TALLERES EN ZENSYA

En Zensya realizamos talleres tanto en nuestras instalaciones como en las empresas. Algunos de ellos van destinados a convertirse en actividades frecuentes como ocurre con las clases de pilates. A continuación una muestra de alguno de ellos.

TALLER DE ENSALADAS

Debido a la demanda de muchos trabajadores, que deben comer fuera de casa, hemos realizado este taller en diferentes empresas. De este modo aprenden a realizar ensaladas con todos aquellos nutrientes necesarios para llevar una alimentación completa y equilibrada.

La clave es hacer participar a todos y que prueben  los diferentes tipos de ensaladas para que disfruten y experimenten con la introducción de alimentos menos frecuentes pero que proporcionan un gran aporte nutricional.

En los talleres prácticos buscamos grupos relativamente reducidos para mejorar la experiencia. Intentamos acoplarnos a las necesidades y horarios de las empresas y de los trabajadores. Otras opciones demandadas son talleres de desayunos saludables o talleres de nutrición especifica para aumentar la concentración, combatir el estrés o mejorar en el deporte.

Si como trabajador o empresario tienes una idea nosotros os ayudamos a llevarla a término.

 

JORNADAS DE PODOLOGÍA

Hemos acercado la podología a las empresas con gran éxito. Nuestros podólogos suelen hacer una visita completa donde realizan quiropodias y “estudios de la pisada”. Si además fuera necesario la elaboración de plantillas y estudios más minuciosos ofrecemos realizarlos en nuestras instalaciones aplicando un descuento.

Los “estudios de la pisada” se realizan para cerciorarse del correcto apoyo y de no ser éste el adecuado recomendar y hasta realizar plantillas correctoras.

En las quiropodias son muchos los problemas de los pies que pueden ser tratados como las “uñas encarnadas” o las “duricias” o “callos”

 

INTELIGENCIA EMOCIONAL EN LA INFANCIA

En las propias instalaciones de Zensya nuestra psicóloga realiza talleres que puedan ser interesantes para nuestros clientes. El de inteligencia emocional fue un exitazo. Siempre estamos dispuestos a escuchar vuestras sugerencias.

NUTRICIÓN INFANTIL

Otro de los talleres que hemos hecho en nuestra propia sala ha sido el de “Nutrición infantil” organizado por nuestra nutricionista. Consistió en una parte teórica y una práctica donde las mamis pudieron degustar diferentes opciones saludables para sus pequeños.

Please follow and like us:

¡ZAPATERO A TUS ZAPATOS! – Onicomicosis

Estoy realmente indignada con las cosas que me cuenta la gente que oye o que oigo yo misma y por eso he decido escribir esta entrada.

Hoy, sin ir más lejos, una amiga ha ido a un centro de estética para que le pintaran las uñas. Tras hacerle las manos iban a pasar a los pies, pero al ver que no tenía las uñas en perfecto estado han decidido diagnosticarle una onicomicosis. ¡Así la han llamado! Cuando primero, no pueden diagnosticar; segundo, no pueden tratar este tipo de afectaciones; tercero, la única forma de saber al 100% que se trata de un hongo es haciendo un cultivo, cosa que tampoco podrían solicitar.

Os nombraré alguna de las barbaridades que han pasado a comentarle después de esto:

  • Que tenía una onicomicosis pero que no se preocupara, que no era un hongo (la mayor controversia que he oído en mucho tiempo, ya que la onicomicosis es la infección de las uñas por hongos).
  • Luego ha pasado a inventarse el mecanismo de crecimiento de un hongo, porque según él empiezan siempre en el mismo sitio y crecen de la misma manera y hacia la misma dirección todos.
  • Que no se preocupara que se lo podía curar en ese mismo instante, con una sesión de láser. Tras negarse mi amiga ha insistido tanto que ha tenido que decirle no, es que tengo amigos podólogos, prefiero preguntar primero a un profesional de esto. A lo que ha pasado a decirle que no, que un podólogo no le puede hacer eso, que ellos solo quitan los callos y hacen plantillas, que las onicomicosis las tratan con cremas sólo, y no son eficaces…

Sinceramente, sé que sólo quería vender un tratamiento para amortizar la máquina que se había comprado. Más que nada porque a mi amiga le costó mucho salir del sitio.

Pero para que entendáis mejor mi cabreo, he de añadir que, casualmente, en este caso en concreto, yo anteriormente había tenido una conversación con esta persona, iniciada por él, porque al enterarse de que yo era podóloga quiso saber cómo trataba los hongos, si utilizaba láser, me contó que él sí, me preguntó si me interesaría trabajar en su centro de estética… A todo esto yo, muy educadamente, le estuve explicando que eso no podía ser, que un esteticista no puede tratar una onicomicosis porque es un tratamiento sanitario no de estética (en este momento me hizo explicarle el por qué también… que fue claro: porque lo dice la ley, supongo que porque nos hacen estudiar una carrera universitaria para ello), que yo no podía trabajar en un centro que tuviera servicios de estética porque la ley no lo permite, que necesitaría un registro sanitario y si se lo concedieran no podría tener servicios estéticos, a no ser que fueran ejecutados por médicos (dermatólogos, cirujanos, …) pero en ningún caso por esteticistas.

No quiero obviar la falta de conocimientos que me demostró al comentarme que con el láser conseguía en una sesión eliminar todas las bacterias y así desaparecía el hongo. Aquí fui yo la que me equivoqué, porque estuve explicándole que eso no era así, que un hongo no es una bacteria, lo cual me discutió hasta que entendió que se trata de microorganismos totalmente diferentes y no tienen por qué darse juntos. También me equivoqué al corregirle en varios conceptos más erróneos que me demostró tener. Pensé que le había dejado claro lo que había, porque pareció asumirlo todo, pero hoy, más de dos meses después, aún me he dado cuenta que me equivoqué en algo más… ¡En no tomar las medidas oportunas!

Por supuesto, voy a dejar constancia de todo esto en el Ilustre Colegio Oficial de Podólogos de la Comunidad Valenciana, que estoy segura que tomará las medidas oportunas.

Os animo a que hagáis lo mismo cuando tengáis indicios de cosas similares, porque es algo muy grave, que nos hace daño a todos, sí a TODOS, ¡TODOS! Tanto a los profesionales como a los clientes, que son atendidos, a veces sin ser conscientes, por personas no cualificadas para los tratamientos que realizan.

 

Regina Beltrán.

Podóloga.

Please follow and like us:

RUNNING Y SUELO PÉLVICO

El deporte es muy sano y muy necesario para llevar un estilo de vida saludable, en eso estamos todos de acuerdo, pero como fisioterapeuta, también sé que hay deportes más y menos adecuados, según la patología o las características del paciente, y como además soy mujer y mi especialidad es el suelo pélvico, también sé que hay deportes que tienen un mayor impacto sobre mi suelo pélvico y pueden ocasionarme un problema, y estoy hablando por ejemplo del RUNNING.

El running es el deporte más fácil del mundo: no requiere casi nada de inversión, únicamente unas buenas zapatillas y ropa cómoda. En todas las ciudades hay lugares habilitados para correr, y además ayuda a mantener el peso, a liberar estrés, te permite estar en contacto con la naturaleza. A mí personalmente, me encanta. Después de un día agotador no hay para mí mayor placer que echar a correr, con la música bien alta. Hay quien medita, pues yo corro y todo lo rápido que puedo.

Después de un parto, buscamos recuperar nuestra figura lo antes posible, volver a estar como antes, y es muy habitual ver a mamis empujando el carrito del bebe y corriendo. Muchas ya corrían antes del embarazo, algunas incluso lo han hecho durante el embarazo y después quieren volver lo antes posible, pero es un error que puede traernos graves consecuencias: prolapsos (salida al exterior por la vagina de algún órgano pélvico como la vejiga o el útero), incontinencia urinaria y falta de calidad orgásmica, entre otras.

Cada vez que el pie impacta contra el suelo, se produce un aumento de presión en el suelo pélvico, es muy importante esto, porque un suelo pélvico que no esté fuerte no podrá aguantar está presión, lo que significa que no podrá sostener a la vejiga y al útero en su sitio, y por muy bien, que haya ido la cosa, después de un embarazo y un parto, la musculatura pélvica está débil.

Por supuesto, que no hay que dejar de practicar este deporte por ser mujer o ser madre, simplemente hemos de tener unas precauciones, utilizar nuestro sentido común: antes de nada hay que saber cómo se encuentra nuestra musculatura perineal:

* Si acabas de parir, generalmente ocurren dos cosas: tus músculos perineales están débiles y puedes tener algún quilo de más. No debes comenzar a correr hasta que no sepas como están tus músculos perineales y le quites un poco de presión a la zona abdominal, es decir hayas bajado algo de peso. Lo ideal es caminar en estos primeros meses (entre 3 y 6 meses), hacer hipopresivos y fortalecer de nuevo la musculatura pélvica.

* Si eres corredora habitual, aunque no hayas sido mama aún, es también importante que sepas como esta tu suelo pélvico. Y que incorpores a tu rutina diaria los hipopresivos y el entrenamiento de la musculatura perineal.

* Si además de corredora también vas al gimnasio a hacer pesas, máquinas y crossfit, con un montón de sentadillas, jumpings, abdominales tipo “crunch”, lunges…., con más motivo aún debes averiguar cómo está tu suelo pélvico e introducir en tu rutina, por un lado los abdominales hipopresivos y por otro lado el entrenamiento muscular del suelo pélvico.

* Si tienes sobrepeso, quieres adelgazar y has comenzado a correr, también debes tener en cuenta, que el sobrepeso ya supone un aumento de la presión en el suelo pélvico, averigua como está, comienza caminando hasta que hayas perdido unos quilos, y poco a poco introduce la carrera, los hipopresivos y el entrenamiento de la musculatura perineal.

* Y por supuesto, si eres corredora y tienes problemas de incontinencia urinaria, debes hacerte una valoración para saber el estado de tus músculos perineales, saber dónde está la causa y tratarla, no agravar más el problema.

Como consejos generales para todas:

* Intentar correr siempre en tierra, el asfalto supone un mayor impacto sobre el suelo pélvico.

* Combinar la carrera con otra actividad de cardio que sea menos agresiva para el suelo pélvico: elíptica, bicicleta, caminar, nadar.

 

RUNNING Y EMBARAZO

Tanto el embarazo como correr suponen un aumento de la presión en el suelo pélvico y aunque correr no está contraindicado en la mujer gestante; siempre y cuando este acostumbrada a correr de forma previa, el embarazo transcurra con normalidad y no más allá de las 25 semanas; si se hace sin saber cómo está la musculatura perineal y sin fortalecer los músculos pélvicos, puede aparecer incontinencia, ya que el suelo pélvico no puede gestionar bien la presión y la musculatura no puede cerrar bien los esfínteres, tanto el uretral como el de la vejiga, y la orina acaba escapándose.

En conclusión, si te gusta correr sigue haciéndolo, pero:

1. Acude a un fisioterapeuta especializado y averigua cuál es el estado de tu suelo pélvico.

2. Entrena de forma diaria tu suelo pélvico: el fisioterapeuta te enseñara la rutina diaria que tienes que hacer y como progresar en ella, para aumentar la fuerza y la resistencia de tu suelo pélvico.

3. Realizas abdominales hipopresivos: estos abdominales trabajan el transverso del abdomen y el suelo pélvico a la vez.

 

Zara Ramírez. Fisioterapeuta especialista en Suelo Pélvico.

Please follow and like us:

TÓCATE LOS HUEVOS contra la infertilidad

En Zensya atendemos a muchas embarazadas, realizamos clases de pilates adaptadas, tratamos sus molestias físicas, adecuamos su dieta alimenticia… pero también atendemos a muchas mujeres que desean ser madres y están pasando por ese proceso, a veces complicado, de quedarse embarazadas.

El otro día me llamó mucho la atención que una de nuestras amigas nos contara que tras hacerse pruebas de fertilidad en la “Seguridad Social” y determinar que ella era totalmente fértil pero que él tenía poca cantidad de espermatozoides fuese ella la que tuviera que empezar a hormonarse para comenzar con el proceso de fecundación “in vitro”.

Le pregunté si le habían dado ciertas recomendaciones al hombre tales como utilizar ropa interior más suelta, dejar de llevar pantalones ajustados o realizarse masajes testiculares, a lo que ella me respondió que no. Y aquí es donde me animé a escribir sobre este problema. En este caso la parte de la pareja que tiene problemas de fertilidad es el hombre y sin embargo a él no le piden ningún cambio de hábito, toma de medicación, ni molestos procesos de hormonación y punciones ováricas. Varios días después otra amiga nos contaba un caso similar.

Después de buscar mucha información sobre estadísticas de infertilidad, los datos más recientes hablan de que el 30% de las infertilidades se deben exclusivamente al hombre y hay otro 20% de problemas conjuntos. De forma que el hombre estaría presente en el 50% de las infertilidades a nivel estadístico.

 

¿QUE PODEMOS HACER?

  • Los testículos deben estar entre 1 y 2 grados por debajo de la temperatura corporal para producir esperma de calidad, es por ello que los mamíferos los tenemos separados del cuerpo. Evitar ropa interior que presione los testículos al cuerpo, evitar pantalones ajustados y no acercar los testículos a fuentes de calor, como poner el ordenador portátil en el regazo, nos ayudará a empezar a mejorar el esperma.

 

  • Literalmente los mamíferos en la naturaleza llevan los “huevos colgando” y no es únicamente por rebajar esos dos grados su temperatura sino también porque el movimiento de los testículos los masajea y hace aumentar su producción. En este caso podemos ayudar masajeando los testículos regularmente. Existen técnicas específicas que podéis buscar en internet pero todas se basan en dar movilidad a la zona. Esta técnica también mejorará las erecciones.

 

  • Mejorar hábitos de alimentación y aumentar la actividad física también mejorará la calidad del esperma. Los espermatozoides no dejan de ser células vivas. Si tú estás mejor alimentado ellos también lo estarán y si haces más deporte más aporte de sangre con nutrientes y oxigeno recibirán dichas células. También hay varios suplementos que podrían ayudar, la mayoría de ellos contienen Vitamina C, vitamina E, vitamina B2, Selenio, Zinc, Cobre y Manganeso.

 

  • Luchar contra el estrés y la ansiedad te podrá ayudar a mejorar el metabolismo y por lo tanto mejorará la calidad del semen.

 

Por lo tanto la infertilidad no sólo se trata de la mujer, los hombres podemos hacer mucho y de una manera más fácil y económica. ¿No deberíamos empezar por aquí?

 

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us: