¿EL MASAJE ESTÁ EN DESUSO?

Me he animado a escribir este artículo debido al trato despectivo que últimamente he visto por parte de los fisioterapeutas hacia una técnica ancestral de la cual soy un verdadero admirador.

Se trata de algo tan conocido como el masaje. Una técnica milenaria que últimamente veo menospreciada por aquellos que deberían respetarla y dominarla. Y sí, el masaje es una técnica manual que desde la madre que pone crema a su bebé, la pareja que juega con su amante o el anciano que se frota las doloridas articulaciones todo el mundo usa.

Intentando imaginar el motivo del menosprecio se me ocurre en primer lugar que es una técnica pesada físicamente y que puede resultar agotadora. Usar una técnica adecuada te puede permitir dar masaje durante muchas horas y ahí reside el problema. En las universidades el masaje se enseña de manera muy superficial. Fuera de la universidad ahora resulta más rentable cualquier otro curso. Hace mucho que no veo ofertado un curso de masaje para fisioterapeutas.

En segundo lugar imagino que para muchos fisioterapeutas puede resultar una técnica pobre incapaz de abarcar todas las patologías que tratamos. Desde luego el masaje no soluciona todos los problemas pero ahí reside la habilidad de cada profesional para combinar todos sus conocimientos y alcanzar su fin. Para ello el masaje es una poderosa herramienta que puede convertirse perfectamente en la técnica principal de muchísimos tratamientos.

Massage

Decidí estudiar fisioterapia por mi pasión por el masaje y por ello igual me cuesta encontrarle matices negativos. Por eso os animo a que deis vuestra opinión. Debo matizar que al referirme al masaje quiero decir un masaje profundo, terapéutico, con el ritmo y la presión adecuada, un masaje que no solo trata sino que sirve para diagnosticar, un masaje que además de activar la circulación, descontractura y todo ello en el orden, la velocidad, el lugar y el ambiente adecuado.

La realidad es que los pacientes lo demandan y se quejan de no recibirlo con la calidad que esperan en muchas clínicas y por mi propia experiencia he de reconocer lamentablemente que los mejores masajes que he recibido no han sido realizados por fisioterapeutas.

Si has leído hasta aquí sería un placer leer tu opción tanto si eres fisioterapeuta como si eres usuario de nuestros servicios.

 

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

RECUPERACIÓN POSTPARTO: ¿ABDOMINALES SÍ O NO?

Después del parto suceden muchas cosas y una de ellas es que te llevas un susto cuando te miras el abdomen. “¿Como puede ser que el bebé este fuera y yo tenga todavía esta barriga?” Te angustias preguntándote si volverá de nuevo a su sitio. Pero tranquila, hay vida después del parto, tu abdominen volverá de nuevo a su sitio, solo hay que darle tiempo y hacer las cosas bien.

Esta hinchazón del abdomen se debe principalmente a dos causas: el crecimiento uterino (el útero aumenta hasta 20 veces su peso y 1000 veces su capacidad inicial) y la diástasis abdominal (la separación de los músculos abdominales por la línea alba). El útero debe volver a su lugar y a su tamaño y los rectos abdominales deben juntarse de nuevo.

El postparto inmediato dura unas 6 semanas y 8 en el caso de cesárea, es el tiempo aproximado que necesita el cuerpo de la mujer para ir poco a poco volviendo al estado previo al embarazo. No es recomendable que durante ese tiempo forcemos nuestro cuerpo, el útero poco a poco irá recuperando su forma y su posición. Sin embargo es el momento ideal para trabajar nuestro suelo pélvico y que de ese modo realice de nuevo una de sus funciones principales, sostener los órganos pélvicos.

brunette woman doing a sit up

Los músculos abdominales hay que comenzar a trabajarlos a partir de ese postparto inmediato pero debemos tomar precauciones pues no todos los ejercicios abdominales son seguros. Los ejercicios en el postparto deben ayudarnos a cerrar la diástasis abdominal y recuperar la faja abdominal, todo ello respetando el suelo pélvico, sin provocar empujes que lo debiliten o puedan provocar el descenso de algún órgano (prolapsos). Los ejercicios abdominales clásicos, tipo “crunch”,no cumplen con ninguno de estos requisitos.

Los estudios lo han demostrado, los abdominales tradicionales en los que se sube la cabeza hacia el abdomen separan más la línea alba y empujan el suelo pélvico. Son abdominales hiperpresivos que ejercen una gran presión sobre los músculos pélvicos, una musculatura que en un postparto esta débil. Sin embargo los abdominales hipopresivos, trabajan el abdomen sin ejercer ningún daño sobre el suelo pélvico y además contribuyen a que se eleve y fortalezca, trabajando de forma directa e indirecta.

Es una técnica basada en la respiración y el control postural, donde el abdomen trabaja a muy baja presión y sin empujes. Elevamos la parrilla costal y con ayuda del diafragma trabajamos el abdomen sin presiones peligrosas para el suelo pélvico ayudando a su vez a mejorar nuestra postura.

IMG_0042

Personalmente utilizo esta técnica tanto en mis clases colectivas de recuperación postparto como en mis tratamientos en consulta ya sea para tratar las incontinencias como los prolapsos (descenso de un órgano por la cavidad vaginal) con muy buenos resultados.

Cuando “mis mamis” me preguntan por el postparto, siempre intento que entiendan que todo volverá a su lugar, con paciencia y con cariño y sobre todo con esfuerzo, pero que es importante hacer las cosas de la forma adecuada. Es muy importante valorar el cuerpo de la mujer, comprobar su diástasis abdominal y el estado de su suelo pélvico. Y tras este análisis acudir a los profesionales adecuados para lograr la total recuperación sin correr riesgos para la salud.

EN EL POSTPARTO ABDOMINALES SÍ, PERO HIPOPRESIVOS.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta

 

Please follow and like us:

LA RESPONSABILIDAD DE LOS PACIENTES

Hace muchos años, cuando estaba en la universidad, recuerdo a uno de los profesores hablando sobre el término “paciente”. Este profesor dijo que estaba en nuestra mano cambiar ese concepto y empezar a utilizar las palabras cliente o usuario, ya que llamarlos pacientes los excluía del tratamiento. Se da a entender que deben ser sujetos pasivos del tratamiento y apelar a la paciencia para que dicho tratamiento haga efecto. En aquel momento y sin haber tratado a ningún cliente todavía no tuvo para mi mucho sentido aquella charla.

Ahora que llevo miles de tratamientos realizados entiendo perfectamente las palabras de aquel profesor y por mucho que intentemos involucrar a los clientes en nuestros tratamientos en ocasiones resulta imposible. Durante muchísimos años la medicina pauta a los enfermos fármacos que los excluyen del tratamiento y que únicamente los responsabiliza de tomárselos con la frecuencia y cantidad adecuada. Los fisioterapeutas hemos heredado esa tendencia en nuestros clientes y son muchos los que únicamente quieren tumbarse en la camilla y ceder toda la responsabilidad al terapeuta.

Cuando un cliente llega a mi consulta y me cuenta sus dolencias, trato de emitir un diagnóstico e inmediatamente después con la ayuda del implicado buscamos las causas o el origen de las mismas. Un accidente fortuito, malas posturas, gestos deportivos u otras muchas causas pueden estar implicadas en sus lesiones y por lo tanto aunque realicemos el tratamiento perfecto y eliminemos todo rastro de lesión el cliente debe asumir la responsabilidad de actuar frente a las causas para evitar la recidiva o la aparición de nuevas lesiones y es aquí­ donde muchas veces nos encontramos con el problema.

Gordo-viendo-television pensando

“Me siento fatal en la silla del trabajo pero para eso vengo, tú arréglame”, “¿Tengo que parar? No, quítame la contractura que el domingo tengo que jugar”, “Ya se que me sobran muchos quilos pero como vengo aquí­ y me dejas como nuevo…” Esto es un ejemplo de lo que escuchamos todas las semanas en la consulta y podría poner muchos más pero cuando hablamos de las pautas domiciliarias ocurre parecido: “No me mandes ejercicios que no los voy a hacer”, “Dime lo que quieras pero no puedo adelgazar”, “Yo si quieres vengo más veces pero no voy a parar de hacer deporte”

Todo es una cuestión de responsabilidad. Las personas deben participar activamente en los tratamientos y no únicamente ser sujetos pasivos de los mismos y nuestra labor como terapeutas es guiarlos para que ello ocurra. Los sanitarios en general debemos utilizar todos nuestros conocimientos para conducir a los clientes hacia una vida más saludable y junto con ellos responsabilizarnos en el proceso.

Obviamente no todas las personas son iguales y los hay muy responsables. Realizan los ejercicios pautados, corrigen sus posturas, mejoran su alimentación y hacen caso a nuestras recomendaciones. Y os aseguro que esos clientes visitan con mucha menos frecuencia las consultas sanitarias.

Debemos dejar de ser “pacientes”.

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta

Please follow and like us:

15 CONSEJOS DE ZENSYA PARA ESTAS NAVIDADES

En Zensya somos un equipo de personas de distintas disciplinas del mundo de la salud; Fisioterapia, Pilates, Nutrición, Podología, Psicología y Actividad Física son las distintas especialidades que se trabajan en la clínica. En estas fechas tan señaladas que se acercan queremos daros 15 consejos para que, sin dejar de disfrutar, podáis contribuir a mantener una buena salud o a mejorarla.

Vamos a daros todos estos consejos desde los distintos puntos de vista de cada uno de nuestros expertos:

PSICOLOGÍA:

  • Disfruta de la navidad como tu lo creas conveniente, no como nos dice la sociedad que se debe disfrutar. Estas fechas resultan muy idilicas tal y  como se nos han presentado tradicionalmente desde medios de consumo (comidas, cenas familiares, regalos, vacaciones, etc.) no obstante no todo el mundo las pasa de esta manera tan idilica. Sea como sea que te llegan a ti estas fechas disfrutalas a tu manera.
  • Disfruta de los detalles. Si tienes la suerte de poder reunirte con los que mas quieres aprovecha para olvidarte de todo el dia a dia y disfruta de ellos. Aprovecha también estos dias para regalarte tiempo de calidad.
  • No te condiciones negativamente con las reuniones familiares: Los momentos que más problemas generan en estas fiestas son precisamente los que menos deberian hacerlo. Preparativos fallidos de comida, discusiones, familiares que no estan ya o que no han podido estar no deben ser los motivos de malos momentos sino detalles para unirse más aun. Una actitud flexible y positiva ayudará.

FISIOTERAPIA:

  • Cuida tu postura. Es importante cuando estés sentado, descansando o buscando juguetes en los centros comerciales.
  • Aunque sea tiempo de acordarse de los demás no olvides a tu cuerpo y si tienes molestias no las dejes que fastidien estos días y cuídate.
  • Si has estado trabajando mucho tiempo, un masaje descontracturante puede ser el regalo que te esté pidiendo para reyes o para papa noel tu cuerpo.

PODOLOGÍA:

  • No te olvides de tus pies, estas fechas son fechas de muchos paseos y tiempo de estar de arriba abajo buscando regalos.

PILATES:

  • Estira la espalda.
  • Tonifica la musculatura del CORE (abdomen y lumbares).
  • No olvides trabajar la respiración en momentos de relax te ayudará a descansar mejor.

NUTRICIÓN:

  • Continua realizando cinco comidas al día: Aunque el equilibrio de las comidas se pierda, porque en algunas haya algo más de exceso, no olvidéis realizar las cinco ingestas.
  • Dulces sí, pero con moderación. Época en la que es dificil no tenerlos encima, los turrones, mazapanes, bombones, etc. deben consumirse con moderación.
  • Acuérdate de las frutas, verduras y hortalizas. Si en los días de comidas o cenas no puedes elegir tu el menú, intenta el resto de día equilibrar la dieta con estos alimentos.

ACTIVIDAD FÍSICA:

  • Realiza un mínimo de 30 minutos de ejercicio al día. Correr, gimnasio o paseos a buen ritmo pueden ser una buena solución.
  • Estira todos tus músculos si puedes, te lo agradecerán.

Estos son los consejos que queremos que tengáis en cuenta en Zensya. Esperamos que estas sean unas fechas inolvidables para todos vosotros y que las paséis dónde las paséis y las paséis con quién las paséis sean una Felices Fiestas.

ZENSYA LES DESEA QUE PASEN UNAS FELICES FIESTAS.

 

Please follow and like us:

INCONTINENCIA URINARIA, ¿TIENE SOLUCIÓN?

Sí, la incontinencia urinaria puede tratarse y curarse en un alto porcentaje de casos. Por supuesto, hay que hacer una correcta valoración, averiguar la causa y el origen y aplicar un tratamiento adecuado.

La incontinencia urinaria puede afectar tanto a hombres como a mujeres, aunque las mujeres la padecen más debido a que tienen un mayor número de factores de riesgo tales como el embarazo, los partos o la menopausia.

Su origen es múltiple: puede venir por una debilidad en el suelo pélvico, después de un embarazo y parto; en la menopausia debido a que el tejido se altera, y esto se une a los partos y embarazos que haya tenido la mujer y a muchas otras causas. En las mujeres también hay que tener en cuenta el deporte que se realiza. Si se une un deporte de impacto a un suelo pélvico débil, hay más probabilidades de padecer una incontinencia urinaria.

En el hombre, casi siempre es secundaria a un problema con la próstata: un tumor prostático o un crecimiento excesivo de la glándula prostática.

Hay muchos tipos de incontinencia urinaria pero las más comunes son:

  • La incontinencia urinaria de esfuerzo: toses y se produce un escape
  • La incontinencia urinaria de urgencia: urgencia de orinar, de forma inmediata y cada poco tiempo.  
  • La incontinencia urinaria mixta: tiene síntomas de las dos anteriores: urgencia miccional y escapes ante los esfuerzos.

En el caso de las mujeres, la sociedad empuja a pensar que con la edad, los embarazos y parto,etc. sea normal que se escapen unas gotas cuando se estornuda, tose, ríe, carga peso, sube escaleras, salta o corre a por el autobús.
Y claro, la solución a esto: usar compresas, eso sí, especificas para tal cosa…

Para una mujer o un hombre, ser incontinente puede suponer un gran problema, tan grande que afecte a su calidad de vida, provocando incluso depresión o aislamiento social, por el miedo a los escapes, los olores. Estar pendiente de la pérdida de orina, o de la necesidad urgente e imperiosa de ir al baño,  interviene en todos los ámbitos de la vida de una persona: nivel social, sexual, laboral y de autoestima.

fisioterapia, suelo, pelvico, incontinencia, urinaria, valencia

La Fisioterapia del Suelo Pélvico trata la incontinencia urinaria de forma conservadora: entrenando la musculatura del suelo pélvico, potenciándola, trabajando elementos muy importantes como el diafragma, y otras muchas técnicas.  Si una persona se opera de una rodilla y le colocan una prótesis de rodilla, luego el Fisioterapeuta le ayuda a recuperar la musculatura que se ha visto afectada y potenciarla, para que pueda volver a caminar.
Del mismo modo, si una persona tiene incontinencia y está se debe a una debilidad de su musculatura pélvica (por ejemplo después de un parto) el Fisioterapeuta le ayuda a entrenar esos músculos y a potenciarlos, y con esto vuelve la continencia.

En Zensya, contamos con una Unidad de Suelo Pélvico, dónde podemos ayudarte. Si tienes problemas de incontinencia urinaria, seas mujer u hombre, consúltanos. Podemos hacer mucho para ayudarte.

Please follow and like us:

FISIOTERAPIA Y CICATRICES

A menudo, observamos que en la naturaleza hay muchos animales y plantas que tienen la capacidad de regenerarse. Una estrella de mar, un lagarto… pierde un trozo y se regenera totalmente. El brazo o la cola nuevos son exactamente iguales al anterior. Esta capacidad no la tenemos los seres humanos por ahora. Podemos reparar las cosas, pero no regenerarlas. Las cicatrices son un claro ejemplo de lo que hablamos; después de una intervención de rodilla, una cesárea o quemadura, podemos reparar la estructura, el tejido dañado, pero no regenerarlo y el resultado suele generar una cicatriz. Esta cicatriz, desde la fisioterapia, hay que tratarla, trabajarla para que no sea un impedimento en la recuperación del paciente. La cicatriz produce una retracción del tejido, lo que puede generar una contractura y como resultado tenemos una limitación del movimiento. Para que nos entendamos, las fibras internas del tejido, se vuelven cuerdas tensas como bridas, que se aprietan mucho y no permiten el movimiento correcto.

El tratamiento de una cicatriz incluye muchos factores:

    • Curas de enfermería para que no se infecte y cierre correctamente.
    • No exponerla a la luz solar, sobre todo al principio. Es muy recomendable utilizar protectores con pantalla total.
    • Mantenerla hidratada: uso de aceites como el de Rosa Mosqueta, son importantes para prevenir una mala cicatrización.
    • Masaje de cicatriz: se debe realizar cuando la cicatriz ya está cerrada y la inflamación inicial comienza a remitir.El objetivo es movilizar los distintos planos de tejido. Romper las bridas que se han formado y las posibles adherencias para darle movilidad al tejido. Muy importante, es que se respeten los tiempos y que la intensidad sea la adecuada, para evitar un efecto rebote. Nunca se aplicará un masaje en una herida abierta o infectada.
    • Estiramientos de la piel: se combinan con el masaje y deben ser suaves para evitar que el tejido se rompa.
    • Siliconas: aplicadas mediante geles de silicona o tiras de silicona. El principal beneficio es la hidratación; la silicona impide que se evapore el agua y ayuda a mantener la zona hidratada para permitir una mejora de la cicatrización. La presión aplicada con la tira de silicona (taping) actúa sobre la fibra de colágeno y le ayuda a recuperar su elasticidad.

cicatrices, cicatriz, fisioterapia, tratamiento

La Fisioterapia trata las cicatrices con:

  • Masaje de la cicatriz: que se encarga de soltar todas esas cuerdas internas que impiden el movimiento, es decir, desbridar. Trabajamos el tejido de la cicatriz, liberando las fibras. Como muchas técnicas, el masaje debe ser aplicado por manos expertas, porque también tiene sus contraindicaciones.
  • Los estiramientos: realizados de forma suave, para evitar retracciones articulares o del tejido, que después limite el movimiento.
  • Férulas: son dispositivos que se colocan en una parte específica del cuerpo: tobillo, codo, dedos, etc. para mantener el rango de movimiento articular que se aconseja. En el caso de las cicatrices, la fisioterapia las usa para evitar que la articulación tratada pierda movilidad, debido a la cicatriz.
  • Tiras de silicona

Después de una cesárea, hay que tratar la cicatriz porque puede ocasionar dolor lumbar, tirantez abdominal. Si hay una intervención de rodilla, una cicatriz excesivamente tirante, puede hacer que la rodilla no se pueda extender totalmente o flexionar. Estos son solo un par de ejemplos, pero hay muchos más.

Recuerda que si tienes una cicatriz, que te molesta: te pica, está más gruesa, sientes que el tejido tira o que al extender el brazo, la pierna, el dedo, etc. te da un tirón la zona, no dejes de consultar con tu fisioterapeuta en Zensya. Te sorprenderá lo mucho que se puede hacer.

Un saludo y nos vemos en nuestro próximo artículo.

Please follow and like us:

FLEXIÓN ALTERNA DE CADERAS

Seguimos con los ejercicios para tratar y prevenir la lumbalgía (dolor lumbar).

Este es un ejercicio muy básico basado en los ejercicios de Williams. es accesible a todo el mundo y trabaja de una manera suave los abdominales y el psoas a la vez que se estira la zona lumbar.

Se trata de coordinar tres elementos para sacarle el mayor partido. Exhalación, flexión de cadera, contracción del transverso abdominal.

En el momento de soltar el aire debemos llevar una rodilla al pecho mientra metemos el ombligo (contracción del transverso abdominal) Aunque al principio pueda parecer difícil la coordinación de los 3 elementos una vez realizadas varias repeticiones el ejercicio se automatiza.

Lo ideal es realizarlo después del ejercicio “Retroversión pélvica” que aparece también en el blog y en el canal de youtube.

¡¡¡A trabajar!!!

Flexión alterna de caderas

Flexión alterna de caderas – pincha aqui –

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

 

Please follow and like us:

RETROVERSIÓN DE PELVIS

Continúo con mis entradas en el blog para ofreceros una serie de herramientas útiles para mejorar vuestras dolencias.

El ejercicio de hoy es una variante de uno de los ejercicios de Williams. Básicamente consiste en realizar una retroversión pélvica para estirar la musculatura lumbar. Es un buen ejercicio para calentar antes de cualquier serie de entrenamiento lumbar, pero también es ideal para finalizar relajando la zona.

La clave del ejercicio reside en que el movimiento se realiza con la musculatura abdominal de manera que nos ayuda a reforzarla proporcionando protección a esa zona.

Personalmente he añadido al ejercicio clásico la contracción del transverso abdominal, por eso en el vídeo indica que hay que “meter ombligo” un instante antes de realizar la retroversión. Es una manera más completa de trabajar los abdominales.

Este ejercicio esta indicando incluso en lumbalgias agudas. Ayuda a relajar la zona y aliviar el dolor. Se puede hacer tumbado en la cama no es necesario recurrir a una superficie dura.

Ante cualquier duda se debe preguntar al fisioterapeuta. En Zensya estaremos encantados de ayudarte.

Retroversión pélvica

vlcsnap-2016-06-02-09h55m20s343

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

Please follow and like us: