y por supuesto el parto, una de las mayores fuentes de dolor miofascial que yo suelo tratar en consulta.

sindrome de dolor miofascial

Las características de este dolor son las mismas que cuando se presenta en un trapecio. Observamos la presencia de puntos gatillos, colocados en una banda tensa,  el músculo no se puede estirar, está acortado y por lo tanto hay siempre una hipertonía muscular. Cuando presionamos sobre el punto, se produce una activación con dolor que además suele referir a otra zona siguiendo un patrón determinado.

Este dolor afecta tanto a mujeres como a hombres y puede ser muy incapacitante y afectar bastante a la calidad de vida de la persona. En el caso de las mujeres, suele acompañarse de dolor en las relaciones sexuales (dispaurenias) y en el de los hombres puede ir asociado a una disfunción eréctil.

Existen también una serie de factores que pueden provocar desequilibrios musculares en la zona, que deben ser estudiados y tenidos en cuenta para que el tratamiento que apliquemos tenga efecto. Hablamos de:

  • Alteraciones posturales: una dismetría en los miembros inferiores puede desviar la columna y tener como efecto secundario la alteración muscular que vendrá acompañada de dolor de espalda y que puede reflejarse en la zona pélvica.
  • La tensión muscular provocada por un sobre uso: estar mucho tiempo de pie o sentado, provoca la activación continua de un solo grupo muscular que acaba sobrecargándose, por ejemplo, la zona glútea y piramidal.
  • Desequilibrios nutricionales: las vitaminas intervienen en muchos procesos de la contracción muscular y una falta o un exceso puede provocar un aumento de la contracción. La falta de vitaminas del grupo B, la vitamina C y minerales como el calcio, hierro o potasio son necesarios para que haya un buen funcionamiento del sistema nervioso y muscular.
  • El estrés y el estado depresivo contribuyen más a la hipertonía muscular y a una mala gestión del dolor.

Por todo ello, es necesario que los profesionales expertos en suelo pélvico (ginecólogos, urólogos y fisioterapeutas) conozcan bien este síndrome, para que pueda ser diagnósticado de forma eficaz y tratado de forma temprana. Debe hacerse una buena valoración que permita establecer un diagnostico diferencial, donde se detecten tanto las enfermedades de base que puedan existir como también los factores que pueden predisponer a la aparición de este dolor, sin olvidar tampoco las actividades laborales o deportivas que realiza el paciente y que también pueden influir.

En cuanto al tratamiento que se realiza dependerá de la valoración y de cada paciente, principalmente se basará en la liberación miofascial que consiste en identificar los puntos gatillos y eliminarlos, así como estirar el músculo y bajar su tono muscular, pero también habrá que tratar la causa u origen del problema y los factores predisposantes que hemos visto antes.

Desde el punto de vista de la fisioterapia aplicamos el mismo tratamiento que si se tratara de un trapecio contracturado. Aplicamos una serie de técnicas:

  • Terapia manual:
    • Masaje para ayudar a relajar la zona, de forma interna (en caso de mujeres) y de forma externa (tanto hombres como mujeres), bajando el tono de todos los músculos implicados o que puedan estar contraídos y presenten puntos gatillos: obturador interno, elevador del ano, coccígeo, piramidal y glúteos, principalmente.
    • Desbloqueo del diafragma: para que haya buena movilidad en el suelo pélvico y en el abdomen.
    • Relajación de la musculatura abdominal. Una contractura a nivel de los rectos del abdomen se suele reflejar en el suelo pélvico.
    • Liberación de los puntos gatillos con presiones digitales o con punción seca.
    • Detección de las anomalías posturales tanto en pelvis, columna y miembros inferiores para corregirlas y eliminar el estrés muscular debido a malas posiciones.
    • Importante liberar todas las cicatrices: pélvicas, perineales o abdominales.
  • Electroterapia: aplicación de electrodos de forma externa en el periné o de forma interna (ano o vagina) para estimular la relajación en la zona, favoreciendo la llegada de sangre y nutrientes. El uso del biofeedback ayuda mucho a enseñar al paciente a relajar la musculatura.

Desde el punto de vista médico también se pueden utilizar otras técnicas, sobre todo cuando el abordaje tradicional (fisioterapia) no da buenos resultados. Hablamos de:

  • Infiltraciones:
    • Con anestésicos locales como la lidocaína
    • Con corticoides
    • Con toxina botulímica.

El SDM es un síndrome complejo y el dolor que el paciente tiene puede afectar a su vida de forma importante. Si no se resuelve de forma eficaz, el dolor puede hacerse crónico y todos sabemos que vivir con el dolor afecta a todos los ámbitos de nuestra vida. Además, un músculo que está acortado e hipertónico durante mucho tiempo puede degenerarse de tal forma que luego no sea capaz de recuperarse de forma óptima, es importante que sea diagnósticado de forma eficaz y temprana.

Si os ha gustado esta información, podéis descubrir el resto de artículos sobre fisioterapia en nuestra web o directamente en el siguiente enlace: http://bit.ly/Zensya-Fisioterapia

Zara Ramírez.

Fisioterapeuta Obstétrica e instructora de pilates.

Please follow and like us:

El diafragma y su relación con diferentes patologías

Qué es el diafragma y cuál es su relación con algunas patologías

El diafragma es un musculo plano en forma de bóveda, situado a nivel central, que separa la cavidad abdominal y torácica. A nivel funcional, se dice que el diafragma es el músculo respiratorio por excelencia, que se contrae (aplanándose la bóveda) en la inspiración y relajándose en la espiración.

¿Por qué es tan importante el diafragma?

El diafragma es un músculo que puede sufrir muchas alteraciones por distintas causas, ya que está relacionado con distintas estructuras corporales:

  • Esternón y costillas, por sus inserciones anteriores y laterales musculares.
  • Columna cervical, por su inervación, a través del centro frénico.
  • Columna lumbar y músculos tan importantes, como el múiculo Psoas y el Cuadrado lumbar por los “pilares del diafragma”, que sería la inserción muscular más gruesa en la parte posterior.
  • Relaciones viscerales, con el sistema digestivo (orificio esofágico) y con el sistema cardíaco (orificio aórtico y el orificio para la vena cava inferior).
  • Relaciones con otros sistemas, sistema linfático, nervio vago y sistema parasimpático, que atraviesan el diafragma en su recorrido.
  • Centro frénico, sería la parte más central del músculo. Corresponde a una formación aponeurótica, que se relaciona con otras estructuras a través de estructuras fasciales: cráneo, mandíbula, suelo de la boca, toda la extensión de la columna (por las meninges) y a través de ligamentos a los sistemas viscerales (torácicas, abdominales y plévicas).
  • En osteopatía, se le denomina “tendón central”, que explica la importancia del tratamiento global en nuestros pacientes.

 

¿Qué síntomas nos puede provocar una alteración en el diafragma?

Vómitos, sensaciones de angustia, aumento de la tensión muscular, cansancio, fatiga, problemas viscerales (digestivos, cardiacos, genitourinarios,…), así como dolores difusos sin un patrón claro (de espalda, costales, abdominales,..).

Por todas las interrelaciones explicadas anteriormente, el diafragma debe ser revisado por un profesional, para poder diagnosticar adecuadamente y así, poder elegir el tratamiento adecuado, que englobe la importancia del tratamiento manual, la reeducación postural global, así como el tratamiento activo  con ejercicios analíticos y globales (hipopresivos, ejercicios de respiración diafragmática, ejercicios de control motor global, estiramiento fasciales,…) .

http://bit.ly/Zensya-Facebook

Aprovechamos la ocasión para recodaros que podéis acceder a más artículos sobre fisioterapia en nuestra web o directamente en el siguiente enlace: http://bit.ly/Zensya-Fisioterapia

Mª Carmen Sobrino.

Fisioterapeuta e instructoria de pilates.

Please follow and like us:

RUNNING Y SUELO PÉLVICO

El deporte es muy sano y muy necesario para llevar un estilo de vida saludable, en eso estamos todos de acuerdo, pero como fisioterapeuta, también sé que hay deportes más y menos adecuados, según la patología o las características del paciente, y como además soy mujer y mi especialidad es el suelo pélvico, también sé que hay deportes que tienen un mayor impacto sobre mi suelo pélvico y pueden ocasionarme un problema, y estoy hablando por ejemplo del RUNNING.

El running es el deporte más fácil del mundo: no requiere casi nada de inversión, únicamente unas buenas zapatillas y ropa cómoda. En todas las ciudades hay lugares habilitados para correr, y además ayuda a mantener el peso, a liberar estrés, te permite estar en contacto con la naturaleza. A mí personalmente, me encanta. Después de un día agotador no hay para mí mayor placer que echar a correr, con la música bien alta. Hay quien medita, pues yo corro y todo lo rápido que puedo.

Después de un parto, buscamos recuperar nuestra figura lo antes posible, volver a estar como antes, y es muy habitual ver a mamis empujando el carrito del bebe y corriendo. Muchas ya corrían antes del embarazo, algunas incluso lo han hecho durante el embarazo y después quieren volver lo antes posible, pero es un error que puede traernos graves consecuencias: prolapsos (salida al exterior por la vagina de algún órgano pélvico como la vejiga o el útero), incontinencia urinaria y falta de calidad orgásmica, entre otras.

Cada vez que el pie impacta contra el suelo, se produce un aumento de presión en el suelo pélvico, es muy importante esto, porque un suelo pélvico que no esté fuerte no podrá aguantar está presión, lo que significa que no podrá sostener a la vejiga y al útero en su sitio, y por muy bien, que haya ido la cosa, después de un embarazo y un parto, la musculatura pélvica está débil.

Por supuesto, que no hay que dejar de practicar este deporte por ser mujer o ser madre, simplemente hemos de tener unas precauciones, utilizar nuestro sentido común: antes de nada hay que saber cómo se encuentra nuestra musculatura perineal:

* Si acabas de parir, generalmente ocurren dos cosas: tus músculos perineales están débiles y puedes tener algún quilo de más. No debes comenzar a correr hasta que no sepas como están tus músculos perineales y le quites un poco de presión a la zona abdominal, es decir hayas bajado algo de peso. Lo ideal es caminar en estos primeros meses (entre 3 y 6 meses), hacer hipopresivos y fortalecer de nuevo la musculatura pélvica.

* Si eres corredora habitual, aunque no hayas sido mama aún, es también importante que sepas como esta tu suelo pélvico. Y que incorpores a tu rutina diaria los hipopresivos y el entrenamiento de la musculatura perineal.

* Si además de corredora también vas al gimnasio a hacer pesas, máquinas y crossfit, con un montón de sentadillas, jumpings, abdominales tipo “crunch”, lunges…., con más motivo aún debes averiguar cómo está tu suelo pélvico e introducir en tu rutina, por un lado los abdominales hipopresivos y por otro lado el entrenamiento muscular del suelo pélvico.

* Si tienes sobrepeso, quieres adelgazar y has comenzado a correr, también debes tener en cuenta, que el sobrepeso ya supone un aumento de la presión en el suelo pélvico, averigua como está, comienza caminando hasta que hayas perdido unos quilos, y poco a poco introduce la carrera, los hipopresivos y el entrenamiento de la musculatura perineal.

* Y por supuesto, si eres corredora y tienes problemas de incontinencia urinaria, debes hacerte una valoración para saber el estado de tus músculos perineales, saber dónde está la causa y tratarla, no agravar más el problema.

Como consejos generales para todas:

* Intentar correr siempre en tierra, el asfalto supone un mayor impacto sobre el suelo pélvico.

* Combinar la carrera con otra actividad de cardio que sea menos agresiva para el suelo pélvico: elíptica, bicicleta, caminar, nadar.

 

RUNNING Y EMBARAZO

Tanto el embarazo como correr suponen un aumento de la presión en el suelo pélvico y aunque correr no está contraindicado en la mujer gestante; siempre y cuando este acostumbrada a correr de forma previa, el embarazo transcurra con normalidad y no más allá de las 25 semanas; si se hace sin saber cómo está la musculatura perineal y sin fortalecer los músculos pélvicos, puede aparecer incontinencia, ya que el suelo pélvico no puede gestionar bien la presión y la musculatura no puede cerrar bien los esfínteres, tanto el uretral como el de la vejiga, y la orina acaba escapándose.

En conclusión, si te gusta correr sigue haciéndolo, pero:

1. Acude a un fisioterapeuta especializado y averigua cuál es el estado de tu suelo pélvico.

2. Entrena de forma diaria tu suelo pélvico: el fisioterapeuta te enseñara la rutina diaria que tienes que hacer y como progresar en ella, para aumentar la fuerza y la resistencia de tu suelo pélvico.

3. Realizas abdominales hipopresivos: estos abdominales trabajan el transverso del abdomen y el suelo pélvico a la vez.

 

Zara Ramírez. Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico.

Please follow and like us:

EL MANGUITO ROTADOR

El manguito rotador es un complejo articular de la articulación del hombro, compuesto por los músculos supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular. Estos músculos permiten a la articulación moverse de forma circular, permitiéndole un arco de movimientos muy amplio. Debido a esta gran movilidad que presenta, es una articulación bastante inestable, lo que la compromete a padecer problemas dolorosos. Es especialmente común en deportistas de lanzamiento, tenistas o nadadores, que hacen un sobreuso de este complejo articular. Concretamente, el músculo del manguito rotador que más problemas suele causar es el supraespinoso.

El diagnóstico de las lesiones que involucran al manguito rotador se da mediante la exploración clínica, con la realización de una serie de test que pueden orientar hacia que estructura es la que presenta lesión. A pesar de ello, en ocasiones el dolor puede ser muy difuso, o incluso aparecer en reposo, por lo que para confirmar la lesión se deben de realizar pruebas de imagen (radiografía, ecografía y/o resonancia magnética). Estas pruebas son las que nos dan la información precisa sobre que está ocurriendo en el manguito rotador, si existe una inflamación o una rotura.

Por todo esto, es importante tratar de prevenir las lesiones que se producen en el manguito rotador. Si en tu actividad diaria realizas movimientos que comprometen a la articulación del hombro, bien sea por tu trabajo, o al realizar deporte, te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  • Trata de aislar los movimientos. Es decir, si vas a realizar un movimiento que implique una abducción de hombro (separar el brazo del cuerpo), trata de levantar el brazo lateral al cuerpo con un movimiento sencillo y controlado. Asimismo, en este movimiento concreto, trata de no levantar las manos por encima del hombro para no comprometer a otras estructuras que podrían causar lesión.

 

 

 

  • Fortalece la musculatura del hombro con sencillos ejercicios. Por ejemplo, en la siguiente imagen se puede observar un ejercicio de fortalecimiento con cinta elástica para la musculatura que realiza la rotación externa. Este ejercicio se debe realizar de forma controlada, con el codo bien apoyado en el cuerpo, y tratando de aislar el movimiento lo máximo posible.

 

  • Realiza estiramientos Si utilizas mucho la musculatura del manguito rotador a lo largo del día se produce una acumulación de tensión en la zona que debes liberar, ya que puede dar lugar a lesiones. Para evitar esto, es importante que realices estiramientos tras finalizar un ejercicio en el que hayas trabajado manguito rotador, o cuando llegues a casa tras tu jornada de trabajo.

Darío Ardit

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

PROLAPSOS

Prolapsos

Si hablamos de incontinencia urinaria todo el mundo sabe que es y entiende que afecta a mujeres y a hombres, pero cuando digo la palabra PROLAPSO, casi siempre veo una cara rara que me mira diciendo: “¿eso que es?”. Las mujeres que saben lo que es, bien es porque lo tienen o porque alguien de su entorno lo tiene.

¿Y qué es un prolapso?: un prolapso se define como la salida al exterior de un órgano pélvico a través de la vagina. Vuelvo a ver una cara rara y de asombro que piensa: “madre mía…. ¿eso puede pasar?”… si compañeras, puede pasar y voy a explicaros de manera sencilla porque puede pasar.

El suelo pélvico tiene dos funciones principales: la primera es sostener todos los órganos que se encuentran en el interior de la pelvis, en el caso de las mujeres hablamos de: vejiga, útero, recto y vagina. Y la segunda función principal es el control de las presiones intra-abdominales, es decir, cuando tosemos o estornudamos o hacemos un empuje fuerte con el abdomen, empujamos el suelo pélvico hacia abajo y por lo tanto los órganos también se empujan, pero el suelo pélvico se encarga de contrarrestar ese empuje y aguantarlo, asegurándose de esa manera que todo se quede en su lugar. Para realizar estas funciones, evidentemente, necesitamos que las estructuras que forman el suelo pélvico estén fuertes: que el tejido conjuntivo que forma parte de las estructuras sea de buena calidad, que los músculos, tendones y ligamentos estén en buenas condiciones, al igual que cualquier otra estructura de nuestro cuerpo. Si los ligamentos de una rodilla nos fallan, bien por un proceso degenerativo como una artrosis o bien por una lesión, no podemos caminar, pues lo mismo aquí, si nos fallan los ligamentos o los tendones o la musculatura no podremos mantener los órganos en su lugar de forma correcta y es cuando se corre el riesgo de que “bajen”.

La debilidad de estas estructuras puede deberse a distintos factores, el que más influye suele ser el parto, pero también influyen otros factores como las alteraciones del colágeno, que forma parte del tejido conjuntivo, lesiones neurológicas, cirugías previas ginecológicas, la obesidad, el tabaquismo, la menopausia e incluso actividades laborales o deportivas que impliquen un aumento de la presión abdominal grande.

Para saber el nivel de afectación del prolapso existen dos clasificaciones principales:

  • Por grados
    • Grado I: el descenso es de 1 cm por encima del himen vaginal
    • Grado II: el descenso es de 1 cm +/- por debajo del himen vaginal
    • Grado III: el descenso es de + 1 cm del himen y la protusión no es mayor a 2 cms de la longitud vaginal.
    • Grado IV: la protusión sale de forma evidente por la vagina.
  • Según el órgano que descienda:
    • Uretrocele: la uretra
    • Cistocele: la vejiga
    • Histerocele: el útero
    • Rectocele: el recto, invade la pared vaginal.

Según su grado se establece el tratamiento: conservador o quirúrgico. En el tratamiento conservador es donde intervenimos los fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico, en los grados I, II y también en el III para intentar retrasar el mayor tiempo posible la cirugía. En un grado IV el tratamiento es quirúrgico siempre que se pueda, porque la salida al exterior del órgano puede hacer que la mujer tenga afectada hasta la marcha.

 

Existen también unos pequeños instrumentos llamados PESARIOS que se utilizan también como parte del tratamiento en los grados más grandes: II y III. Estos pesarios son como una especie de tampón, con una forma diferente, que se introducen por la vagina y ayudan a mantener el órgano en su lugar. Es  el ginecólogo quien lo introduce y enseña a la mujer su manejo.

 

El tratamiento quirúrgico es más complejo y lo que trata es de reparar aquellas estructuras dañadas (ligamentos, tendones, fascias) o bien colocar sistemas de sujeción que ayuden a mantener el prolapso en su lugar como las mallas. Suele tener más efectos secundarios como dolor abdominal y baja calidad sexual.

El objetivo del tratamiento conservador es fortalecer el suelo pélvico mediante ejercicios que ayuden a aumentar la fuerza de los músculos: ejercicios de entrenamiento muscular del suelo pélvico, hipopresivos o electroestimulación. Pero también hay que enseñar a las mujeres a prevenir la posible aparición de un prolapso. De nuevo vuelvo a la idea de que es importante trabajar nuestro suelo pélvico de la misma forma que trabajamos el resto del cuerpo, desde antes de quedarnos embarazada y después, por supuesto. Debemos trabajarlo bien para que este fuerte y cumpla bien su función, no realizar actividades deportivas que puedan dañarlo en exceso, recuperarnos bien después de un parto. Si te gusta correr o hacer crossfit, que está muy bien para mantenerte saludable, luego no olvides trabajar tu suelo pélvico con hipopresivos y ejercicios de suelo pélvico. Si tu trabajo implica muchas horas de pie, hablando mucho, levantarte y agacharte, lo mismo, luego compensa realizando ejercicios correctos específicos para fortalecer tu suelo pélvico.

El prolapso no es una patología que afecte a mujeres menopaúsicas mayores, no se resuelve con una compresa, el prolapso afecta a mujeres jóvenes, que ven como se afecta su calidad de vida bastante, sobre todo a nivel sexual. A nivel profesional, debo decir que los abdominales hipopresivos me han ayudado mucho a recuperar prolapsos grado I, por un parto, y que hemos recuperado de forma temprana y con buenos resultados.

No lo olvides, tu suelo pélvico es parte de ti, aunque no lo veas, lo sientes y debes tratarlo bien, trabajarlo y mantenerlo sano. Después de un parto es tan importante recuperar tu abdomen como tu suelo pélvico y a veces nos olvidamos de él, nos ponemos como locas a hacer abdominales hiperpresivos, con la obsesión de que nuestro abdomen vuelva a su sitio y le hacemos un daño irreparable a nuestro suelo pélvico. El suelo pélvico de una mujer recién parida, aunque el parto haya sido el mejor del mundo, está debilitado y debe recuperarse de forma adecuada para impedir que pueda ocurrir algo como un prolapso, es muy importante recuperarse bien con todas las garantías posibles.

Zara Ramírez.

Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico.

Please follow and like us:

EL FISIOTERAPEUTA AUTÓNOMO

Enlazando con el artículo de la situación actual de la fisioterapia hoy quiero profundizar en la necesidad y casi obligación que tienen muchos fisioterapeutas de darse de alta en el régimen especial de trabajadores autónomos para ejercer su profesión. (También es aplicable a otros sanitarios como podólogos, nutricionistas o psicólogos)

Los fisioterapeutas que se encuentran ante esta situación suelen verlo como algo negativo sobretodo si se trata de sus primeros trabajos. Es habitual que muchas ofertas de trabajo en nuestra profesión lo incluyan como requisito indispensable. Sobretodo en el ámbito de las consultas privadas.

De este modo el empresario no asume casi riesgos y sin embargo obtiene los beneficios de disponer del profesional únicamente cuando tiene trabajo para él. Uno de los problemas de las clínicas privadas es la inestabilidad de la afluencia de pacientes y contratar por horas a los profesionales puede hacer que los tenga sin hacer nada.

Toda mi carrera profesional he sido autónomo y desde hace más de dos años dirijo también mi propia empresa. Voy a intentar hacer un resumen basado en mis experiencias de las ventajas y desventajas de esta modalidad de cotización a la seguridad social tanto desde el punto de vista del fisioterapeuta como del empresario.

08A34AA3-7DE0-4F6A-8E2A-FF0CEE08D6F5

Existen varias formas de alcanzar un acuerdo económico entre un empresario y un trabajador autónomo, pueden repartirse un porcentaje de cada sesión, el empresario puede alquilar un espacio de su local, se puede alcanzar un acuerdo intermedio que incluya alquiler y porcentaje o incluso se puede pactar un precio fijo por hora independientemente del tipo de trabajo. Las condiciones suelen formalizarse realizando un contrato de prestación de servicios. Independientemente del acuerdo las ventajas y desventajas son prácticamente las mismas.

Ventajas para el empresario:

– No asume casi riesgos
– ‎Permite adecuarse perfectamente a las demandas de trabajo de la empresa
– ‎Permite al empresario disponer de profesionales de otros campos y/o diferentes fisioterapeutas especializados.
– Incentiva a los trabajadores a conseguir clientes si sus ingresos dependen exactamente del número de visitas.
– ‎Despedir y contratar trabajadores no tiene coste alguno.

Inconvenientes para el empresario:

– Si el trabajador recibe más del 75% de su salario del mismo pagador se debe realizar un contrato específico. Este autónomo se denomina “trabajador autónomo económicamente dependiente” o “Trade” (os pongo el link para más info)
– El trabajador puede no sentirse implicado.
– El trabajador puede utilizar los recursos de la empresa para conseguir una cartera de clientes que después podría llevarse a otra clínica.
– ‎El trabajador puede abandonar el trabajo sin compromisos (también depende de las condiciones del contrato de prestación de servicios que se haya firmado)

Ventajas para el empleado

– Cobrar exactamente por el trabajo realizado.
– Si lo permite el contrato ajustar el horario laboral a tus necesidades. En el caso de la conciliación familiar cobra mayor valor.
– Poder trabajar en varios lugares, facilitando la creación de una cartera de clientes, dinamizando el trabajo y ampliando conocimientos específicos.
– Sentir que el éxito laboral depende directamente de tu trabajo

Desventajas

– El paro, las bajas médicas y la cotización a la seguridad social se calculan con respecto a una base de cotización baja, ya que en la mayoría de los casos los autónomos optan por pagar el mínimo de cuota.
– Durante las bajas laborales debes seguir pagando la cuota de autónomo a la seguridad social.
– La cuota de autónomo es fija independientemente de los ingresos de manera que a bajos ingresos puede ser una pesada carga.
– Conseguir una cartera de clientes propia que te garantice buenos ingresos es una labor a largo plazo y puede hacerse muy complicado en un mercado tan competitivo como el actual.
– No se dispone de indemnización por despido.
– El pago de impuestos, la presentación de documentos a hacienda y en general el papeleo que puede suponer ser autónomo obliga en muchos casos a contar con una gestoría/asesoría que hace aumentar los gastos mensuales.

Os animo a escribir y comentar vuestra situación particular y ayudarme a completar todas las ventajas y desventajas de esta forma de cotizar a la seguridad social en la que nos encontramos muchos.

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

FISIOTERAPIA DEPORTIVA

Es una realidad que hoy en día la gente intenta cuidarse más en todos los aspectos por tanto hay un incremento exponencial de todas aquellas personas que crean hábitos de vida saludables y entre ellos está el deporte. Cada día hay más y más deportistas amateur que llenan su tiempo de ocio con “running”, “gym”, “crossfit” y mogollón mas de términos molones que a la gente le encanta decir. Antes si salías a correr eras un corredor, ahora eres “runner”, y lo único que diferencia uno de otro son 200€ de equipación fosforita (no hace falta ni mentar a los crossfitters).

Y después de esta pequeña sátira vamos a centrarnos en la cuestión que nos atañe, igual que los jugadores profesionales tienen un equipo de nutricionistas, entrenadores, médicos y fisios detrás, los deportistas amateurs también deberían plantearse y hacerse con un profesional que les ayude y les asesore en su preparación deportiva. Si bien es cierto que el nivel de exigencia física no es el mismo, pero si hay cierto nivel de exigencia al cual muchos de ellos antes no estaban acostumbrados. ¿Y qué provoca esto?… lesiones.

fisio valencia

De aquí el tema de hoy, la “fisioterapia deportiva”. La “World Confederation for Physical Therapy (WCPT)” define así esta especialidad:

“La fisioterapia deportiva es el conjunto de métodos, técnicas y actuaciones, que mediante el uso y la aplicación de agentes físicos previenen, recuperan y readaptan a personas con disfunciones del aparato locomotor, producidas por la práctica del deporte o ejercicio físico en sus diferentes niveles.”

Nosotros, como especialistas y profesionales tenemos la labor de desempeñar los siguientes papeles:

Divulgación y prevención: informar y asesorar a toda la población activa y deportista de aquellos malos hábitos que podemos adquirir y de aquellas pautas o consejos que tenemos que seguir para evitar lesionarnos

Recuperación: tratamiento de la lesión primaria y otro tipo de lesiones asociadas

Readaptación: es el proceso por el cual el deportista, después de haberse recuperado la lesión, va tomando contacto con el deporte y se prepara para la reanudación de la práctica deportiva.

Así la WCPT habla de las competencias del fisioterapeuta diciendo:

“El fisioterapeuta deportivo debe recuperar la funcionalidad del deportista lo antes posible, acelerando los procesos biológicos de recuperación de la lesión, limitando lo menos posible su entrenamiento y velando porque se reincorpore con las mayores garantías de éxito.”

Lo que podemos obtener de esta pequeña reflexión es que todo aquel deportista, sea profesional o amateur debería contar con un equipo de profesionales que velen por su salud y sean capaces de recuperarlos en casa de una lesión y ayudarles a conseguir el mayor rendimiento alcanzable dentro de sus posibilidades.

Puedes contar con todos estos profesionales en nuestra clínica ZENSYA, en la cual te asesoraremos y recuperaremos para conseguir el máximo de tus posibilidades y encontrarte al 100%.

Please follow and like us:

¿EL MASAJE ESTÁ EN DESUSO?

Me he animado a escribir este artículo debido al trato despectivo que últimamente he visto por parte de los fisioterapeutas hacia una técnica ancestral de la cual soy un verdadero admirador.

Se trata de algo tan conocido como el masaje. Una técnica milenaria que últimamente veo menospreciada por aquellos que deberían respetarla y dominarla. Y sí, el masaje es una técnica manual que desde la madre que pone crema a su bebé, la pareja que juega con su amante o el anciano que se frota las doloridas articulaciones todo el mundo usa.

Intentando imaginar el motivo del menosprecio se me ocurre en primer lugar que es una técnica pesada físicamente y que puede resultar agotadora. Usar una técnica adecuada te puede permitir dar masaje durante muchas horas y ahí reside el problema. En las universidades el masaje se enseña de manera muy superficial. Fuera de la universidad ahora resulta más rentable cualquier otro curso. Hace mucho que no veo ofertado un curso de masaje para fisioterapeutas.

En segundo lugar imagino que para muchos fisioterapeutas puede resultar una técnica pobre incapaz de abarcar todas las patologías que tratamos. Desde luego el masaje no soluciona todos los problemas pero ahí reside la habilidad de cada profesional para combinar todos sus conocimientos y alcanzar su fin. Para ello el masaje es una poderosa herramienta que puede convertirse perfectamente en la técnica principal de muchísimos tratamientos.

Massage

Decidí estudiar fisioterapia por mi pasión por el masaje y por ello igual me cuesta encontrarle matices negativos. Por eso os animo a que deis vuestra opinión. Debo matizar que al referirme al masaje quiero decir un masaje profundo, terapéutico, con el ritmo y la presión adecuada, un masaje que no solo trata sino que sirve para diagnosticar, un masaje que además de activar la circulación, descontractura y todo ello en el orden, la velocidad, el lugar y el ambiente adecuado.

La realidad es que los pacientes lo demandan y se quejan de no recibirlo con la calidad que esperan en muchas clínicas y por mi propia experiencia he de reconocer lamentablemente que los mejores masajes que he recibido no han sido realizados por fisioterapeutas.

Si has leído hasta aquí sería un placer leer tu opción tanto si eres fisioterapeuta como si eres usuario de nuestros servicios.

 

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

ADHERENCIA AL TRATAMIENTO

Siguiendo un poco con el tema de “la responsabilidad del paciente” hoy vengo a plantearles la siguiente cuestión, ¿por qué no conseguimos que nuestros pacientes sigan las instrucciones que les mandamos?

En primer lugar debemos hablar de la adherencia a un tratamiento, ésta la definiríamos como la coincidencia entre el comportamiento de una persona y los consejos sobre salud o prescripciones que ha recibido. Es decir, hablamos de adherencia cuando el paciente cumple de forma adecuada con las instrucciones que el terapeuta le ha dado.

¿Por qué no hay adherencia al tratamiento? Hay pacientes que ya observamos por su carácter o por su forma de ser que no van a seguir nuestras instrucciones, tanto por exceso como por defecto. Todo esto engloba tanto a los pacientes que no son capaces de realizar los ejercicios, como aquellos que no son capaces de cesar un su actividad lesiva. Pero no son las únicas razones por las que no conseguimos que los pacientes acaben de seguir nuestros consejos.

rehabilitacion

Un estudio realizado en 2003 por psicólogos y fisioterapeutas, analizó la adherencia al tratamiento de fisioterapia utilizando las siguientes variables.

  • El estado motivacional del paciente
  • Aspectos desagradables o aversivos de la situación
  • Compresión de las instrucciones
  • La historia de interacciones entre el paciente y el profesional que da la prescripción
  • La especificación de las consecuencias de seguir las instrucciones y de no seguirlas
  • La incompatibilidad entre las actividades diarias del paciente y la propia prescripción
  • La complejidad de las acciones de la prescripción
  • La historia personal del paciente
  • El tipo de consecuencias de las actividades prescritas y su distribución temporal
  • Aceptación por parte del paciente de que el dolor y el sufrimiento forma parte de la vida

Después de analizar todo esto podemos llegar a la conclusión de que hay un problema importante de la adherencia al tratamiento en pacientes, ya que los estudios demuestran que más del 50% de los pacientes no siguen las prescripciones de sus profesionales sanitarios.

Tener en cuenta el estado motivacional del paciente, los aspectos de la consulta, la propia comprensión de las órdenes, la relación entre el terapeuta y el paciente, las consecuencias de seguir las instrucciones, analizar la vida del paciente y adaptar las instrucciones a ella, y la

Aceptación de que el esfuerzo y el sufrimiento forman parte de la cura, parece que obviamente mejorarían el cumplimiento o el ajuste a la propia prescripción. También hay que tener en cuenta que el tipo de patología de los pacientes juega una baza importante en la adherencia al tratamiento, no es lo mismo ejercicios de fisioterapia donde el propio paciente ve sus progresos que tienen unas consecuencias inmediatas con pacientes como los del caso de fisioterapia lumbar donde su estado motivacional para realizar los ejercicios y su adherencia es bien diferente.

Después de todo podemos llegar a la conclusión, como fisioterapeutas, que para mejorar la adherencia del paciente podemos realizar lo siguiente.

  • Establecer un vínculo con el paciente y ganarnos su confianza
  • Adaptar las prescripciones a la vida diaria del paciente
  • Disponer de un método material de seguir las prescripciones (app, dibujos, videos etc…)
  • Explicar bien sus beneficios y las consecuencias de no realizarlos
  • Asegurarnos de la correcta compresión de los ejercicios y las instrucciones por parte del paciente
  • Hacer entender al paciente que el dolor y el sufrimiento forman parte de la vida
  • Animar al paciente a continuar con su rehabilitación y mostrarle cuáles son sus progresiones y beneficios gracias al tratamiento

Y como fisioterapeuta que se preocupa por la adherencia a sus tratamientos, os aconsejo que no desistáis en vuestra labor de concienciar al paciente y prescribirle instrucciones para casa. Gracias a ello veréis una gran progresión de la evolución de las patologías y mejoría de los pacientes. Con paciencia y voluntad conseguiréis grandes resultados.

Please follow and like us: