PROLAPSOS

Prolapsos

Si hablamos de incontinencia urinaria todo el mundo sabe que es y entiende que afecta a mujeres y a hombres, pero cuando digo la palabra PROLAPSO, casi siempre veo una cara rara que me mira diciendo: “¿eso que es?”. Las mujeres que saben lo que es, bien es porque lo tienen o porque alguien de su entorno lo tiene.

¿Y qué es un prolapso?: un prolapso se define como la salida al exterior de un órgano pélvico a través de la vagina. Vuelvo a ver una cara rara y de asombro que piensa: “madre mía…. ¿eso puede pasar?”… si compañeras, puede pasar y voy a explicaros de manera sencilla porque puede pasar.

El suelo pélvico tiene dos funciones principales: la primera es sostener todos los órganos que se encuentran en el interior de la pelvis, en el caso de las mujeres hablamos de: vejiga, útero, recto y vagina. Y la segunda función principal es el control de las presiones intra-abdominales, es decir, cuando tosemos o estornudamos o hacemos un empuje fuerte con el abdomen, empujamos el suelo pélvico hacia abajo y por lo tanto los órganos también se empujan, pero el suelo pélvico se encarga de contrarrestar ese empuje y aguantarlo, asegurándose de esa manera que todo se quede en su lugar. Para realizar estas funciones, evidentemente, necesitamos que las estructuras que forman el suelo pélvico estén fuertes: que el tejido conjuntivo que forma parte de las estructuras sea de buena calidad, que los músculos, tendones y ligamentos estén en buenas condiciones, al igual que cualquier otra estructura de nuestro cuerpo. Si los ligamentos de una rodilla nos fallan, bien por un proceso degenerativo como una artrosis o bien por una lesión, no podemos caminar, pues lo mismo aquí, si nos fallan los ligamentos o los tendones o la musculatura no podremos mantener los órganos en su lugar de forma correcta y es cuando se corre el riesgo de que “bajen”.

La debilidad de estas estructuras puede deberse a distintos factores, el que más influye suele ser el parto, pero también influyen otros factores como las alteraciones del colágeno, que forma parte del tejido conjuntivo, lesiones neurológicas, cirugías previas ginecológicas, la obesidad, el tabaquismo, la menopausia e incluso actividades laborales o deportivas que impliquen un aumento de la presión abdominal grande.

Para saber el nivel de afectación del prolapso existen dos clasificaciones principales:

  • Por grados
    • Grado I: el descenso es de 1 cm por encima del himen vaginal
    • Grado II: el descenso es de 1 cm +/- por debajo del himen vaginal
    • Grado III: el descenso es de + 1 cm del himen y la protusión no es mayor a 2 cms de la longitud vaginal.
    • Grado IV: la protusión sale de forma evidente por la vagina.
  • Según el órgano que descienda:
    • Uretrocele: la uretra
    • Cistocele: la vejiga
    • Histerocele: el útero
    • Rectocele: el recto, invade la pared vaginal.

Según su grado se establece el tratamiento: conservador o quirúrgico. En el tratamiento conservador es donde intervenimos los fisioterapeutas especialistas en suelo pélvico, en los grados I, II y también en el III para intentar retrasar el mayor tiempo posible la cirugía. En un grado IV el tratamiento es quirúrgico siempre que se pueda, porque la salida al exterior del órgano puede hacer que la mujer tenga afectada hasta la marcha.

 

Existen también unos pequeños instrumentos llamados PESARIOS que se utilizan también como parte del tratamiento en los grados más grandes: II y III. Estos pesarios son como una especie de tampón, con una forma diferente, que se introducen por la vagina y ayudan a mantener el órgano en su lugar. Es  el ginecólogo quien lo introduce y enseña a la mujer su manejo.

 

El tratamiento quirúrgico es más complejo y lo que trata es de reparar aquellas estructuras dañadas (ligamentos, tendones, fascias) o bien colocar sistemas de sujeción que ayuden a mantener el prolapso en su lugar como las mallas. Suele tener más efectos secundarios como dolor abdominal y baja calidad sexual.

El objetivo del tratamiento conservador es fortalecer el suelo pélvico mediante ejercicios que ayuden a aumentar la fuerza de los músculos: ejercicios de entrenamiento muscular del suelo pélvico, hipopresivos o electroestimulación. Pero también hay que enseñar a las mujeres a prevenir la posible aparición de un prolapso. De nuevo vuelvo a la idea de que es importante trabajar nuestro suelo pélvico de la misma forma que trabajamos el resto del cuerpo, desde antes de quedarnos embarazada y después, por supuesto. Debemos trabajarlo bien para que este fuerte y cumpla bien su función, no realizar actividades deportivas que puedan dañarlo en exceso, recuperarnos bien después de un parto. Si te gusta correr o hacer crossfit, que está muy bien para mantenerte saludable, luego no olvides trabajar tu suelo pélvico con hipopresivos y ejercicios de suelo pélvico. Si tu trabajo implica muchas horas de pie, hablando mucho, levantarte y agacharte, lo mismo, luego compensa realizando ejercicios correctos específicos para fortalecer tu suelo pélvico.

El prolapso no es una patología que afecte a mujeres menopaúsicas mayores, no se resuelve con una compresa, el prolapso afecta a mujeres jóvenes, que ven como se afecta su calidad de vida bastante, sobre todo a nivel sexual. A nivel profesional, debo decir que los abdominales hipopresivos me han ayudado mucho a recuperar prolapsos grado I, por un parto, y que hemos recuperado de forma temprana y con buenos resultados.

No lo olvides, tu suelo pélvico es parte de ti, aunque no lo veas, lo sientes y debes tratarlo bien, trabajarlo y mantenerlo sano. Después de un parto es tan importante recuperar tu abdomen como tu suelo pélvico y a veces nos olvidamos de él, nos ponemos como locas a hacer abdominales hiperpresivos, con la obsesión de que nuestro abdomen vuelva a su sitio y le hacemos un daño irreparable a nuestro suelo pélvico. El suelo pélvico de una mujer recién parida, aunque el parto haya sido el mejor del mundo, está debilitado y debe recuperarse de forma adecuada para impedir que pueda ocurrir algo como un prolapso, es muy importante recuperarse bien con todas las garantías posibles.

Zara Ramírez.

Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico.

Please follow and like us:

¿EL MASAJE ESTÁ EN DESUSO?

Me he animado a escribir este artículo debido al trato despectivo que últimamente he visto por parte de los fisioterapeutas hacia una técnica ancestral de la cual soy un verdadero admirador.

Se trata de algo tan conocido como el masaje. Una técnica milenaria que últimamente veo menospreciada por aquellos que deberían respetarla y dominarla. Y sí, el masaje es una técnica manual que desde la madre que pone crema a su bebé, la pareja que juega con su amante o el anciano que se frota las doloridas articulaciones todo el mundo usa.

Intentando imaginar el motivo del menosprecio se me ocurre en primer lugar que es una técnica pesada físicamente y que puede resultar agotadora. Usar una técnica adecuada te puede permitir dar masaje durante muchas horas y ahí reside el problema. En las universidades el masaje se enseña de manera muy superficial. Fuera de la universidad ahora resulta más rentable cualquier otro curso. Hace mucho que no veo ofertado un curso de masaje para fisioterapeutas.

En segundo lugar imagino que para muchos fisioterapeutas puede resultar una técnica pobre incapaz de abarcar todas las patologías que tratamos. Desde luego el masaje no soluciona todos los problemas pero ahí reside la habilidad de cada profesional para combinar todos sus conocimientos y alcanzar su fin. Para ello el masaje es una poderosa herramienta que puede convertirse perfectamente en la técnica principal de muchísimos tratamientos.

Massage

Decidí estudiar fisioterapia por mi pasión por el masaje y por ello igual me cuesta encontrarle matices negativos. Por eso os animo a que deis vuestra opinión. Debo matizar que al referirme al masaje quiero decir un masaje profundo, terapéutico, con el ritmo y la presión adecuada, un masaje que no solo trata sino que sirve para diagnosticar, un masaje que además de activar la circulación, descontractura y todo ello en el orden, la velocidad, el lugar y el ambiente adecuado.

La realidad es que los pacientes lo demandan y se quejan de no recibirlo con la calidad que esperan en muchas clínicas y por mi propia experiencia he de reconocer lamentablemente que los mejores masajes que he recibido no han sido realizados por fisioterapeutas.

Si has leído hasta aquí sería un placer leer tu opción tanto si eres fisioterapeuta como si eres usuario de nuestros servicios.

 

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

RECUPERACIÓN POSTPARTO: ¿ABDOMINALES SÍ O NO?

Después del parto suceden muchas cosas y una de ellas es que te llevas un susto cuando te miras el abdomen. “¿Como puede ser que el bebé este fuera y yo tenga todavía esta barriga?” Te angustias preguntándote si volverá de nuevo a su sitio. Pero tranquila, hay vida después del parto, tu abdominen volverá de nuevo a su sitio, solo hay que darle tiempo y hacer las cosas bien.

Esta hinchazón del abdomen se debe principalmente a dos causas: el crecimiento uterino (el útero aumenta hasta 20 veces su peso y 1000 veces su capacidad inicial) y la diástasis abdominal (la separación de los músculos abdominales por la línea alba). El útero debe volver a su lugar y a su tamaño y los rectos abdominales deben juntarse de nuevo.

El postparto inmediato dura unas 6 semanas y 8 en el caso de cesárea, es el tiempo aproximado que necesita el cuerpo de la mujer para ir poco a poco volviendo al estado previo al embarazo. No es recomendable que durante ese tiempo forcemos nuestro cuerpo, el útero poco a poco irá recuperando su forma y su posición. Sin embargo es el momento ideal para trabajar nuestro suelo pélvico y que de ese modo realice de nuevo una de sus funciones principales, sostener los órganos pélvicos.

brunette woman doing a sit up

Los músculos abdominales hay que comenzar a trabajarlos a partir de ese postparto inmediato pero debemos tomar precauciones pues no todos los ejercicios abdominales son seguros. Los ejercicios en el postparto deben ayudarnos a cerrar la diástasis abdominal y recuperar la faja abdominal, todo ello respetando el suelo pélvico, sin provocar empujes que lo debiliten o puedan provocar el descenso de algún órgano (prolapsos). Los ejercicios abdominales clásicos, tipo “crunch”,no cumplen con ninguno de estos requisitos.

Los estudios lo han demostrado, los abdominales tradicionales en los que se sube la cabeza hacia el abdomen separan más la línea alba y empujan el suelo pélvico. Son abdominales hiperpresivos que ejercen una gran presión sobre los músculos pélvicos, una musculatura que en un postparto esta débil. Sin embargo los abdominales hipopresivos, trabajan el abdomen sin ejercer ningún daño sobre el suelo pélvico y además contribuyen a que se eleve y fortalezca, trabajando de forma directa e indirecta.

Es una técnica basada en la respiración y el control postural, donde el abdomen trabaja a muy baja presión y sin empujes. Elevamos la parrilla costal y con ayuda del diafragma trabajamos el abdomen sin presiones peligrosas para el suelo pélvico ayudando a su vez a mejorar nuestra postura.

IMG_0042

Personalmente utilizo esta técnica tanto en mis clases colectivas de recuperación postparto como en mis tratamientos en consulta ya sea para tratar las incontinencias como los prolapsos (descenso de un órgano por la cavidad vaginal) con muy buenos resultados.

Cuando “mis mamis” me preguntan por el postparto, siempre intento que entiendan que todo volverá a su lugar, con paciencia y con cariño y sobre todo con esfuerzo, pero que es importante hacer las cosas de la forma adecuada. Es muy importante valorar el cuerpo de la mujer, comprobar su diástasis abdominal y el estado de su suelo pélvico. Y tras este análisis acudir a los profesionales adecuados para lograr la total recuperación sin correr riesgos para la salud.

EN EL POSTPARTO ABDOMINALES SÍ, PERO HIPOPRESIVOS.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta

 

Please follow and like us:

LOS ORÍGENES DEL PILATES

Seguro que todos los que practican Pilates se han preguntado alguna vez de donde viene dicho entrenamiento, cuáles fueron sus orígenes… El método pilates debe su nombre a su creador, Joseph Hubertus Pilates.

Joseph nacido en Alemania en 1880 fue un niño con muchos problemas de salud y por ese motivo mostró mucho interés por el funcionamiento del cuerpo humano. Durante la primera guerra mundial fue apresado en un campo de concentración inglés y aquí desarrolló una serie de ejercicios para ayudar al resto de reclusos a mantenerse en forma utilizando camas, cuerdas y poleas.
Con el tiempo desarrolló muchos ejercicios no solo en las “camas” adaptadas sino también ejercicios en el suelo o en una colchoneta.

pilates, origenes, relajacion, wellness
En 1923 se trasladó junto a su mujer Clara a Nueva York y abrió  un estudio para enseñar su método. Inicialmente se hizo popular entre coreógrafos y bailarines consiguiendo evitar lesiones y acelerando su recuperación cuando las padecían. Llamó “Contrología” a su método y escribió un par de libros sobre el tema.

En 1967 falleció y su esposa continuó con el estudio y aunque Joseph no formó expresamente profesores de su método, varios de sus alumnos abrieron centros para enseñar su práctica.

A lo largo de los años diferentes autores han escrito libros basándose en el tema y en la actualidad son muchas las variantes y añadidos que se han aplicado al método, no obstante todas estas modalidades respetan (o deberían) los principios fundamentales del pilates:

  • Alineamiento
  • Centralización
  • Concentración
  • Control
  • Precisión
  • Fluidez
  • Respiración

Entren los beneficios del Pilates, que cada vez estan siendo mas conocidos por una amplia parte de la sociedad, por el aumento de practica del metodo, destacan que:

  • Tonifica y moldea los músculos
  • Genera Mayor flexibilidad, destreza, agilidad y coordinación de movimientos
  • Fortalece el abdomen
  • Corrige y mejora la postura
  • Estiliza la figura
  • Reduce el estrés
  • Aumenta la elasticidad

Como sabéis esta es la semana del Pilates en Zensya anímate y ven a probar una clase con nosotros. ¡¡Seguro que repites!!

Un saludo a todos.

Please follow and like us:

FLEXIÓN ALTERNA DE CADERAS

Seguimos con los ejercicios para tratar y prevenir la lumbalgía (dolor lumbar).

Este es un ejercicio muy básico basado en los ejercicios de Williams. es accesible a todo el mundo y trabaja de una manera suave los abdominales y el psoas a la vez que se estira la zona lumbar.

Se trata de coordinar tres elementos para sacarle el mayor partido. Exhalación, flexión de cadera, contracción del transverso abdominal.

En el momento de soltar el aire debemos llevar una rodilla al pecho mientra metemos el ombligo (contracción del transverso abdominal) Aunque al principio pueda parecer difícil la coordinación de los 3 elementos una vez realizadas varias repeticiones el ejercicio se automatiza.

Lo ideal es realizarlo después del ejercicio “Retroversión pélvica” que aparece también en el blog y en el canal de youtube.

¡¡¡A trabajar!!!

Flexión alterna de caderas

Flexión alterna de caderas – pincha aqui –

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

 

Please follow and like us:

RETROVERSIÓN DE PELVIS

Continúo con mis entradas en el blog para ofreceros una serie de herramientas útiles para mejorar vuestras dolencias.

El ejercicio de hoy es una variante de uno de los ejercicios de Williams. Básicamente consiste en realizar una retroversión pélvica para estirar la musculatura lumbar. Es un buen ejercicio para calentar antes de cualquier serie de entrenamiento lumbar, pero también es ideal para finalizar relajando la zona.

La clave del ejercicio reside en que el movimiento se realiza con la musculatura abdominal de manera que nos ayuda a reforzarla proporcionando protección a esa zona.

Personalmente he añadido al ejercicio clásico la contracción del transverso abdominal, por eso en el vídeo indica que hay que “meter ombligo” un instante antes de realizar la retroversión. Es una manera más completa de trabajar los abdominales.

Este ejercicio esta indicando incluso en lumbalgias agudas. Ayuda a relajar la zona y aliviar el dolor. Se puede hacer tumbado en la cama no es necesario recurrir a una superficie dura.

Ante cualquier duda se debe preguntar al fisioterapeuta. En Zensya estaremos encantados de ayudarte.

Retroversión pélvica

vlcsnap-2016-06-02-09h55m20s343

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

Please follow and like us:

APRENDER A RESPIRAR

Esta es la primera entrada del blog de Zensya.

Voy a intentar realizar una entrada semanal con ejercicios muy sencillos de realizar y que tienen un gran valor terapéutico.

He grabado estos vídeos partiendo de la necesidad de muchos de mis pacientes de realizar ejercicios terapéuticos en sus domicilios. Por mucho que dediquemos tiempo en la consulta a explicarlos lo ideal es tener acceso a estos vídeos y así poder recurrir a ellos cuando sea necesario.

Este primer vídeo es simplemente una introducción. He visto que muchas personas presentan dificultad para respirar conscientemente con el diafragma, así que como muestra el vídeo la idea es tomar aire de modo que solo el abdomen se desplace mientras la caja torácica permanece estática.

¡Venga, a practicar!

La semana que viene empezaremos con los ejercicios lumbares.

Foto. Aprender a respirar

Aprender a respirar. Zensya -pincha aquí-

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

Please follow and like us: