RECUPERACIÓN POSTPARTO: ¿ABDOMINALES SÍ O NO?

Después del parto suceden muchas cosas y una de ellas es que te llevas un susto cuando te miras el abdomen. “¿Como puede ser que el bebé este fuera y yo tenga todavía esta barriga?” Te angustias preguntándote si volverá de nuevo a su sitio. Pero tranquila, hay vida después del parto, tu abdominen volverá de nuevo a su sitio, solo hay que darle tiempo y hacer las cosas bien.

Esta hinchazón del abdomen se debe principalmente a dos causas: el crecimiento uterino (el útero aumenta hasta 20 veces su peso y 1000 veces su capacidad inicial) y la diástasis abdominal (la separación de los músculos abdominales por la línea alba). El útero debe volver a su lugar y a su tamaño y los rectos abdominales deben juntarse de nuevo.

El postparto inmediato dura unas 6 semanas y 8 en el caso de cesárea, es el tiempo aproximado que necesita el cuerpo de la mujer para ir poco a poco volviendo al estado previo al embarazo. No es recomendable que durante ese tiempo forcemos nuestro cuerpo, el útero poco a poco irá recuperando su forma y su posición. Sin embargo es el momento ideal para trabajar nuestro suelo pélvico y que de ese modo realice de nuevo una de sus funciones principales, sostener los órganos pélvicos.

brunette woman doing a sit up

Los músculos abdominales hay que comenzar a trabajarlos a partir de ese postparto inmediato pero debemos tomar precauciones pues no todos los ejercicios abdominales son seguros. Los ejercicios en el postparto deben ayudarnos a cerrar la diástasis abdominal y recuperar la faja abdominal, todo ello respetando el suelo pélvico, sin provocar empujes que lo debiliten o puedan provocar el descenso de algún órgano (prolapsos). Los ejercicios abdominales clásicos, tipo “crunch”,no cumplen con ninguno de estos requisitos.

Los estudios lo han demostrado, los abdominales tradicionales en los que se sube la cabeza hacia el abdomen separan más la línea alba y empujan el suelo pélvico. Son abdominales hiperpresivos que ejercen una gran presión sobre los músculos pélvicos, una musculatura que en un postparto esta débil. Sin embargo los abdominales hipopresivos, trabajan el abdomen sin ejercer ningún daño sobre el suelo pélvico y además contribuyen a que se eleve y fortalezca, trabajando de forma directa e indirecta.

Es una técnica basada en la respiración y el control postural, donde el abdomen trabaja a muy baja presión y sin empujes. Elevamos la parrilla costal y con ayuda del diafragma trabajamos el abdomen sin presiones peligrosas para el suelo pélvico ayudando a su vez a mejorar nuestra postura.

IMG_0042

Personalmente utilizo esta técnica tanto en mis clases colectivas de recuperación postparto como en mis tratamientos en consulta ya sea para tratar las incontinencias como los prolapsos (descenso de un órgano por la cavidad vaginal) con muy buenos resultados.

Cuando “mis mamis” me preguntan por el postparto, siempre intento que entiendan que todo volverá a su lugar, con paciencia y con cariño y sobre todo con esfuerzo, pero que es importante hacer las cosas de la forma adecuada. Es muy importante valorar el cuerpo de la mujer, comprobar su diástasis abdominal y el estado de su suelo pélvico. Y tras este análisis acudir a los profesionales adecuados para lograr la total recuperación sin correr riesgos para la salud.

EN EL POSTPARTO ABDOMINALES SÍ, PERO HIPOPRESIVOS.

 

Zara Ramírez

Fisioterapeuta

 

Please follow and like us:

RETROVERSIÓN DE PELVIS

Continúo con mis entradas en el blog para ofreceros una serie de herramientas útiles para mejorar vuestras dolencias.

El ejercicio de hoy es una variante de uno de los ejercicios de Williams. Básicamente consiste en realizar una retroversión pélvica para estirar la musculatura lumbar. Es un buen ejercicio para calentar antes de cualquier serie de entrenamiento lumbar, pero también es ideal para finalizar relajando la zona.

La clave del ejercicio reside en que el movimiento se realiza con la musculatura abdominal de manera que nos ayuda a reforzarla proporcionando protección a esa zona.

Personalmente he añadido al ejercicio clásico la contracción del transverso abdominal, por eso en el vídeo indica que hay que “meter ombligo” un instante antes de realizar la retroversión. Es una manera más completa de trabajar los abdominales.

Este ejercicio esta indicando incluso en lumbalgias agudas. Ayuda a relajar la zona y aliviar el dolor. Se puede hacer tumbado en la cama no es necesario recurrir a una superficie dura.

Ante cualquier duda se debe preguntar al fisioterapeuta. En Zensya estaremos encantados de ayudarte.

Retroversión pélvica

vlcsnap-2016-06-02-09h55m20s343

Raúl García Zapater

Fisioterapeuta e instructor de pilates

Please follow and like us: